Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS EN EL PP

Suárez Illana renuncia a su escaño: "Cuando se fracasa, se dimite"

El hijo del ex presidente del Gobierno seguirá como militante de base del PP por su "adhesión inquebrantable" a José María Aznar

El reciente candidato del Partido Popular a la Presidencia de la Comunidad de Castilla-La Mancha, Adolfo Suárez Illana, ha anunciado en una rueda de prensa celebrada a las 13.08 su renuncia al escaño que consiguió en las pasadas elecciones, informa Pilar Marcos. Suárez Illana ha explicado que seguirá en el PP como militante de base por "su adhesión inquebrantable" a José María Aznar.

Según ha explicado el ex candidato popular por Albacete, desde el 25 de mayo ha tenido múltiples conversaciones con la dirección nacional del partido en las que ha quedado clara su discrepancia con el análisis de la situación del PP en la región, del resultado de las elecciones y del proyecto de futuro que debe tener el partido en Castilla-La Mancha. "Había importantes diferencias entre el análisis de la dirección nacional y el que yo hago", ha asegurado, aunque posteriormente ha afirmado que está "comprometido con el proyecto" del PP.

Aun así, y pese a la catarata de preguntas que ha recibido por parte de los periodistas, Suárez Illana no ha querido explicar cuáles han sido esas diferencias. El hijo del que fuera primer presidente del Gobierno de la democracia española ha insistido en que salir del grupo parlamentario es la mejor manera de "asumir su responsabilidad politica por un fracaso". "Cuando se fracasa y se asume esa responsabilidad, se dimite", ha afirmado.

En la misma rueda de prensa celebrada en la sede regional del PP en Toledo, Suárez Illana, tras hablar de su fracaso, ha recordado paradójicamente que cuando llegó "tenía cero votos y hemos conseguido 400.000". Después, ha asegurado que "los partidos son más importantes que las personas, y los ciudadanos a quienes votan es a los partidos".

Suárez Illana se ha despedido en la rueda de prensa citando unos versos del poema Si de Rudyard Kipling que su madre le enseñó de pequeño: "Si tropiezas con el triunfo, / si llega tu derrota / y a estos dos impostores les tratas de igual forma".

La negativa de Aznar a que Suárez Illana se haga con la presidencia regional del PP ha sido clave en la renuncia del candidato. El candidato popular pidió en reiteradas ocasiones al secretario general del PP, Javier Arenas, el mando total del partido en la región, y alegó que si no disponía del poder para organizar al partido en la Comunidad no podía dirigir el grupo parlamentario.

El mismo Aznar ha telefoneado esta mañana a Suárez Illana para tratar de convencerle para que reconsiderase su decisión. El candidato a la presidencia de Castilla La Mancha se había reunido ayer con el presidente del Gobierno para plantearle en persona sus exigencias, que fueron rechazadas. Hoy, Suárez Illana le comunicó a Aznar que ya había tomado la decisión de asumir su derrota y marcharse, según han explicado fuentes populares a Europa Press.

Rosa Romero, nueva portavoz del PP

El propio Javier Arenas ha sido el primero en conocer esta mañana, en palabras del propio afectado, su renuncia. Tras la dimisión de Suárez Illana, la dirección del partido en Castilla-La Mancha seguirá en manos de José Manuel Molina, alcalde de Toledo. El escaño de Suárez lo ocupará una candidata del partido por Villarrobledo.

La ausencia del que fuera la imagen de los populares en la Comunidad en el grupo parlamentario deja en manos de Rosa Romero, secretaria de política municipal del PP, la defensa de los intereses del partido en el debate de investidura de la Comunidad y la portavocía del grupo. Romero abandonará su escaño en el Congreso de los Diputados y su puesto en la Ejecutiva Nacional del partido para dedicarse íntegramente a su puesto de portavoz del grupo popular en la Cámara castellano-manchega.

Suárez Illana entró en el PP en el Congreso que hizo el partido en enero de 2002. La entrada del hijo del primer presidente de Gobierno de la democracia española en la política causó impacto. De ser un desconocido, pasó a formar parte de la Ejecutiva del PP con Aznar como mentor.