Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Interior asegura que la Guardia Civil visitó a Zouhier cuando Acebes era ministro en funciones

Alonso responde a las declaraciones de Rajoy sobre las supuestas presiones al confidente detenido

San Lorenzo de El Escorial

Rafá Zouhier, confidente de la policía y detenido en relación con la trama de los explosivos utilizados en los atentados del 11-M, recibió la visita de la Guardia Civil mientras estaba en prisión. Sin embargo, esas visitas se produjeron los días 9 y 14 de abril, cuando Ángel Acebes era todavía ministro del Interior en funciones y el nuevo equipo, encabezado por José Antonio Alonso, aún no había tomado posesión, y no el 22 y 23 de mayo, como ha publicado El Mundo. Así lo asegura el Ministerio del Interior en una nota difundida hoy tras revisar los registros de visitas.

El mencionado diario publicó la semana pasada que Zouhier recibió la visita de agentes de la Guardia Civil el 22 y 23 de mayo, supuestamente para coaccionarle para que no declarase ante la comisión del 11-M bajo la promesa de que lo sacarían de prisión. Sin embargo, la dirección general de Instituciones penitenciarias desmintió la información en una nota en la que negaba "rotundamente" que en el fin de semana señalado en la información, los días 22 y 23 de mayo, ningún agente de la Guardia Civil hubiese visitado al citado Zouhier. La Guardia Civil hizo lo propio.

Sin embargo, las supuestas presiones o amenazas al confidente detenido saltaron a la arena política y hoy mismo, el secretario general del PP, Mariano Rajoy, ha asegurado que "alguien está mintiendo" en Instituciones Penitenciarias sobre la situación de los confidentes de la Policía y ha exigido que el ministro del Interior comparezca en el Congreso para explicar qué ocurre con estos confidentes y en concreto si Rafá Zouhier ha recibido presiones y amenazas para que no comparezca.

La respuesta de Interior se ha conocido poco después. En una nota, el departamento de José Antonio Alonso, asegura que Rafá Zouhier fue visitado en dos ocasiones por miembros de la Guardia Civil, pero que las visitas tuvieron lugar los días 9 y 14 de abril pasados, es decir, cuando Ángel Acebes era todavía ministro del Interior en funciones. En la nota de Interior se dice que "la Dirección General de Instituciones Penitenciarias reitera que ningún miembro de la Guardia Civil ni de otras Fuerzas de Seguridad del Estado ha visitado al mencionado interno en prisión ni el 22 o 23 de mayo ni en ninguna otra fecha desde que tomó posesión el nuevo Gobierno". Y añade que "revisados los registros de visitas de la cárcel Madrid III (Valdemoro) "y de otros centros penitenciarios", las únicas visitas recibidas por Zouhier de miembros de la Guardia Civil se produjeron los días 9 y 14 de abril de 2004, y añade que toda la información relativa a esos contactos ha sido puesto en conocimiento de la autoridad judicial competente.

Investigación

La nota de Interior ha sido difundida horas después de que el fiscal general del Estado, Cándido Conde-Pumpido, anunciara que un juzgado de Valdemoro (Madrid) ha abierto diligencias, a instancias de la Fiscalía General del Estado, para investigar las supuestas amenazas o presiones por parte de agentes de la Guardia Civil al confidente Rafá Zouhier. El fiscal general ha explicado que el confidente de la Guardia Civil declarará ante el juez de instrucción número 3 de Valdemoro el próximo miércoles.

Conde-Pumpido ha dicho que la Fiscalía ha impulsado este procedimiento para averiguar "si hay algo de verdad en las supuestas manipulaciones o amenazas" denunciadas por Zouhier a través del diario El Mundo. El detenido ha enviado dos cartas al citado diario en las que asegura que ha recibido presiones de agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil para que no cuente lo que sabe sobre la venta de los explosivos utilizados en los atentados de marzo en Madrid. Tanto la Guardia Civil como Instituciones Penitenciarias han desmentido que Zohuier haya recibido visita alguna de algún agente en la prisión.

El Ministerio del Interior, en un comunicado difundido esta noche, ha informado de que las diligencias del juzgado de Valdemoro para determinar si Zohuier fue amenazado se abrieron después de que la Secretaría de Estado para la Seguridad remitiera al juez la carta que recibió del propio confidente. Interior afirma que el 17 de mayo de 2004 recibió una carta, fechada el día 4 y firmada por Zouhier, en la que éste aseguraba que estaba "sufriendo presiones y amenazas".

Entonces, "la Secretaría de Estado de Seguridad decidió enviar esta carta al titular del juzgado de instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, Juan del Olmo, encargado de las diligencias relacionadas con el atentado", para que "tuviera conocimiento de estos hechos". Interior explica que el juez "acordó a su vez remitir esta carta al juzgado de Valdemoro, al ser éste el competente por el lugar en el que se produjeron las presuntas presiones y amenazas".