Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Retirada la última estatua de Franco en Madrid

La figura ecuestre, de siete metros de altura, fue realizada en 1956 por el escultor José Capuz

Esta madrugada ha sido retirada la estatua ecuestre del general Francisco Franco ubicada en la madrileña plaza de San Juan de la Cruz, en Nuevos Ministerios. Durante una cena homenaje a Santiago Carrillo celebrada esta noche en un hotel de Madrid, la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ha confirmado que las instrucciones para el desmantelamiento de la estatua del dictador partieron del Ministerio de Fomento.

Ante la expectación creada por el nutrido grupo de personas que se han congregado en la plaza, haciendo fotografías con sus teléfonos móviles, a la zona han acudido numerosos efectivos de la Policía Nacional y de la Policía Municipal, e incluso un helicóptero policial sobrevuela la zona.

La base en la que se encuentra la estatua había sido rodeada la tarde del miércoles por un andamiaje. A causa del revuelo provocado por la llegada al lugar de los primeros fotógrafos y cámaras de televisión, la Policía Nacional ha obligado a los ciudadanos que se arremolinaban en torno a la estatua que se retiraran de allí.

Varias personas concentradas han lanzados consignas contra el presidente del Gobierno, a quien consideran responsable de la retirada de la estatua de Franco. Junto a la grúa se encuentra estacionado un camión para el posible traslado de la estatua.

La figura ecuestre de Franco está situada desde 1959 en la plaza de San Juan de la Cruz (barrio de Nuevos Ministerios), en la acera del Ministerio de Medio Ambiente. Se trata de una obra del escultor José Capuz, realizada en 1956, y que tiene siete metros y medio de altura. Su autor se inspiró en la figura ecuestre erigida en Padua (Italia) por Donatello en el siglo XVI y dedicada al condottiero Erasmo de Narmi.