Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA REFORMA DEL ESTATUTO CATALÁN

Zapatero dice que el Estatuto catalán precisa "alguna reflexión"

El presidente del Gobierno asegura que ni asume "sin más" ni rechaza frontalmente el texto

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha dicho hoy que el nuevo Estatuto de Cataluña aprobado ayer por el Parlament necesita "alguna reflexión" y que ni lo rechaza frontalmente ni lo asume "sin más". El jefe del Ejecutivo se ha mostrado convencido de que en el trámite del texto en el Congreso se conseguirán conjugar las aspiraciones de Cataluña con el interés general.

Zapatero ha precisado durante una rueda de prensa en León que esa reflexión que, a su juicio, merece el Estatuto es necesaria en cuestiones como el modelo de financiación y las relaciones entre la Generalitat y el Estado, y ante el debate sobre la inclusión del término "nación" ha insistido en su confianza en que se compatibilizará el reconocimiento de la "fuerte identidad de Cataluña" con la Constitución.

El jefe del Ejecutivo, quien ha rechazado que vaya a haber una "tormenta" en el PSOE por el Estatuto y ha dicho que sólo ven riesgo en él los que tienen poca confianza en la democracia, ha señalado que, una vez superada ayer una primera fase en el Parlamento de Cataluña, comienza una segunda "esencial, decisiva y definitiva" en las Cortes. Ante el texto que será tramitado en ellas, Zapatero ha asegurado que no tiene "ni una posición de rechazo ni de asumirlo sin más", y que el objetivo es "encauzarlo para que sea absolutamente respetuoso con los principios constitucionales y el interés y el bien común". "Y creo que lo conseguiremos, y que esta tarea que tenemos por delante y que va a exigir mucho trabajo y mucha buena política, si nos lleva al objetivo que acabo de expresar, habremos dado un paso extraordinariamente positivo para mucho tiempo para Cataluña, para España y para los ciudadanos de todo el país", ha añadido.

Zapatero ha manifestado que "más allá de cualquier consideración concreta sobre cuál puede ser un modelo razonable que garantice los objetivos de la autonomía fiscal y los intereses del Estado y los instrumentos que éste tiene y ha de conservar", antes del proceso en las Cortes el PSOE hará pública una posición de principios sobre los aspectos fundamentales del Estatuto de Cataluña.

Para Zapatero, el proceso abierto es "una gran oportunidad, no un gran riesgo", que hay que afrontar "con normalidad democrática y con voluntad de entendimiento y de acuerdo". Además, ha insistido en que cree que "es perfectamente posible que las aspiraciones de más autogobierno expresadas por el Parlamento de Cataluña sean plenamente compatibles con la aspiración inmensamente mayoritaria de un proyecto común y solidario". También ha garantizado que el Gobierno "hará todo lo que esté en su mano e impedirá que el debate de la reforma sea utilizado para enfrentar territorios o ciudadanos", y se ha mostrado convencido de que eso no sucederá por la madurez de la sociedad.

Zapatero, quien ha defendido el reconocimiento de las identidades territoriales porque suponen un gran valor para el avance del proyecto común de España, ha aprovechado para elogiar "el gran éxito colectivo" del Estado de las Autonomías y, por eso, ha dicho que merece la pena conservarlo y perfeccionarlo.