Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero anuncia que Moratinos explicará al Parlamento su acusación contra Aznar

Rajoy exige que al Gobierno que desmienta la acusación lanzada ayer por Moratinos de que Aznar apoyó el golpe contra Chávez

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha anunciado a última hora de la tarde que el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, explicará en el Parlamento su acusación a José María Aznar de haber apoyado el golpe de Estado contra el presidente venezolano, Hugo Chávez, en abril de 2002. Zapatero ha dedicado íntegramente su primera intervención en la rueda de prensa conjunta de ambos mandatarios a detallar los acuerdos alcanzados con Venezuela en materia económica, militar y educativa, además de subrayar "la voluntad de mantener una relación intensa y positiva con Venezuela". Ya en el turno de preguntas, Zapatero ha eludido pronunciarse sobre las afirmaciones realizadas ayer en un programa de televisión por el jefe de la Diplomacia española. El jefe del Ejecutivo ha subrayado que el Gobierno "responde y se explica" en el Parlamento y no en La Moncloa, a lo que ha añadido que "eso es lo que va a hacer el ministro", aunque no ha concretado cuándo.

"Ése es el ámbito [la Comisión de Asuntos Exteriores del Congreso] donde los grupos parlamentarios podrán solicitar todas las aclaraciones, explicaciones y donde el ministro de Exteriores dará la información oportuna" ha insistido Zapatero, para quien una rueda de prensa y "menos con Chávez" no es el lugar para responder de esta cuestión. "Ya saben que no me gusta reponder desde Moncloa a lo que es del ámbito normal del Parlamento". Por su parte, Hugo Chávez, ha señalado por segunda vez en el día que ese asunto es "agua pasada". Así, Zapatero ha preferido subrayar la nueva etapa de amistad con Venezuela: "El Gobierno de España tiene la voluntad de mantener una relación intensa y positiva con Venezuela, basada en la pertenencia a la comunidad iberoamericana, en los lazos históricos comunes y en los deseos compartidos de la fuerza que Iberoamérica debe tener en el contexto internacional".

El presidente ha subrayado que dicha fuerza se basa en "el diálogo, el encuentro, la legitimidad internacional y la ONU", en contraposición con los gobiernos del PP. El presidente ha subrayado las "importantes relaciones económicas" entre España y Venezuela, fruto de la "significativa presencia de empresas españolas" en el país, unas "inversiones que están llamadas a crecer". Zapatero ha anunciado que esta cooperación con Chávez "se extiende a la construcción naval" y al "sector militar" y, en este punto, ha citado la reunión que el mandatario ha mantenido esta mañana con el ministro de Defensa, José Bono, en Toledo, para abordar varios proyectos militares. En el ámbito educativo y cultural, ha señalado que Chávez apoya la Carta Cultural Iberoamericana propuesta por Zapatero en la cumbre de Costa Rica, al tiempo que ha anunciado la apertura de un fondo conjunto para "extender la educación a lugares donde no existe".

La reacción del PP

La polémica saltó anoche en en el programa 59 segundos de TVE, donde Moratinos afirmó que el ex embajador en Caracas recibió instrucciones para apoyar la frustrada intentona golpista: "En el anterior Gobierno, cosa inédita en la diplomacia española, el embajador español recibió instrucciones de apoyar el golpe, cosa que no se va a repetir en el futuro". Esta mañana, Chávez, quien en abril de 2002 dijo no creer que España apoyara el golpe, ha ratificado las afirmaciones de Moratinos: "Desde el punto de vista de Venezuela, no tengo dudas de que fue cierto". En todo caso, el presidente de Venezuela ha afirmado que prefiere "hablar en España hoy del presente y de las excelentes relaciones con el Gobierno español" en lugar de hablar es esta "página pasada".

Horas después, el presidente del PP, Mariano Rajoy, ha exigido a Zapatero que "desmienta estas gravísimas declaraciones" y que se replantee la idoneidad de Moratinos al frente de la diplomacia española. En una comparecencia en la sede su partido, Rajoy ha leído una declaración sin lugar a preguntas, en la que ha asegurado además que "en aras de la relación especial" con Venezuela el PP no responderá a las "insólitas declaraciones" del presidente venezolano, coincidentes "en fondo y forma" con lo expresado por el ministro de Exteriores. También el ex ministro de Exteriores Josep Piqué lo ha negado tajantemente y ha afirmado: "Actuamos como debía haber actuado cualquier Gobierno responsable. De apoyo al golpe, o intentar que las instituciones democráticas venezolanas no funcionaran, nada más lejos de la realidad".

Para Piqué, "lo que es inédito es que el ministro de Asuntos Exteriores de España cometa una ligereza semejante" al realizar tales afirmaciones. El PSOE coincide con el Gobierno y su portavoz en el Congreso, Diego López Garrido, ha destacado que "está acreditado" que Aznar respaldó el golpe y ha detallado que Chávez "estaba secuestrado por los golpistas, Aznar habló con el jefe de los propios golpistas, Pedro Carmona, hoy prófugo de la Justicia, para apoyarle". Por su parte, el portavoz de CiU, Josep Antoni Duran, ha opinado que Moratinos se equivoca y ha recordado que España, que ocupaba la presidencia de turno de la UE, difundió una declaración de apoyo a la legalidad. Desde IU, Gaspar Llamazares ha trasmitido a Chávez la solidaridad de España y le ha hecho partícipe del "importante avance" de la izquierda española después del "respaldo del Gobierno anterior al golpe".