Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El juez envía a prisión a El Egipcio tras imputarle 191 asesinatos

Rabei Osman el Sayed ha llegado a Madrid procendente de Milán

El juez ha ordenado pasadas las once de la noche prisión incondicional comunicada para Rabei Osman el Sayed, El Egipcio, el supuesto cerebro del 11-M, al que ha imputado 191 asesinatos. El Egipcio, que ha llegado a Barajas custodiado por funcionarios de Interpol pertenecientes a la Dirección General de Policía, tras ser entregado temporalmente por las autoridades italianas, ingresará en la prisión de Soto del Real (Madrid).

Rabei Osman El Sayed, Mohamed El Egipcio, supuesto cerebro de los atentados del 11-M, ha llegado esta noche a Madrid procedente de Milán después de que las autoridades italianas dieran el visto bueno para su entrega temporal a España para que sea juzgado por su participación en los atentados.

Según informa el ministerio del Interior, El Egipcio ha sido entregado para ser juzgado en la Audiencia Nacional por su presunta participación en la masacre de Madrid, aunque después será devuelto a Italia, donde tiene pendiente otra causa por terrorismo.

El Egipcio, que permanecía en la prisión italiana de Voghera desde su detención el pasado 7 de junio en Milán, ha embarcado esta tarde en un avión rumbo a España junto a varios agentes de policía después de que el Gobierno de Roma accediera a su entrega temporal. Una vez sea juzgado en España, Rabei Osman será devuelto a Italia.

El pasado viernes, el Consejo de Ministros pidió a Italia la entrega temporal por seis meses, prorrogables, de Osman, sobre quien pesaba una orden de busca y captura internacional por los delitos de asesinato y estragos terroristas y pertenencia a banda armada dictada por el juez de la Audiencia Nacional Juan del Olmo, que instruye la causa abierta a raíz del 11-M. El Gobierno oficializó su petición, anunciada desde la captura de Osman, una vez que el Tribunal Supremo italiano diera vía libre a su extradición a España al rechazar el recurso presentado por el acusado contra una decisión a favor del Tribunal de Apelación de Milán.

En la solicitud de entrega cursada por Del Olmo se afirmaba que, durante el tiempo que residió en Madrid, Rabei Osman "consiguió hacerse con el liderazgo de un pequeño grupo de seguidores árabes, todos ellos con una ideología extremista islámica, partidarios de la Yihad y de Osama Bin Laden". "Estos individuos, posteriormente, han resultado estar implicados, en diferentes grados, en los atentados terroristas del 11 de marzo en Madrid", añade el escrito. En concreto, se dice que "algunos imputados reconocen al reclamado como conocido de ellos en su estancia en Madrid, con quien mantenían vínculos de amistad, llegando alguno de ellos a señalar que se había trasladado desde España hasta Francia, para finalmente residir en Italia, lo que es expresivo de su nivel de relación".

Un proyecto mío

Asimismo, decía que "un testigo ha identificado al reclamado como una de las personas que se encontraba, antes del 11 de marzo de 2004, en la finca cercana a (la localidad madrileña de) Morata de Tajuña, lugar donde se confeccionaron los artefactos explosivos" que fueron colocados en los trenes que explotaron en varias estaciones de ferrocarril madrileñas. La petición de entrega indicaba también que las investigaciones desarrolladas a raíz de los atentados habían revelado que el reclamado "sería miembro de la organización terrorista islámica Yihad Islámica Egipcia, encuadrada, como una de sus componentes, dentro de la estructura de Al Qaeda".

Finalmente, las autoridades judiciales italianas habían alertado a las españolas el pasado 13 de abril, en una reunión celebrada en Milán, sobre el papel de "El Egipcio" como "ideólogo" y jefe de los grupos de Al Qaeda en Europa, incluido el que atentó en Madrid el 11 de marzo. La policía italiana intervino el teléfono de Osman y en una de las conversaciones captadas afirmaba que "el atentado de Madrid fue un proyecto mío y los que han muerto mártires (en referencia a los suicidas de Leganés) son mis queridísimos amigos".