Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
CONGRESO

El PSOE dice que la huelga ha demostrado el carácter autoritario del Gobierno

Rajoy se declara satisfecho porque el 20-J se desarrolló "de manera razonable", salvo por los piquetes.

La huelga general del pasado jueves ha centrado esta tarde buena parte de la sesión de control en el Congreso de los Diputados. El PSOE considera que la huelga general ha puesto de manifiesto el talante "autoritario y mentiroso" del Gobierno. Por contra, el Gobierno se declara "satisfecho" del desarrollo de esta jornada de paro, pues considera que transcurrió de forma "razonable" salvo por la acción de los piquetes.

El vicepresidente primero del Gobierno, Mariano Rajoy, y el portavoz del Grupo Socialista, Jesús Caldera, expusieron esta tarde ante el Pleno del Congreso sus visiones totalmente contrapuestas de la jornada de huelga general del pasado 20 de junio.

Así, Jesús Caldera ha afirmado que los sindicatos y los trabajadores tuvieron ese día un "comportamiento ejemplar", respetando los servicios mínimos "abusivos", pero en cualquier caso ha expresado su "condena de los escasísimos hechos de violencia". Eso sí, agrega que "ha habido coacciones laborales de algunas empresas, avaladas por el Gobierno, así como coacción infomativa y política".

Por el contrario, Rajoy afirma que "el derecho de manifestación y de huelga se pudo ejercer sin dificultades", aunque "es verdad que hubo problemas para ejercer el derecho al trabajo, por la actuación de piquetes".

"Autoritario y antisocial"

Según el dirigente del PSOE, el 20 junio ha puesto de manifiesto el perfil "autoritario y antisocial" del Gobierno del PP, pues no ha dialogado con los sindicatos "ni antes ni durante, ni después" de la huelga.

Además, considera que el Gobierno se puesto en evidencia como "mentiroso", pues mientras "toda la prensa internacional destacó el éxito de esta huelga", el ministro Portavoz, Pío Cabanillas, a quien definió como "ministro de la Desinformación", negaba la existencia del paro. "Pudo ver a González en Marruecos cuando no estaba, y ha sido incapaz de ver a millones de españoles en la calle ejerciendo sus derechos", ha subrayado.

La conclusión, según el PSOE, es que el Gobierno "ha perdido el debate y no ha podido argumentar que el decretazo genere beneficios para la sociedad". Frente a ello, el vicepresidente primero del Gobierno se ha mostrado "satisfecho" asegurando que "las cosas se desarrollaron de manera razonable". "Estoy satisfecho de cómo he desarrollado mi función en la jornada del día 20", ha concluido.