Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El alcalde de Madrid, condenado a devolver más de 100.000 euros a las arcas públicas

El Tribunal de Cuentas considera que Álvarez del Manzano usó de forma irregular su cuenta restringida

El alcalde de Madrid, José María Álvarez del Manzano, ha sido condenado esta mañana por el uso irregular de fondos públicos del Consistorio, según ha adelantado la Cadena SER. El alcalde tendrá que devolver casi 104.000 euros (más de 17 millones de pesetas) que gastó indebidamente de su cuenta restringida de protocolo entre los años 1995 y 2000.

El Tribunal de Cuentas ha sentenciado que el alcalde originó un gesto indebido con cargo a los fondos del Ayuntamiento de Madrid de 103.776 euros (17,2 millones de pesetas), que se verá obligado a devolver con los intereses correspondientes según la sentencia que acaba de ser comunicada a las partes y a la que ha tenido acceso ELPAIS.es. Dicha sentencia también obliga al jefe del Gabinete del Alcaldía, Joaquín Moreno, a reintegrar 313,52 euros (52.000 pesetas) por el mismo concepto.

Así, queda probado que Álvarez del Manzano usó irregularmente su cuenta restringida de representación desde el año 1995 hasta el 2000. El tribunal entiende que el alcalde pagó indebidamente con fondos de la cuenta Alcaldía-Presidencia varios viajes privados y los billetes y estancias de su esposa en viajes oficiales en los que no consta que Doña Eulalia Miró tuviera que realizar actividad pública alguna. En dichos viajes se gastaron más de 25.000 euros.

Una televisión para Valdearenas

La sentencia considera también irregulares los donativos y regalos hechos por el alcalde de Madrid de forma subjetiva y sin control público. Entre estos regalos constan pagos a la costurera particular de la familia, donativos de casi 75.000 euros a distintas entidades religiosas -como hermandades de Semana Santa- y el regalo de un televisor al municipio alcarreño donde el regidor tiene una vivienda, Valdearenas.

Este proceso se abrió a raíz de una denuncia formulada ante el Tribunal de Cuentas en mayo de 2000 por el PSOE, tras una investigación de la concejal y portavoz del PSOE de Economía Ruth Porta a partir de unas informaciones publicadas por este diario. Durante la sesión del caso, que se celebró en diciembre, el fiscal señaló que el regidor gastó irregularmente 101.281 euros, si bien consideró prescrito lo referido a 37.245 euros. Sin embargo, el PSOE considera que el montante total de los gastos indebidos podría ascender a unos 230.000 euros, de los que habrían prescrito la mayor parte.

Como este tribunal sólo juzga la tenencia y custodia de fondos públicos, sólo exige su devolución y no se trata de un castigo penal. Pero no es el único proceso en el que está implicado el alcalde, que deberá afrontar, probablemente después de unas elecciones municipales a las que no se presenta, los caso Funeraria e Imefe.