El talibán español rechaza ante el juez su pertenencia a Al Qaeda y condena el 11-S

Garzón envía a Hamed Abderramán Ahmed a la prisión madrileña de Soto del Real

Más información
"Pensé que nunca volvería a verte", le dijo el preso a su madre al llegar de Guantánamo
¿Qué sabe el talibán español?
"Teníamos que ponernos toallas en los oídos para no escuchar el 'Born in the USA"
Detenido uno de los responsables de Al Qaeda al sur de Yemen

En su relato ante el juez, por espacio de tres horas, el ceutí ha rechazado ser parte de la red terrorista que dirige el saudí Osama Bin Laden, aunque ha reconocido que se trasladó a Afganistán para integrarse en las milicias talibanes. Según su testimonio, antes de su marcha a Afganistán, él y otros cuatro o cinco amigos formaron un grupo fundamentalista en Ceuta y, "cuando estuvo preparado", se trasladó al país asiático, hasta que fue detenido en la frontera con Pakistán y trasladado a la base de Guantánamo. No obstante, Hmido ha condenado ante el juez español los atentados de Nueva York y Washington, y ha negado su participación en los preparativos del ataque.

La conexión con la trama española de Al Qaeda

Garzón acusa al ceutí de pertenecer a Al Qaeda, motivo por el cual solicitó su extradición, que le fue concedida por las autoridades estadounidenses hace varias semanas. El juez quiere saber qué relación tuvo con Abu Abdulrahman, El Calvo, el hombre que presuntamente le captó como muyahidin y al que se vincula directamente con el comando del 11-S.

En el auto de procesamiento, Garzón sostiene que los miembros de la Unidad Central de Información Exterior de la Policía (UCIE) que le interrogaron en Guantánamo constataron su vinculación directa con la red de reclutamiento de Abu Abdulrahman, lo que confirmaron las intervenciones telefónicas a las que se encontraban sometidos. Según el juez, Hmido fue captado por El Calvo en España y en agosto de 2001 viajó a Irán, y de allí a Afganistán con la intención de entrenarse militarmente "para luego (...) actuar como mujahidin en Chechenia, cosa que no pudo lograr debido a los ataques norteamericanos sobre los campamentos de Al Qaeda" y al ser posteriormente capturado y trasladado a Guantánamo.

Los abogados del acusado han anunciado que recurrirán la prisión la próxima semana y que pedirán responsabilidades al Gobierno estadounidense por las "torturas" y "atrocidades" cometidas contra su defendido durante sus dos años de estancia en Guantánamo.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS