Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El PSOE aumenta a cuatro puntos su ventaja sobre el PP, según el Pulsómetro de la SER

El 90% de los españoles se opone a una guerra en Irak

Las crisis de Irak y del Prestige y la debilidad económica están pasando factura al Gobierno de Aznar. Según el último pulsómetro de la SER, los socialistas se distancian en las urnas y le sacan cuatro puntos al PP en intención de voto decidida. Sólo el 35% de los ciudadanos respalda la política de Aznar y aumenta el pesimismo económico.

Además, según los datos del Pulsómetro el PP es ahora menos favorito y se reduce en 16 puntos la distancia de los que creen que los populares ganarán las próximas elecciones. El presidente Aznar atraviesa también sus horas más bajas de popularidad: sólo el 35% de los españoles aprueba su gestión y Zapatero se distancia como líder mejor valorado.

Los ciudadanos le ponen la peor nota al Gobierno desde que el Instituto Opina realiza el Pulsómetro y aprueban a la oposición. Por lo que respecta a la situación económica, empeora el pesimismo. El 40% de los españoles teme que la crisis empeore y se incrementa también la inquietud por el terrorismo.

Con los actores

Con todo, la oposición más clamorosa al Gobierno es por su postura en la crisis iraquí. Más del 90% de los españoles se declara en contra de una intervención militar y al 70% no le parecieron definitivas las pruebas presentadas por Colin Powell. El 84% de los ciudadanos rechaza el ataque unilateral y pide que los inspectores de Naciones Unidas tengan mas tiempo y mas medios y el 65% se opone a la intervención militar aunque tenga el respaldo de la ONU. Sólo el 25% sí apoyaría el ataque con el aval de Naciones Unidas.

Mayor aún es el porcentaje de ciudadanos, -el 93%- que rechaza la participación de España en un ataque unilateral. El 67% rechaza también esa participación aunque tenga el respaldo de la ONU.

En cuanto a las protestas vertidas en la Gala de los Goya, el 70% de los españoles respalda la actitud de los actores y directores de cine que expresaron su rechazo a la guerra. Ese mismo porcentaje censura al gobierno por su reacción y considera que el ejecutivo de Aznar encaja mal las criticas.