Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Zapatero asegura que "la única sombra" de sus 100 días de Gobierno fue la vuelta del 'Tireless'

El presidente del Gobierno reitera que la reforma de la Constitución se ceñirá a los cuatro puntos anunciados en la sesión de investidura

El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, ha hecho hoy en León un balance optimista de su primeros cien días de Gobierno. Al término del Consejo de Ministros, que se ha celebrado por primera vez en la ciudad donde arrancó su carrera política, Zapatero ha asegurado que "la única sombra" de su mandato ha sido la vuelta del submarino nuclear Tireless a Gibraltar. El polémico buque recaló en la colonia británica del 9 al 15 de este mes pese a la protesta de las autoridades españolas.

Durante la rueda de prensa, que ha resultado multitudinaria, el jefe del Ejecutivo ha resaltado que la marcha del PP del poder ha supuesto una mejora del clima político, pese a los enfrentamientos que han salpicado la comisión parlamentaria que investiga los atentados del 11-M. Según Zapatero este buen clima ha sido posible porque desde el principio se impuso el diálogo "como instrumento imprescindible" con los ciudadanos, con el resto de las instituciones y con nuestros tradicionales socios en Europa, Alemania y Francia.

¿Qué ha diferenciado a este Gobierno del anterior? Según Zapatero su Ejecutivo, a diferencia del anterior, es un Ejecutivo que "escucha, que respeta a los ciudadanos y que convoca a la ciudadanía y a las instituciones a la mejora del país". "El rumbo que hemos puesto se corresponde con los grandes objetivos del programa electoral: Europa y un paso en defensa de la paz y de la legalidad internacional", ha asegurado.

Como logros concretos de estos cien días, Zapatero ha destacado la salida de las tropas de Iraq, la derogación de la Ley Orgánica de Calidad de la Enseñanza (LOCE), la aprobación de una Ley Integral contra la Violencia de Género y el aumento de becas y del Salario Mínimo Interprofesional (SMI), principalmente para beneficiar a las mujeres, ha dicho.

Además, el presidente del Gobierno se ha referido al nuevo clima que preside las relaciones con las autonomías. "Hemos pasado de una etapa de distanciamiento con las comunidades autónomas a una de colaboración", ha señalado para advertir que, igual que se ha trasladado la CMT, se van a trasladar más sedes. En este sentido ha subrayado como significativo que La Moncloa se haya engalanado con las banderas de las comunidades autónomas correspondientes durante las visitas de los presidentes autonómicos.

En cuanto a la petición de Maragall de que la futura reforma constitucional recoja la "singularidad" de las comunidades históricas de Cataluña, País Vasco, Navarra y Galicia, Zapatero ha venido a decir que no y que la reforma se ceñirá a cambios en el funcionamiento del Senado, inclusión de los nombres de las autonomías, sucesión al trono para la mujer y mención a la Carta Magna Europea. Tras la entrevista el lunes con Maragall, el ministro de Administraciones Públicas, Jordi Sevilla, dijo que el Gobierno no considera prioritaria la propuesta de Maragall y hoy Zapatero ha señalado que cualquier reforma constitucional debe respetar al Estado, "donde está residenciada la soberanía popular".