Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

CDC no apoyará la Constitución Europea mientras Cataluña siga sin reconocimiento en la UE

Pujol defiende el "europeísmo" de votar no a la Carta Magna en el marco de una Europa llena de "dudas"

Convergencia Democrática de Catalunya (CDC) ha anunciado hoy que "rechazará" la Constitución Europea si no hay un reconocimiento de Cataluña en la UE, e incluso hará "campaña activa" para explicar su postura, aunque ha pospuesto la decisión final sobre si apoya o no el tratado hasta principios del 2005. El presidente de CDC, Jordi Pujol, ha clausurado el XIV congreso de la formación, en el que ha defendido el "europeísmo" de votar no a la Carta Magna en el marco de una Europa llena de "dudas". El partido mantiene sus dos condiciones básicas para apoyar el tratado: el reconocimiento de la oficialidad del catalán en la UE y la presencia directa de Cataluña en las instituciones comunitarias.

Al finalizar el XIV congreso, de carácter extraordinario y dedicado a marcar su posición respecto a la Carta Magna europea, el secretario general, Artur Mas, ha trasladado toda la responsabilidad al Gobierno central, al que en las próximas semanas "presionará" para que consiga avances en favor del reconocimiento lingüístico e institucional de Cataluña en la UE. Mas ha explicado que, en caso de que las negociaciones con el Gobierno no den "frutos satisfactorios", CDC "no dará apoyo y rechazará" el tratado, si bien ha matizado que esta postura no sólo contempla el no, sino que también puede tratarse de "otras formas de rechazo" como el voto en blanco y la abstención.

En enero o, como mucho, a principios de febrero, CDC convocará un consell nacional (principal órgano entre congresos) para valorar si se han obtenido "resultados positivos" en las negociaciones con el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero. En este consell nacional, que tendrá lugar semanas antes de que se celebre el referéndum sobre la Carta Magna europea, si el partido considera que sus condiciones se cumplen de forma suficiente, entonces "apoyará y se manifestará a favor del tratado", sin "renunciar al derecho a la autodeterminación de Cataluña". En caso contrario, Convergencia, "sin dejar de ser partidaria de la UE, no apoyará y rechazará el tratado" y hará "campaña activa" para explicar el sentido de su voto.

Las críticas de Pujol

La ponencia aprobada en el congreso, en la que se especifica la postura de CDC, ha recibido el aval de todos los miembros de la ejecutiva, a excepción del eurodiputado Ignasi Guardans, abierto partidario del al tratado y que en la votación se ha abstenido. En total, un 86% del millar de delegados asistentes al congreso, cuyo lema ha sido Cataluña es Europa, ha votado a favor de la ponencia, un 4,4% en contra y un 9,6% ha optado, como Guardans, por la abstención. Durante el debate de las 90 enmiendas que se han discutido en el cónclave de hoy, que ha empezado sobre las 10.00 horas y terminó antes de lo previsto, sobre las 15.30, se han añadido algunas modificaciones a la ponencia presentada al congreso, aunque la propuesta inicial formulada por Mas no ha sufrido ninguna variación sustancial.

Las dos condiciones planteadas por Mas para que CDC se pueda decantar por el a la Constitución Europea se mantienen. Por un lado, se considera "indispensable" que el Gobierno español se comprometa formalmente a hacer posible que, antes del referéndum, el catalán sea reconocido como lengua oficial en la UE y pueda ser de uso parlamentario. Como segunda premisa para el , CDC exige para Cataluña un reconocimiento institucional en Europa, de manera que se permita la participación del representante de la Generalitat en el Consejo de Ministros de la UE cuando se traten temas que son competencias exclusivas; que la Generalitat tenga acceso al Tribunal de Justicia europeo, y que Cataluña sea circunscripción electoral en los comicios europeos.

Uno de los matices introducidos en la discusión de las enmiendas ha sido el último párrafo de la ponencia, donde a la hora de explicar que, si no se cumplen las condiciones, CDC "no apoyará" la Constitución Europea, se ha añadido que además "la rechazará". Gracias a este pequeño cambio, que en realidad, según Mas, no implica exclusivamente apostar por el no sino que puede incluir el voto en blanco y la abstención, una decena de enmiendas favorables al rechazo rotundo de la Carta Magna han sido retiradas. En el cierre del congreso, Pujol ha denunciado la "imprudencia" de determinados gobiernos europeos, entre ellos España, al convocar, por razones de política interna, un plebiscito sobre la Constitución de la UE. Pujol ha afirmado que en todo el continente "hay muchas dudas" con respecto a la construcción comunitaria que están llevando a cabo los actuales líderes europeos.