Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cinco países de la UE crearán un sistema de intercambio de datos sobre terrorismo

Alemania, ESpaña, Reino Unido, Francia e Italia pondrán además en marcha un sistema de alerta sobre robo de explosivos

Los servicios de seguridad de España, Francia, Alemania, Reino Unido e Italia intercambiarán información sobre terrorismo internacional a través de una red de puntos nacionales de contacto y crearán un sistema de alerta rápida sobre el robo de explosivos. Así lo han acordado hoy los ministros de Interior de estos cinco países, el llamado G-5, que se han reunido en Granada.

Éstos son dos de los principales acuerdos adoptados durante la cumbre informal que ha concluido hoy y que se ha centrado en la lucha contra el terrorismo internacional y el crimen organizado. En la cumbre, los ministros han rubricado una declaración contra el terrorismo, que hace hincapié en la necesidad de deslindar el islam de Al Qaeda y también un reconocimiento expreso a las víctimas de esta lacra. Además, en esta reunión que el ministro del Interior español, José Antonio Alonso, ha calificado de "muy fructífera", se ha acordado, respecto a la lucha contra la delincuencia y el crimen organizado, iniciar los trabajos necesarios para aplicar el principio de "disponibilidad" de la información policial entre los estados miembros.

De esta forma, los policías del G-5 compartirán información sobre huellas dactilares, ADN, balística, inteligencia criminal, desaparecidos, cadáveres no identificados, vehículos robados y usurpación de identidad. Alonso ha detallado los acuerdos adoptados en la sexta cumbre informal del G-5, en una conferencia de prensa que ha ofrecido junto a sus otros cuatro colegas, que han expresado su satisfacción por la acogida dada por las autoridades andaluzas y por los resultados "pragmáticos" del encuentro. El ministro ha incidido en la importancia del intercambio de información para combatir el terrorismo internacional, la delincuencia y el crimen organizado. La creación de la red que han acordado para intercambiar información sobre terrorismo internacional permitirá a las policías del G-5 compartir datos sobre personas sospechosas de estar presuntamente relacionadas con el terrorismo.

Inmigración ilegal y fronteras

"Estamos hablando de aquellas personas sobre las que recaen motivos racionales y suficientes para suponer que puedan estar eventualmente implicadas en actividades terroristas", ha explicado Alonso. Por ejemplo, los Cinco podrán compartir información, según ha comentado el ministro español, sobre personas que han sido adiestradas en campos de entrenamiento de Al Qaeda. Para este intercambio, cada país elegirá un punto de contacto para formar una red entre los Cinco para transmitir de una forma rápida este tipo de información. No obstante, Alonso ha aclarado que este intercambio "no se trata de otra lista que se sobreponga a las que ya existen en las Naciones Unidas y en la UE, ni se trata de crear otra base de datos", sino de "transmitir información desde un punto de vista práctico mediante la interconexión entre las policías".

También en la cumbre se ha abordado la posibilidad de "un eventual instrumento jurídico" para la expulsión de sospechosos de estar relacionados con actividades terroristas y los Cinco han constatado que sus legislaciones son "suficientes" para la expulsión de este tipo de personas. En el caso español, la normativa que lo permite es la Ley de Extranjería. Respecto al sistema de alerta de robo de explosivos, los ministros han creado un Sistema de Alerta Rápida para intercambiar información sobre robos, desapariciones o situaciones de falta de control de explosivos, armas o sustancias nucleares, radiológicas, biológicas o químicas susceptibles de ser utilizadas en atentados terroristas.

Este sistema estará constituido por una red de puntos contacto, uno por cada país, para que la información sea transmitida y recibida con rapidez. Los ministros también han tratado sobre las posibilidades de disponer de un formato compartido de DNI europeo ya que, según Alonso, es "conveniente" para disponer de documentos "más seguros". Otra cuestión que han abordado ha sido Internet: han acordado establecer mecanismos de cooperación mediante la constitución de un grupo técnico de trabajo para controlar el uso que hacen el terrorismo internacional y el crimen organizado. Los ministros también han revisado los avances logrados en la puesta en marcha del sistema de información avanzada sobre pasajeros de líneas aéreas (API) así como de los elementos que debería contener el instrumento jurídico que regule el acceso a los datos de los sistemas de reservas y ventas de las compañías de transporte (PNR). La inmigración ilegal y las fronteras exteriores de la Unión han sido otros temas sobre los que debatieron.