Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Aznar y Zapatero se reúnen para culminar el traspaso de poderes

Es el segundo encuentro que ambos mantienen tras la victoria electoral socialista

El presidente del Gobierno en funciones, José María Aznar, y su sucesor en el cargo, José Luis Rodríguez Zapatero, se han reunido esta mañana en el Palacio de la Moncloa durante poco más de una hora para abordar la marcha del proceso de traspaso de poderes. El encuentro es el segundo mantenido por ambos desde que el PSOE ganara las elecciones el pasado 14 de marzo.

El desayuno de trabajo entre Aznar y Zapatero comenzó hacia las 8.30 y concluyó sobre las diez de la mañana. Ha sido su quinta entrevista desde que el secretario general del PSOE fuera elegido líder de su partido, en julio de 2000. En la reunión estaba previsto que ambos interlocutores repasaran diversas cuestiones sobre ese traspaso antes de que el dirigente socialista se someta los próximos jueves y viernes a la sesión de investidura como presidente del Gobierno.

Tras despedir a Zapatero, Aznar ha presidido la última reunión de subsecretarios del actual Gabinete en funciones, a los que ha agradecido su labor en los últimos años. En ella se han analizado algunas cuestiones que se han tramitado posteriormente en el Consejo de Ministros.

La sesión de este Consejo, el último que ha presidido Aznar, ha comenzado a mediodía y ha durado apenas una hora. Entre otras decisiones, el Consejo ha aprobado destinar 140 millones de euros del Fondo de Contingencia para indemnizar a los afectados por los atentados del 11 de marzo en Madrid y ha regulado diversas ayudas comunitarias para el sector lácteo. Dado que sólo se han sancionado cuestiones de trámite, el ministro Portavoz en funciones no ha considerado oportuno comparecer como es habitual tras la reunión.

Cruce de acusaciones

La última entrevista que mantuvieron Aznar y Zapatero, el pasado día 25 de marzo, provocó un cruce de acusaciones posterior debido al desencuentro sobre el relevo de las tropas españolas en Irak. Aznar exigió a Zapatero que fijase por escrito su posición sobre ese relevo, que debía hacerse efectivo antes el 21 de abril, pero el PSOE consideró que esa era una decisión que, con independencia de su compromiso de retirar las tropas españolas de Irak si la ONU no se hacía cargo del control del país, debía asumir el Gobierno en funciones.

Esta polémica provocó una suspensión momentánea del relevo, el pasado día 29, cuando Aznar ordenó que las tropas no salieran hasta que Zapatero enviara una carta expresando su postura.