Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estalla un artefacto con más de un kilo de explosivo ante una inmobiliaria de Donosti

Las sospechas de su autoría se centran en ETA.- El propietario de la empresa dice no entender el ataque

Un artefacto compuesto por entre un kilo y kilo medio de explosivo y un temporizador ha estallado esta madrugada ante la puerta de una oficina inmobiliaria en el barrio del Antiguo de San Sebastián, donde ha causado daños en la puerta y fachada del establecimiento. Dadas las características de la bomba, la Ertzaintza apunta a ETA como autora del atentado, según ha informado el Departamento vasco de Interior. Todos los grupos políticos, salvo la izquierda abertzale, han condenado el ataque.

La explosión, según ha explicado la Ertzaintza, se ha producido sobre las 2.45 horas de la pasada madrugada en la inmobiliaria Ondarreta de Servicios, ubicada en la calle Satrústegui, en el barrio donostiarra del Antiguo. El artefacto ha provocado un pequeño incendio que ha sido sofocado rápidamente por los bomberos. El humo ha provocado alarma entre algunos vecinos pero no ha sido necesario su desalojo. Tanto la puerta de la inmobiliaria como la fachada han sufrido daños que están siendo evaluados, pero que no parecen importantes. Los especialistas de la Policía vasca analizan el tipo de explosivo usado, aunque ya han determinado que fue activado con un temporizador.

Estos datos llevan a la Ertzaintza a concluir que el ataque no se trata de un sabotaje de violencia callejera, sino que atribuye la autoría directamente a la organización terrorista ETA. De confirmarse, sería el primer atentado de la organización terrorista desde la detención de sus principales dirigentes el pasado 3 de octubre en Francia. Mientras tanto, el propietario de la inmobiliaria, en declaraciones a RNE, ha subrayado que no entiende "el motivo" del ataque, ya que ni él ni su negocio tienen ninguna afinidad política. Además, ha mostrado su sorpresa y extrañeza por lo sucedido, dada la "precaria situación económica" que actualmente sufre la inmobiliaria.

La "condena" del Gobierno vasco

Por su parte, el Gobierno vasco ha condenado "el ataque" y ha manifestado que todo apunta a que se trata de una acción de ETA. En un comunicado, el Ejecutivo autónomo ha indicado que "todo parece indicar que ETA es la causante de este nuevo atentado contra la libertad de las personas". Por esta razón, "el Gobierno desea condenar este nuevo acto violento y mostrar todo su apoyo y solidaridad a los propietarios de la inmobiliaria, así como a todos los afectados". "Los vascos no estamos dispuestos a aceptar el chantaje y la imposición, por lo que exigimos, una vez más, a ETA que acepte la voluntad democrática de los vascos y que abandone definitivamente la violencia", añade el texto.

El portavoz del PSE-EE, Rodolfo Ares, también ha condenado el ataque y ha reclamado la colaboración de "todos" en la lucha contra ETA para que, desde la "firmeza democrática", se ponga a disposición de la Justicia a "los terroristas" y "paguen por todas sus acciones". Ares ha expresado además su apoyo y solidaridad a la empresa así como a los ciudadanos que se hayan visto afectados. Tras condenar este ataque, ha señalado que el PSE pretende "seguir trabajando" para conseguir acabar con ETA. En este sentido, ha subrayado que "estamos en el buen camino" ya que ETA "está más débil hoy que lo estaba hace unos meses".

El portavoz del PP en el País Vasco, Leopoldo Barreda, ha destacado que ETA "ha vuelto a actuar contra la economía vasca, contra los empresarios, contra los puestos de trabajo y la vida económica de este país". En este sentido, ha indicado que la banda "es pobreza" y representa "la anormalidad del país, que impide el desarrollo, la vida democrática y porque es un déficit para el ejercicio de todas las libertades". Para el dirigente popular, tampoco se puede bajar la guardia ante "quienes respaldan a ETA".