Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Constitucional ordena repetir el juicio a Mikel Otegi, absuelto de matar a dos 'ertzainas'

El TC confirma la decisión del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco

El Tribunal Constitucional (TC) ha confirmado que debe repetirse el juicio a Mikel Mirena Otegi Unanue, absuelto del asesinato de dos ertzainas en 1995 tras haber sido declarado no culpable por un jurado de la Audiencia Provincial de Guipúzcoa.

De esta forma, el TC deniega el recurso de Mikel Otegi contra la decisión del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco y del Tribunal Supremo de ordenar la repetición del juicio con jurado, tras haber sido absuelto en 1997 tras el proceso que se celebró en la Audiencia de Guipúzcoa.

El doble asesinato del que se acusa a Mikel Otegi se produjo el 12 de diciembre de 1995 en Itsasondo. Otegi, entonces militante de la organización juvenil Jarrai, protagonizó un primer altercado con una agente de la policía vasca en un establecimiento público de la localidad, donde insultó y agredió a la ertzaina. Poco después de este incidente, Otegi disparó con una escopeta de caza contra los ertzainas Iñaki Mendiluce y José Luis González. Los dos policías murieron en el acto.

Otegi fue encarcelado y sometido a un juicio con jurado popular en San Sebastián, un juicio que estuvo rodeado de polémica desde el principio. El 6 de marzo de 1997 el tribunal dictó una sentencia absolutoria por considerar que el acusado no era "en absoluto" dueño de sus actos cuando disparó contra los dos agentes. Cinco días después de la absolución fue puesto en libertad.

Posteriormente, el Tribunal Superior de Justicia del País Vasco anuló el juicio y dictaminó que se repitiera la vista oral ante un nuevo tribunal de jurado, lo que dio lugar a que se presentara el recurso de casación ante el Tribunal Supremo que fue fallado el 12 de marzo de 1998. Sin embargo, para entonces Otegi ya se había dado a la fuga y no fue posible su localización.

El alto tribunal ordenó a la Ertzaintza en los primeros días de julio de 1997 su localización y retirada del pasaporte y del DNI, pero para entonces Mikel Otegi había huido. La Sala de lo Civil y Penal, el 7 de julio de 1997, le declaró prófugo y dictó una orden a Interpol de busca y captura. El 22 de febrero de 2003 fue detenido por la policía francesa cuando se encontraba integrado, presuntamente, en la banda terrorista ETA. Desde entonces se encuentra encarcelado en Francia a la espera de juicio y de ser extraditado a España.