Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS POLÍTICA EN CATALUÑA

Maragall asegura sentirse "como una mujer maltratada" por los ataques de la oposición

Mas insta a ERC a buscar una "alianza alternativa" y al PSC a desmarcarse del presidente

El presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, ha asegurado esta mañana, durante un acto del Gobierno tripartito catalán con motivo del próximo Día de la Mujer, que los ataques de la oposición le hacen sentir "como una mujer maltratada". Estas polémicas declaraciones han sido criticadas por Mujeres Progresisas, cuya presidenta ha afirmado que es una "comparación desafortunada", y por la Red Feminista contra la Violencia de Género, que ha opinado que "Maragall frivoliza el maltrato".

Las salas reales del Palacio de Pedralbes de Barcelona han sido el escenario de un acto al que han asistido unas 500 mujeres, en su mayoría representantes de entidades y asociaciones femeninas, así como de instituciones que trabajan a favor de la igualdad de oportunidades entre hombres y mujeres, y de diversos ámbitos culturales, económicos y políticos de Cataluña. A pesar de la naturaleza del acto, la referencia a la actualidad política ha salpicado la intervención de Maragall, quien ha asegurado que "más allá de los insultos y querellas", en relación a la denuncia interpuesta por CiU por la polémica del presunto cobro de comisiones en las obras públicas, la preocupación de la Generalitat "no va por aquí", sino por temas sociales como la desigualdad de género.

Maragall, tras su discurso, ha evitado pronunciarse sobre la crisis quie vive Cataluña a raíz del socavón del Carmel, aunque ha hecho un breve comentario sobre la situación del Gobierno tripartito, que ha asegurado que "se siente a veces como una mujer maltratada". Siguiendo con esta comparación, el presidente catalán ha reiterado la sensibilidad de la Generalitat por los problemas de las mujeres y ha subrayado que el Gobierno "prefiere sentir desde el punto de vista de la mujer" y "se identifica" con sus problemas. "Espero que dentro de tres años este Gobierno pueda decir que ha sido el Gobierno de las mujeres", ha sentenciado Maragall.

Las críticas del colectivo feminista

En Cataluña, un total de 17 mujeres murieron el año pasado a consecuencia de la violencia de género, unas cifras que hacen que el gobierno catalán esté "especialmente sensibilizado en el compromiso de erradicarla", según ha señalado el conseller en cap de la Generalitat, Josep Bargalló. Las palabras de Maragall han sido criticas por las asociaciones feministas. Enriqueta Chicano, presidenta de la Asociación de Mujeres Progresistas, ha calificado el comentario de "nada afortunado" porque "la comparación no viene a cuento". Chicano ha lamentado que palabras como esas signifiquen "desconocer muchas cosas". Por su parte, Ángeles Álvarez, de la Red Feminista contra la Violencia de Género, ha señalado: "Maragall frivoliza el maltrato".

También el presidente de CiU, Artur Mas, ha considerado hoy "absolutamente desafortunado" que Maragall se haya comparado con las mujeres víctimas de la violencia de género. En la clausura de la XII Escuela de Invierno de CDC celebrada este fin de semana en Seva, Mas ha recordado que el "autor" la crisis política es el propio Maragall, que insinuó en un pleno parlamentario el cobro de comisiones del 3% por parte de anteriores gobiernos de CiU. Así, Mas ha censurado a Maragall por querer presentarse "como una víctima" de los ataques de la oposición, cuando "es él y nadie más" el causante de la "dramática" situación que vive Cataluña.

Al margen de esta crítica, el líder de CiU ha hecho un llamamiento a los dirigentes de ERC para que se planteen "fórmulas alternativas" a su actual alianza de Gobierno con los socialistas, al tiempo que ha instado al PSC a "no dejarse arrastrar por la estrategia suicida" de Maragall. Mas ha advertido a los dirigentes republicanos de que "si insisten en abonar a un Gobierno y a un presidente que llevan a Cataluña hacia un camino muy complicado, también ellos serán directamente responsables de lo que pase". Ante los cerca de 200 cuadros del partido que han asistido a las jornadas de Seva, que tenían el título El nuevo Estatut para Cataluña: nuestras claves, Mas ha pedido a ERC que "no se aproveche en beneficio propio de la delicada situación que vive el país" y no trate de acabar con CiU a "hachazos", como a su juicio intenta el PSC.