Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA LUCHA CONTRA EL TERRORISMO

Antecedentes de los GRAPO

Los GRAPO surgieron el 2 de agosto de 1975 como una sección técnica del PCE-R. Sus dirigentes sólo esperaron dos meses para cometer el primer atentado. Fue en Madrid y costó la vida a cuatro policías, aunque también se les atribuye la muerte de un guardia civil en esas fechas.

Desde entonces ha asesinado a más de 80 personas, y 19 de sus activistas han muerto en enfrentamientos con las Fuerzas de Seguridad. Los orígenes de GRAPO se remontan a 1968, con el nacimiento en el exilio (París) de la Organización de Marxistas Leninistas Españoles (OMLE), un partido comunista prochino que denunciaba el revisionismo no sólo de los comunistas españoles sino también de la Unión Soviética.

En su primer congreso celebrado en octubre de 1975, en la población santanderina de La Cavada, la OMLE cambió su nombre por el de Partido Comunista de España (reconstituido) PCE-R, porque estiman que el PCE traicionó su causa durante la Guerra Civil española (1936-39).

La mayoría de los atentados de GRAPO se han dirigido contra miembros de las Fuerzas de Seguridad o militares, no obstante, entre sus crímenes más graves figura la explosión de una bomba en la cafetería California 47, de Madrid, el 26 de mayo de 1979, con un saldo de 9 muertos y 61 heridos.

De escasa implantación aunque con atentados de gran repercusión social, las sucesivas detenciones de sus dirigentes han hecho en numerosas ocasiones que se haya dado al GRAPO por desarticulado varias veces.

Durante los últimos años, la actividad terrorista de GRAPO se ha limitado de forma exclusiva a la colocación de bombas en edificios oficiales y la "requisa" de fondos mediante atracos a entidades bancarias o el secuestro de directivos de sucursales, como la del empresario Publio Cordón, cuyo paradero aún se desconce.

Los grapos también se especializaron en el ataque a furgones blindados, a semejanza de las organizaciones mafiosas italianas, aunque la detención de tres de sus activistas en uno de estos atracos en Santander, en diciembre de 1992, y la muerte de otros tres en Zaragoza en abril de 1993 obligaron a la banda a desistir de este método durante un tiempo, en especial, mientras mantuvieron cautivo al empresario Publio Cordón, secuestrado en Zaragoza el 27 de junio de 1995.

Sin embargo, en los últimos años retornaron a la actividad de atracar furgones de transporte de fondos para financiarse.