Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CRISIS HISPANO-MARROQUÍ

Las Fuerzas Armadas españolas retoman la isla de Perejil

La operación comenzó a las 6.17 horas. - El Rey, la OTAN y los líderes de la oposición han estado al tanto del operativo

El Gobierno español "se ha visto obligado" a ordenar el desalojo del destacamento marroquí establecido en la isla de Perejil, sin que se hayan producido bajas ni heridos, según ha informado el Gobierno en un comunicado.

La operación, que fue diseñada durante el fin de semana, comenzó a las 6.17 horas de esta madrugada. Ha sido llevada a cabo por 28 soldados del Grupo de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra, con sede en Alicante, apoyado por cinco helicópteros Superpuma del mismo ejército. Aunque en principio se informó de que dos submarinistas habían reconocido previamente la zona, el ministro de Defensa, Federico Trillo, lo ha desmentido luego en el Congreso.

Los seis militares marroquíes que se encontraban en la isla no han opuesto resistencia. Poco después, han sido entregados a las autoridades de Marruecos. El islote está ocupado desde las 8.07 horas por un destacamento del Segundo Tercio de la Legión de Ceuta. Por su parte, efectivos de la Guardia Civil pertenecientes a unidades de élite especializadas en tareas de protección, denominadas Grupos Rurales de Seguridad (RGS) se han desplegado entorno a los perímetros fronterizos de las ciudades de Ceuta y Melilla.

El ministro de Defensa, Federico Trillo, ha dicho en su comparecencia conjunta con la ministra de Asuntos Exteriores, Ana Palacio, que la Legión permanecerá en la isla de Perejil hasta que el Gobierno decida que se ha restaurado el statu quo de la isla. De esta manera, el Ejército no se retirará del islote hasta que Marruecos garantice la vuelta a la situación anterior al pasado jueves.

Según fuentes de Iberia, los aeropuertos de Jerez y Melilla se cerraron a las 7:30 horas de la mañana con motivo de la intervención. El aeropuerto melillense permaneció varias horas abierto pero con su espacio aéreo restringido "por razones militares". En estos momentos la situación "está totalmente normalizada" tras haberse desactivado la zona de exclusión al tráfico aéreo civil, según han informado fuentes de Aeropuertos Españoles y Navegación Aérea (Aena).

El comunicado explica también que el presidente del Gobierno, José María Aznar, ha mantenido informado del desarrollo de la operación al rey Juan Carlos I, y que el Ejecutivo, por medio de su representante permanente ante la ONU, ha informado a su Consejo de Seguridad de estas actuaciones.

El vicepresidente Primero del Gobierno, Mariano Rajoy, se ha puesto en contacto con los líderes de los principales partidos políticos con representación parlamentaria para informarles de la operación.

Aliados

El Ejecutivo, continúa el comunicado, se ha puesto en contacto con sus aliados internacionales para informarles de la operación. Por último, el texto reitera su deseo de mantener "unas relaciones fecundas de amistad y cooperación" con el Reino de Marruecos, y manifiesta desde este mismo momento su disposición a entablar conversaciones "para la consecución de este fin".

Esta medida se produce cinco días después de que un grupo de militares marroquíes desembarcará en el islote de Perejil y plantaran la bandera de su país en la peña.

Pese a apostar por la vía diplomática, España ha decidido demostrar su intención de recuperar el islote sin descartar ningún recurso, por lo que ya ayer envió a Ceuta en un buque de transporte a un grupo de operaciones especiales de la Armada, dotado con tres helicópteros, lanchas de desembarco y misiles antiaéreos Mistral.

Marruecos restringe el paso por Ceuta

Las autoridades marroquíes no han permitido el paso a los "porteadores" que todas las mañanas se dirigen a un polígono industrial y comercial de venta al por mayor para adquirir productos que luego venden en el país vecino. Sin embargo, no se ha restringido el tráfico de vehículos ni el de otras personas, como turistas, que puedan cruzar la frontera.

Esta medida no ha producido ningún tipo de incidente en la zona, que permanece en situación de normalidad, según han asegurado fuentes de la Delegación del Gobierno en Cueta. En Melilla, los puestos fronterizos registran retenciones que afectan a los súbditos marroquíes que entran a la ciudad española. El tránsito en la zona española es fluido, mientras que en la marroquí presenta restricciones tanto en el tránsito de personas como de vehículos.

Más información

  • Marruecos restringe el paso por Ceuta