_
_
_
_
_
LA LEY DE PARTIDOS

El Parlamento navarro desestima el recurso de Batasuna para cambiar de nombre

La coalición recurrirá previsiblemente la decisión unánime de la Junta de Portavoces de la Cámara

La Junta de Portavoces del Parlamento de Navarra ha desestimado hoy, con los votos de UPN y PSN, el recurso presentado por Batasuna contra el acuerdo de la Mesa de la Cámara del pasado día 15 de no darse por enterada del cambio de nombre del grupo parlamentario de la coalición abertzale.

Más información
El Parlamento de Navarra frena el cambio de nombre de Batasuna
Batasuna podrá cambiar de nombre en el Parlamento de Navarra
Batasuna cambia el nombre de sus grupos en los Parlamentos de Euskadi y Navarra
Aznar advierte al PSOE que la tramitación de la Ley de Partidos no admite retrasos
Foro:: Opine sobre el tema
Texto íntegro:: El dictamen del Consejo de Estado

Batasuna, que previsiblemente recurrirá las decisiones de la Mesa y la Junta ante los tribunales, no pudo el día 15 cambiar en Navarra el nombre de su grupo parlamentario por el de Nafarroako Sozialista Abertzaleak (Abertzales Socialistas de Navarra) al oponerse a ello UPN y PSN, tras alegar esta última formación que la nueva denominación podía confundirse con la de su grupo: Socialistas del Parlamento de Navarra.

Además, tanto UPN como PSN han interpretado que la solicitud de Batasuna era una "estrategia" de la coalición abertzale ante una posible ilegalización derivada de la nueva Ley del Partidos, cuyo proyecto ya ha sido aprobado por el Consejo de Ministros.

La Mesa ha tomado la citada decisión el día 15 pese a conocer un informe de los servicios jurídicos de la Cámara en el que se concluye que el cambio de denominación no necesita la autorización de los órganos rectores del Parlamento, que deben limitarse a darse por enterados del nuevo nombre.

Por este motivo, Batasuna ha presentado el pasado día 19 un recurso en el que sostiene que el acuerdo de la Mesa, además de haber sido adoptado sin tener competencia para ello, "en modo alguno" ofrece una "fundamentación jurídica que permita conocer sus razones o motivos" por lo que entiende que esta ausencia de motivación "supone dejar a nuestro grupo en una grave situación de indefensión".

Al término de la reunión, el portavoz de UPN, Alberto Catalán, ha señalado que su grupo se opuso hoy al recurso porque Batasuna "en ningún caso ha justificado los motivos para el cambio de denominación", que a su juicio "tampoco debemos desligarlo de este contexto político de regulación de la Ley de Partidos y de las responsabilidades que pueden tener algunas formaciones a la hora de amparar o no condenar los atentados de una banda terrorista".

Además, ha alegado un motivo técnico-jurídico, ya que "no nos encontramos al comienzo de la legislatura, que es cuando los grupos pueden adoptar la denominación que consideren oportuna y no es tampoco un nombre con el que concurrieron a las elecciones".

"Treta jurídica"

El portavoz del PSN-PSOE, Juan José Lizarbe, ha indicado por su parte que, además de las objeciones legales, en su partido entienden que "estos cambios de denominación suponen una 'treta jurídica' por parte de Batasuna, que es un grupo que no se atreve o no quiere condenar los atentados terroristas y al que no le vamos a facilitar las cosas, porque está jugando con dos barajas".

Por su parte, el portavoz de Batasuna, Pernando Barrena, ha comentado a los medios de comunicación a su salida de la sala que el cambio de nombre no ha podido llevarse a efecto "por una decisión política de dos partidos que en la Junta de Portavoces han consumado una utilización indebida del reglamento para actuar y perseguir políticamente al tercer grupo parlamentario de esta Cámara".

Barrena ha explicado que la vía del recurso en el Parlamento Foral está agotada, por lo que previsiblemente se presentará un nuevo recurso en los tribunales, aunque primero se debe definir cuál es la instancia competente, el Tribunal Administrativo de Navarra o el Constitucional.

Por ello, Barrena ha declarado que "se está haciendo una política de hechos consumados", ya que "se comete una irregularidad y una interpretación del reglamento totalmente abusiva, que desampara a un grupo parlamentario, y ahora tendremos que esperar tres o cuatro años a que haya una sentencia, pero la decisión de la Mesa no queda en suspenso y se impide que en esta Cámara cada grupo parlamentario decida su denominación".

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_