Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN LA COMUNIDAD DE MADRID

La abstención de Tamayo y Sáez impide que Simancas sea investido presidente de Madrid

El candidato afrontará una segunda votación el lunes, en la que sólo necesitará mayoría simple

Al contrario de lo que habían anunciado, los dos diputados tránsfugas del PSOE se han abstenido en la investidura de Rafael Simancas. Al no conseguir mayoría absoluta -54 votos a favor, 55 en contra y dos abstenciones-, el candidato socialista afrontará una segunda votación el lunes. Esta vez sólo necesitará mayoría simple. Durante su intervención, Tamayo ha responsabilizado a Simancas de la crisis por pactar con IU.

La portavoz del PP en la Asamblea de Madrid, Esperanza Aguirre, por su parte, no ve más salida al bloqueo institucional provocado por los dos tránsfugas del PSOE que convocar nuevos comicios. Durante su intervención en el pleno de investidura, ha propuesto al PSOE y a IU un pacto para fijar "una fecha para las elecciones antes de que acabe este año y que sea el pueblo de Madrid el que decida quién quiere que gobierne en su Comunidad".

Aguirre considera que de esa manera "las instituciones no se verán salpicadas" por "las ansias de poder y las banderías internas del Partido Socialista". En su opinión, "el respeto a la soberanía popular tiene que solucionar la crisis" mediante la disolución de la Asamblea y la convocatoria de nuevos comicios, porque "el arbitraje del pueblo es la piedra angular de la democracia".

El "naufragio político" de Zapatero

Además, Aguirre ha vaticinado el "naufragio político" de José Luis Rodríguez Zapatero al frente del Partido Socialista una vez que la crisis abierta por los diputados Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez ha demostrado que "todo huele a podrido en la FSM".

En su opinión, el escándalo de la Asamblea de Madrid ha dejado "meridianamente claro" que "uno no se puede fiar" del secretario general de la FSM ni de la formación que dirige Rodríguez Zapatero.

A su juicio, Simancas ha decidido presentarse finalmente a un debate de investidura que calificó de "debate trampa" porque lo utiliza como "salvavidas" de su carrera política aunque sea "a costa del naufragio" del secretario general del Partido Socialista. "Este es un debate para que el señor Simancas limpie sus vergüenzas", ha apostillado.

"Una lección de dignidad al PP"

En su contestación, Rafael Simancas ha asegurado que no quiere ser presidente para dar de esta manera "una lección de dignidad" al PP, partido al que de nuevo ha considerado "beneficiario y colaborador" de la supuesta trama de corrupción que, según ha sostenido, explican el comportamiento de los diputados tránsfugas. Su deseo es llegar a unas elecciones después de que se conozca toda la verdad sobre la trama inmobiliaria.

El candidato socialista ha defendido que su elección como presidente no saldrá adelante, a pesar de "los pronósticos con bola de cristal" realizados por Aguirre, porque, según ha indicado, "no se puede actuar anteponiendo el interés general al ansia por el poder". "Hoy no seré presidente -ha zanjado Simancas-. No sé si lo seré algún día, pero eso dependerá de los ciudadanos".

Por otra parte, Simancas ha acusado al PP de dejarse llevar por "el sectarismo" y aprovecharse de la situación generada por los dos tránsfugas. "¿De verdad creen que Eduardo Tamayo actuó como actuó porque es un socialdemocrata convencido, porque pensaba en los conciertos educativos, porque los madrileños piensan que los comunistas gobernando se van a acercar a las casas de los madrileños para robar a los niños por la noche?", se ha preguntado.

En su opinión, existen "razones contantes y sonantes" que explican la actitud de los dos tránsfugas, cuyo objetivo, según ha repetido, es que el PP "gobierne con elecciones o sin elecciones". Por ello, ha descartado que las relaciones entre Tamayo, el constructor Bravo, el abogado Verdes y su novia, edil del PP en Madrid, sean "coincidencias o anécdotas"."Mire, señora Aguirre -ha espetado Simancas a la dirigente popular-. Papa Noel no existe, los niños no vienen de París, dos más dos no son cinco, hay una lógica que nos lleva a la trama de corrupción".