Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
FINANCIACIÓN AUTONÓMICA

Hacienda y el Gobierno vasco llegan a un acuerdo sobre el Concierto

La 'vicelehendakari' Idoia Zenarruzabeitia y el ministro Cristóbal Montoro han acudido a la reunión en la que el Ejecutivo de Ibarretxe ha renunciado a tener presencia directa en la UE

La renuncia del Gobierno vasco a contar con una representación directa en los Consejos de Ministros de la UE ha sido la llave que ha permitido que Hacienda y el Ejecutivo de Vitoria firmen por fin el nuevo Concierto Económico vasco.

Las negociaciones, rotas el pasado 27 de diciembre, han continuado este jueves con una reunión de cinco horas y media a la que han asistido el ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, la vicelehendakari, Idoia Zenarruzabeitia, y los diputados forales de Alava, Ramón Rabanera, Guipúzcoa, Roman Sodupe y Vizcaya, Josu Bergara.

La vicelehendakari anunció a última hora su presencia en las negociaciones de hoy, que en un principio iban a dedicarse a solucionar aspectos técnicos, lo que hizo que Montoro también optase por acudir a la cita.

Tras la firma del acuerdo, el ministro ha explicado que el acuerdo "va a permitir mejorar la estabilidad del País Vasco, va a contribuir positivamente a la relación de éste con España, va a dar seguridad jurídica a los agentes económicos, a empresarios y trabajadores, y, además, va a permitir que, a través de una nueva ley, el País Vasco tenga el mejor Concierto de la historia".

Según Montoro, se renovará la totalidad del texto del Concierto Económico, tal y como era de esperar desde que comenzaran las negociaciones al año pasado.

"Vamos a consagrar la foralidad del País Vasco dando ese carácter indefinido por primera vez en la historia de los Conciertos, y promoviendo todas las reformas en los diferentes ámbitos jurídico-fiscales, bien cohesionado con la Hacienda del Estado de forma que evitemos los conflictos que han jalonado también la existencia del Concierto", ha señalado Cristóbal Montoro.

El acuerdo de este jueves es tan sólo el punto de partida para fijar los términos definitivos del Concierto. Ahora llega el turno de los grupos de trabajo de Hacienda y el Gobierno vasco, que deberán dar forma a los acuerdos alcanzados. Después se reunirá la comisión mixta del Cupo, de donde saldrá la definitiva ley del Concierto Económico.

Lo que está claro es que para alcanzar el pacto ha sido fundamental la decisión del Ejecutivo de Ibarretxe de renunciar a tener presencia en Europa. Una vez superado este escollo, el Cupo ha quedado fijado en 181.000 millones de pesetas, la cantidad acordada antes de que se rompieran las negociaciones.

Aprobadas las propuestas del Gobierno vasco

En el análisis del acuerdo, Idoia Zenattuzabeitia ha sido menos efusiva que el ministro Montoro. La vicelehendakari "el acuerdo como tal es positivo, es para celebrarlo y es la base que sustenta nuestro sistema de Concierto y si somos capaces de recuperar el acuerdo y el pacto para renovarlo y en los términos establecidos esta noche, creo que tenemos el grado de satisfacción necesario para renovar la ley de Concierto y la ley Cupo".

Los representantes del Gobierno vasco, según Zenarruzabeitia, han conseguido pactar con el Ministerio de Hacienda todas las propuestas que anteriormente habían sido rechazadas por el Gobierno central. Así, se han concertado nuevos impuestos como el IRPF de los funcionarios del Estado y el nuevo impuesto de venta minorista de hidrocarburos.

Además, en cuanto al Cupo, la delegación vasca ha conseguido que se apruebe la cantidad que había propuesto en diciembre. "Se puede decir que en el conjunto de propuestas que habíamos planteado, nuestra plataforma reivindicativa de diciembre se ha cumplimentado en el último tramo en un 99%", ha asegurado Zenarruzabeitia.

En cuanto a la financiación de la Ertzaintza, se ha modificado la forma en que se refleja su financiación en el

descuento del Cupo, hasta ahora por la resultante de un sistema de módulos y a partir de ahora se pasa a sistema general, revisable cuando se amplíe la plantilla.