Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA CRISIS DEL CARMEL

CiU se querellará contra Maragall por calumnias

La Fiscalía de Cataluña investigará el supuesto cobro de comisiones por parte del partido nacionalista

CiU ha anunciado una querella contra el presidente de la Generalitat, Pasqual Maragall, y su consejero de Obras Públicas, Joaquim Nadal, por haber "calumniado" a su formación al acusarla de cobrar comisiones fraudulentas. En todo caso, deja abierta la posibilidad de retirar la querella si "rectifican".

A esta conclusión ha llegado el partido nacionalista tras más de dos horas de reunión de su ejecutiva. Artur Mas y el secretario general, Josep Antoni Duran Lleida, han alertado de que las insinuaciones de corrupción contra CiU vertidas ayer por Maragall durante el pleno extraordinario sobre los derrumbes del barrio barcelonés del Carmel pueden responder a un "interés" por "dinamitar" el clima político en Cataluña, al poner en duda, "sin aportar pruebas", la "honorabilidad" de la federación nacionalista.

Mas y Duran, que aseguran haber intentado "hasta el último minuto" evitar recurrir a las demandas judiciales por injurias y calumnias, han asegurado que no pretenden "judicializar" la vida política catalana y han apuntado que entre los socialistas hay "gente que no ve claro el resultado de este debate", cuyo "único responsable es Maragall".

La fiscalía toma cartas en el asunto

La crisis desencadenada ayer en el Parlamento catalán por el presidente de la Generalitat al acusar directamente a CiU de corrupción, acusación que retiró cuando los nacionalistas amenazaron con no colaborar en la redacción del nuevo Estatuto, ha tenido hoy su continuación con el anuncio del fiscal jefe del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), José María Mena, de abrir diligencias en relación con el supuesto cobro de comisiones por parte de CiU en la adjudicación de obras.

El fiscal jefe de Cataluña ha firmado personalmente la apertura de esta investigación y ha solicitado a la Mesa del Parlamento catalán el acta de la sesión de ayer. En el escrito en el que pide dicha acta, Mena se hace eco de las informaciones periodísticas en las que se exponen "manifestaciones de las que se podría deducir que se cobraron comisiones irregulares por las obras públicas". Asimismo, apunta que "si se confirman estas insinuaciones" y los hechos denunciados podrían constituir una "infracción penal perseguible de oficio".

Maragall dijo ayer que el "problema" de CiU "se llama 3%", una alusión a supuestos cobros de comisiones. Ante la acusación, Mas amenazó con retirar la colaboración nacionalista para elaborar el nuevo Estatuto, señalando además que Maragall, con sus palabras, mandaba a "hacer puñetas" la legislatura. Maragall rectificó sus palabras ante esa amenaza. Pero hoy, desde CiU, se ha exigido un perdón del presidente de la Generalitat. Tenía la ocasión Maragall de ofrecer ese gesto esta misma tarde, en un acto público con empresarios en S'Agaró (Girona), pero ha eludido pedir disculpas. El presidente se ha limitado a afirmar que su Gobierno velará por la transparencia "que nos ha faltado" en la concesión de obras públicas sin que "se pare ni una obra" y ha pedido que "del pasado" -del supuesto cobro de comisiones- se encargue la comisión parlamentaria creada para este tema.

Piqué pide la dimisión de Maragall

El presidente del PP catalán, Josep Piqué, ha pedido la dimisión de Pasqual Maragall, ya que si no tiene pruebas de la acusación de corrupción a CiU habría actuado de una manera "frívola". Piqué considera además que, en el caso de que Maragall tuviera evidencias del cobro de comisiones por parte de CiU, debería poner esto en conocimiento de los tribunales, y no lanzar acusaciones en el Parlamento autónomo.

El secretario de Organización y Finanzas de Esquerra Republicana (ERC), Xavier Vendrell, ha valorado muy positivamente que la Fiscalía abra una investigación sobre el supuesto pago de comisiones a los partidos por la adjudicación de obras públicas "ya que esto era hasta ahora un secreto a voces". Vendrell ha apuntado que a ERC le "disgusta mucho que hayan tenido que pasar los hechos del Carmel para que se abran diligencias y se empiece a investigar algo que nosotros ya hace tiempo que habíamos advertido de que podía estar pasando".