Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Gobierno rechaza la mesa de diálogo con Batasuna que propone Ibarretxe

De la Vega recuerda al recién elegido 'lehendakari' que el debate político "no debe hacerse en foros paralelos"

El Gobierno se ha unido hoy al PSE y al PP vasco en el rechazo a la creación de una mesa de diálogo fuera del Parlamento que incluya a la ilegalizada Batasuna, propuesta que esbozó el lehendakari Juan José Ibarretxe durante su discurso de investidura.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, la vicepresidenta primera, María Teresa Fernández de la Vega, ha advertido al presidente vasco de que el debate político en Euskadi debe hacerse en el Parlamento y no en "foros paralelos". No ha sido el único mensaje que De la Vega ha lanzado al lehendakari, al que también ha recordado que los ciudadanos vascos depositaron en las urnas un "mensaje inequívoco de cambio", como demuestra el retroceso en cuatro diputados de la coalición PNV-EA. Por ello, ha pedido al presidente vasco que tome nota y no insista en diálogos imposibles con la ilegalizada Batasuna.

La número dos del Ejecutivo se ha limitado a seguir en público la línea aséptica marcada por el ministro para las Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, que en la primera valoración oficial del Ejecutivo sobre la propuesta de Ibarretxe, recordó que "lo que cuenta son los debates y votos del Parlamento". "El Gobierno va a seguir trabajando para mantener el respeto institucional", ha reiterado De la Vega, que no ha descartado que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, reciba al lehendakari antes de las vacaciones de agosto, aunque ha aclarado que dicho encuentro no está previsto en la agenda del Ejecutivo.

Presencia "irrenunciable"

El rotundo rechazo de los partidos constitucionalistas y del propio Gobierno a una negociación extraparlamentaria con Batasuna no ha impedido al PNV defender a capa y espada la inclusión del partido de Arnaldo Otegi en una mesa de diálogo para lograr la normalización política en Euskadi. El presidente peneuvista, Josu Jon Imaz, ha llegado a decir hoy que la presencia de Batasuna es "irrenunciable". También la presidenta del Parlamento vasco, Izaskun Bilbao, que ha acudido hoy al Palacio de la Zarzuela para comunicar al Rey el nombramiento de Ibarretxe, ha apostado por conseguir la paz y la normalización del País Vasco "entre todos".

Imaz tampoco ha ahorrado ataques contra los socialistas vascos, a quienes ha recordado que "la sociedad quiere hechos y avances". "El PSE no deja de mirar atrás y quiere condenar a este país a estar anclado en el pasado", ha criticado Imaz, quien, no obstante, ha considerado que los socialistas son una "pieza básica" en este proceso. Para el político nacionalista "sería un enorme error estratégico que pensásemos hacer este camino sin la presencia de la izquierda abertzale, porque los acuerdos de convivencia para este país nos van a necesitar a unos y a otros".