Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los padres del niño al que hallaron atado y con heridas en todo el cuerpo, en libertad con cargos

El menor, de dos años, se encuentra ingresado en un hospital con maltratos evidentes y una grave desnutrición

La unidad central de menores de los Mossos d'Esquadra detuvo ayer en Barcelona a un matrimonio acusado de infligir malos tratos a uno de sus hijos, que fue hallado atado y con múltiples heridas por todo el cuerpo en el domicilio familiar, según ha informado hoy la dirección general de Seguridad Ciudadana de la Generalitat. Los padres pasaron ayer por la tarde a disposición judicial y, tras tomarles declaración, el juez los puso en libertad con cargos. Mientras, el menor, de dos años, y su hermano, de cuatro y que no ha sufrido maltrato, se encuentran bajo la tutela de la Generalitat.

El inspector jefe de Seguridad Ciudadana, Bernat Baró, ha explicado esta mañana que, tras recibir en la comisaría un paquete anónimo con fotografías en las que se veía un niño con heridas y moratones en cara, genitales y piernas, junto a una nota en la que constaban los nombres del niño y de la madre y una dirección incompleta, se determinó que la vivienda era de Barcelona capital y se estableció un dispositivo de vigilancia en el lugar.

Ayer, los agentes acudieron al domicilio de la pareja, situado en la calles Dels Salvadors, en el barrio del Raval, y encontraron en el interior de una de las habitaciones al menor, que no aparentaba tener más de un año, en unas condiciones deplorables. El niño estaba atado e inmovilizado de pies a cabeza con una camiseta vieja, mojada y sucia, con olor a orina y tapado con una pequeña manta. El niño, que estaba solo en la casa, tenía diversas heridas por todo el cuerpo que evidenciaban que había sido maltratado. Los agentes permanecieron en el piso, que la familia comparte con otra pareja, hasta que se presentaron los padres, el matrimonio formado por Elsa M. J., de 24 años, y Edison B. C., de 22 años y de nacionalidad ecuatoriana, que fueron detenidos.

Pronóstico "muy grave"

El niño, que resultó tener dos años, fue trasladado inmediatamente al hospital del Mar de Barcelona, donde se encuentra todavía ingresado con pronóstico "muy grave". El informe del centro señala que sufre "maltratos evidentes como hematomas, derrames y desnutrición". La SER, que cita fuentes de la investigación, ha añadido que el menor sufría esta situación desde hace al menos seis meses. Tras estos análisis, se le realizó un reconocimiento médico al otro hijo de la pareja, de cuatro años, que estaba en perfecto estado y fue ingresado en un centro de protección de la Generalitat.

La Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia de la Generalitat ha asumido provisionalmente la tutela de ambos niños. Mientras tanto, el juzgado de Instrucción número 32 decretó libertad con cargos para los padres, a quienes se imputan los delitos de violencia doméstica y abandono de familia, en previsión de que puedan ampliarse los cargos. Baró ha relatado que los padres, que no quisieron declarar ante la policía, justificaron la situación del niño ante el juez asegurando que lo ataban por su seguridad, porque no podían cuidarle al estar los dos trabajando, y que la malnutrición del bebé se debe a que padece problemas digestivos.

Baró explicó que el otro niño de la pareja exculpó al hombre, por lo que la policía sopecha que la autora de los malos tratos puede ser la madre. Este niño, el mayor, no es hijo del padre del bebé maltratado, sino de una pareja anterior de la mujer. El inspector jefe ha añadido que las fotos del bebé tienen entre uno y dos meses de antigüedad. De hecho, cuando los agentes encontraron al niño pensaron que no se trataba del mismo menor ya que el bebé se encontraba en una situación considerablemente peor a la que reflejaban las fotos. En este sentido, el inspector ha asegurado que la acción policial puede haber salvado la vida del menor.