Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Unos 200 'abertzales' asaltan el Ayuntamiento de Andoain y lo ocupan durante una hora

Los manifestantes acceden al edificio tras amenazar a los policías locales y rompen la puerta del salón de plenos

Un grupo de unos 200 simpatizantes de Batasuna ha asaltado esta mañana el Ayuntamiento de Andoain (Guipúzcoa), gobernado por el PSE-EE y el PP, y lo han ocupado durante una hora, según han informado fuentes municipales, para protestar contra la ilegalización de las plataformas electorales de la izquierda abertzale.

Los incidentes, que se han prolongado durante una hora, han comenzado en torno a las 11.00 horas, cuando un grupo de unas 250 personas se ha dirigido al Ayuntamiento de Andoain, que estaba cerrado y custodiado por dos agentes de la Guardia Municipal, con la intención de celebrar una concentración de protesta en el salón de plenos. Según han indicado fuentes de la Policía Municipal de este municipio, este cuerpo ha recibido una llamada de un ciudadano que quería poner una denuncia y cuando un agente se ha dirigido a atenderlo se ha encontrado con que en el exterior del Ayuntamiento se encontraban los cerca de 200 extremistas, entre los que había ex cargos públicos de Batasuna.

Un portavoz del grupo ha comunicado al agente sus intenciones y, cuando éste le ha pedido que se identificara, se ha limitado a contestar que se trataba de un "miembro de la izquierda 'abertzale'". En ese momento, unas 70 personas han penetrado en el Ayuntamiento y han subido al salón de plenos, han forzado la puerta y lo han ocupado, mientras el resto ha permanecido en el exterior de la casa consistorial. Los radicales han colocado en el salón de plenos una pancarta con el lema No al apartheid, en alusión a la ilegalización de Batasuna y de las plataformas de la izquierda abertzale y, tras leer un manifiesto, han abandonado el lugar al mediodía.

La Ertzaintza no ha intervenido

Al conocer los hechos, el alcalde de Andoain, José Antonio Pérez Gabarain (PSE/EE), se ha acercado al lugar para conocer de primera mano qué lo ocurrido. El alcalde, que ha calificado los hechos de "asalto fascista", ha expresado su preocupación ya que en el salón de plenos había documentos sobre la auditoría que está realizando el Tribunal Vasco de Cuentas Públicas (TVCP) sobre la gestión de Batasuna en el Consistorio durante los últimos años. Pérez Gabarain ha denunciado que había pedido a la Ertzaintza que desalojara el Ayuntamiento pero que no ha atendido a su requerimiento.

Según ha explicado el alcalde, durante la mañana de hoy ha mantenido hasta cinco conversaciones telefónicas con los responsables de la Ertzaintza de la zona, a quienes ha transmitido su petición de que enviaran dotaciones para expulsar el Ayuntamiento a los radicales. En su opinión, esta "utilización ilegal" de las dependencias municipales se ha planeado "desde hace ya unos días" y ha ocurrido en esta localidad por el impacto mediático de "hacer ver que otra vez están en Andoain", localidad que gobernó Batasuna antes de ser ilegalizada. El portavoz del PP, Juan Carlos Cano, ha condemado el "asalto" registrado que, a su entender, evidencia "nulas convicciones democráticas".

Además, ha anunciado que pedirá al consejero de Interior, Javier Balza, que explique en el Parlamento vasco "la no actuación" de la Ertzaintza ante "unos hechos de enorme gravedad". Cano ha mostrado en un comunicado su repulsa por "la postura antidemocrática de los representantes de las plataformas ilegalizadas, que han tomado de forma violenta y al más puro estilo fascista un Ayuntamiento democráticamente constituido". También PNV y EA han criticado el asalto al tiempo que han pedido a la izquierda abertzale que busque la "normalización política" de Euskadi por métodos "democráticos" y no mediante una "coacción intolerable". El portavoz de la Presidencia de Ezker Batua-Berdeak, Mikel Arana, ha denunciado también la utilización de prácticas "fascistas" por parte de las plataformas ilegalizadas para reclamar sus derechos.