Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Un sondeo del RACC revela que las mujeres usan más el cinturón y aparcan mejor que los hombres

La fundación critica que se "ridiculice de forma errónea" la forma de conducir de las mujeres, que atribuye a actitudes "machistas"

Las mujeres usan más el cinturón de seguridad, utilizan menos el teléfono móvil, respetan más los límites de velocidad y los semáforos y tienen menos accidentes al aparcar y adelantar, según se desprende de una encuesta realizada por la Fundación Real Automóvil Club de Cataluña (RACC) sobre la conducción de hombres y mujeres, que ha sido presentada esta mañana en el marco del Salón Internacional del Automóvil. Para el RACC, las mujeres son más precavidas a la hora de conducir porque tienen una mayor percepción del riesgo a la hora de coger el volante.

Ante los resultados del sondeo, realizado a partir de 4.200 entrevistas telefónicas en poblaciones españolas de más de 30.000 habitantes, el secretario ejecutivo de la Fundación RACC, Alfonso Perona, ha criticado que "a veces se ridiculice de forma errónea el papel de la mujer al conducir", lo que atribuye a actitudes "machistas". Por el contrario, los datos de la encuesta demuestran que las mujeres "tienen mayor percepción del riesgo y acatan más las normas" que los varones, por lo que se ven implicadas en menos accidentes.

"Hay que romper con la actitud machista de que las mujeres conducen peor. Las estadísticas y los partes de las compañías de seguros demuestran que existe una conducción diferenciada por la mayor percepción del riesgo de las mujeres. Esperamos que esta situación no varíe y no se masculinice la conducción", ha añadido Perona. Según los datos del RACC, las mujeres sólo presentan un peor comportamiento que los hombres en los alcances y en las incorporaciones o circulación por una plaza, sobre todo en zonas urbanas, mientras que los hombres tienen más siniestros en estacionamientos y en adelantamientos, lo que también "obliga a revisar" el mito de que las mujeres no saben aparcar.

Más conductoras, menos accidentes

Otra característica de las mujer conductora es que no realiza grandes distancias al volante, sino que utiliza el coche para los trayectos más cortas. Por una cuestión cultural, ha añadido Perona, todavía existe la tendencia a que en los grandes viajes de una pareja conduzca más el hombre que la mujer, algo que "no ocurre en otros países". En la ciudad, las mujeres aseguran respetar más los semáforos (88,9%) que los hombres (82,7%). Las mujeres también admiten que respetar los límites de velocidad (87,5%) en mayor grado que los hombres (82%). La probabilidad de colisión entre las mujeres es un 20% inferior que los hombres.

Además, las mujeres declaran un uso más elevado del cinturón de seguridad, un 87,2% frente a un 85,1%. Ellas son también más partidarias de que el uso del cinturón de seguridad sea obligatorio (81,6% frente al 75,4%). En cuanto al uso del teléfono móvil, las mujeres hablan menos por el móvil cuando conducen (30,1%) que los varones (41,3%), aunque esta circunstancia cambia en las ciudades, donde las mujeres hablan más (68,6% frente al 64,8%).

No obstante, son más críticas con los riesgos que conlleva hablar mientras se conduce y lo usan menos en carreteras y autopistas. El estudio recoge también la opinión de los ciudadanos sobre la conveniencia de reducir la tasa de alcoholemia en la sangre: un 62% de la población en general estaría de acuerdo en que ésta fuera cero. Por sexos, el 67,8% de las mujeres se muestra partidaria de esta medida, frente a un 56% de los hombres. El porcentaje baja al 59% cuando se pregunta sólo a los que tienen carnet. Las mujeres tienen mayor tendencia a no consumir alcohol si han de conducir que los hombres.

Más conductoras, menos accidentes

Cada vez hay más mujeres que deciden sacarse el carné, con lo que los porcentajes de conductores y conductoras se van acortando. El censo de conductores en España en 2002 era de 21,9 millones de personas, de las que 13,8 millones (63%) eran hombres y 8,1 millones (37%) mujeres, frente al 34% de cuatro años antes. En 1998, un 65% de los hombres conducían frente a un 34% de mujeres.

En cuanto al permiso de conducción, en 2002 lo obtuvieron 318.000 mujeres, frente a 303.000 hombres. Respecto a la siniestralidad, de los 5.347 muertos en accidentes de tráfico en España en 2002, 1.285 eran mujeres, frente a 4.061 hombres. De los 26.156 heridos graves, sólo 7.518 eran mujeres. Según el RACC, estos datos revelan que las mujeres son "en términos globales más precavidas". Por ello, confía en que un mayor acceso de las mujeres a la conducción tenga como resultado una "importante reducción" de los accidentes en los próximos años.

Más información