BARÓMETRO DEL CIS

Los españoles suspenden a Rato y Montoro en el último estudio del CIS

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes reconoce que el 'caso Gescartera' ha pasado factura al Gobierno.- El PP supera en 9,5 puntos al PSOE en la estimación de voto

El vicepresidente segundo del Gobierno y ministro de Economía, Rodrigo Rato, obtiene una calificación de 4,7 puntos, cinco décimas menos que en el último sondeo del mes de julio, mientras que el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro desciende de 4,4 puntos a 4,0. Estos datos figuran en el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) de octubre, presentado hoy en el Congreso por el secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández, quien ha reconocido que el escándalo de Gescartera ha pasado factura al Gobierno.

Más información
El CIS atribuye al PP una ventaja de 8,7 puntos sobre el PSOE en estimación de voto
Piqué, del pelotón de cabeza al furgón de cola
El CIS sitúa al PP 8,3 puntos por delante del PSOE

Este barómetro no incluye el tradicional listado de problemas que más preocupan a los ciudadanos, en el que la oposición pretendía medir la repercusión que el caso Gescartera ha tenido en la sociedad española.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández Díaz, ha explicado en rueda de prensa que la ausencia de ese listado, que venía recogiéndose mensualmente en las encuestas del CIS, se debía a un "problema técnico", un "error de edición y maquetación en el cuestionario".

Según ha explicado, cuando se dieron cuenta de que faltaban esas preguntas, el trabajo de campo y las entrevistas ya habían comenzado. En cualquier caso, ha anunciado que este "error" ya ha sido corregido y que la próxima encuesta volverá a contar con la percepción objetiva y subjetiva de los principales problemas del país.

La oposición pretendía conocer ahora la repercusión del caso Gescartera, pues en septiembre no hubo mención específica a ello y sólo un 2% de los encuestados destacaron la corrupción política como uno de los tres principales problemas del país.

En las encuestas del CIS, el terrorismo y el paro vienen sucediéndose de forma muy destacada como los dos principales problemas del país según los españoles. Así, en el barómetro de septiembre el terrorismo era citado por el 75% de los encuestados y el paro por el 65%.

Los españoles sólo aprueban a Rajoy

Del resto de los miembros Gobierno, sólo consigue el aprobado el vicepresidente primero y ministro de Interior, Mariano Rajoy, con un 5,1. Federico Trillo obtiene un 4,7, seguido por Angel Acebes (4,5), Francisco Alvarez-Cascos y Pío Cabanillas (4,4), Juan Carlos Aparicio y Jesús Posada (4,3), Josep Piqué y Juan José Lucas (4,2), y Anna Birulés, Pilar del Castillo y Jaume Matas (4,1).

La ministra peor valorada es la titular de Sanidad Celia Villalobos (3,5), seguida por Miguel Arias Cañete, que obtiene una décima más.

En cuanto a los líderes políticos, el secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, se mantiene como líder mejor valorado con una calificación de 5,2, una décima más que el presidente del Gobierno, José María Aznar.

A casi un punto de distancia se encuentra el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, con un 4,3; el líder de UDC, Josep Antoni Duran i Lleida (4,2); el coordinador general de IU, Gaspar Llamazares, (3,9); el líder del BNG, Xosé Manuel Beiras, (3,8) y, por último, el presidente del PNV, Xabier Arzalluz, (2,1).

Intención de voto

Según la encuesta -realizada entre el 24 y el 29 de octubre de 2001- el PP obtendría mayoría absoluta si hubiera elecciones generales al obtener el 43,5% de los sufragios y aumentaría su ventaja sobre el PSOE hasta los 9,5 puntos porcentuales -ocho décimas más que en el anterior sondeo-, ya que la estimación de voto de los socialistas sería del 34%.

En intención de voto directo -que no incluye los posteriores análisis del CIS-, el barómetro concede un 26,8% al PP (un punto por debajo del sondeo de julio) y un 22,4 al PSOE (1,7 puntos menos que en esa encuesta), por lo que la diferencia entre ambos aumenta siete décimas y se sitúa en 4,4 puntos.

La intención de voto directo para IU sería de 3,5%; del 3,2 para CiU; 1,2% para el PNV; 1,1 para ERC; 0,6% para el BNG; 0,5% para Coalición Canaria; 0,4% para IC-V; 0,3% para PA y CHA y 0,2 para EA. En estimación de voto, estos resultados se traducen en un 5,5% de los sufragios para IU, que desciende una décima desde el anterior sondeo; 4,5% para CiU, que sube ocho décimas, y 1,4 para el PNV y BNG, por lo que ambos pierden una décima con respecto a julio.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández, durante la presentación del barómetro del CIS.
El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, Jorge Fernández, durante la presentación del barómetro del CIS.EFE

La opinión sobre el 11 de septiembre

La práctica totalidad de los españoles encuentados por el CIS asegura que los atentados de septiembre en EE UU no han cambiado lo más mínimo sus planes de futuro. Sin embargo, siete de cada diez españoles dicen estar "muy o bastante preocupados" por los acontecimientos que se han producido tras los ataques.

Así, el 96,4% de los encuestados no variará sus planes de comprar una vivienda, cambiar de trabajo, reformar su casa o hacer compras importantes. El 93,4% tampoco variará sus planes de viajar o irse de vacaciones, aunque un 58,6% reconoce que tiene más miedo a volar que antes.

Además, el 98,4% dice no haber retirado dinero del banco, en previsión de una crisis grave. En general, los españoles ha seguido con mucho o bastante interés las noticias de la crisis internacional (81,2%) y sólo un 17,4% ha tenido escaso o nulo interés. La vía de información más frecuente para 97% ha sido la televisión.

Un tercio de los españoles cree que podrían producirse nuevos atentados terroristas de envergadura en EE UU y sólo un 37,4% piensa que también puede pasar en España.

En todo caso, el 57,4% está muy o bastante preocupado ante la posibilidad de que España pueda convertirse en objetivo del terrorismo internacional. Un tercio de la población se manifiesta inquieto por posibles ataques con armas químicas.

En lo referente a la situación de ETA tras el 11-S, el 59,5% opina que la banda seguirá actuando como hasta ahora y el 54% apuesta porque la cruzada contra el terrorismo no adelantará su final. Sólo el 21,2% cree que puede adelantar su fin y el 6,7% opina que podría retrasarlo.

Aunque un 58,7% dice que los países occidentales están más unidos desde los atentados, una mayoría del 45,9% cree que cuando finalice la crisis estaremos en un mundo igual. Un 21,4% cree que el mundo será peor y un 15,1% que mejorará.

Según los encuestados el líder internacional mejor valorado es Tony Blair, con 5,1 puntos; le siguen Gerhard Schröder, con 4,9 puntos; Jacques Chirac, con 4,8 puntos; Georges Bush, con 4,6; y Vladimir Putin, con 4,2 puntos.

Por países, los españoles aprecian en primer lugar, y por este orden, la postura de Alemania, Francia, Estados Unidos, Gran Bretaña y Rusia. Por detrás de ellos y a distancia valoran las opciones defendidas por Israel, Irak y por último Afganistán.

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS