Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
LA OFENSIVA TERRORISTA

ETA asesina a tiros en Getxo a un magistrado de la Audiencia Provincial de Vizcaya

José María Lidón Corbi fue sorprendido por dos encapuchados cuando salía del garaje de su casa conduciendo su vehículo en compañía de su mujer

Dos pistoleros de la organización terrorista ETA han asesinado esta mañana en Getxo (Vizcaya) a José María Lidón Corbi, magistrado de la sección segunda de la Audiencia Provincial de Vizcaya, según ha informado la Ertzaintza. Lidón, que no llevaba escolta, fue tiroteado cuando abandonaba su domicilio en coche acompañado por su mujer.

El atentado se ha producido hacia las 7.30 de la mañana cuando dos encapuchados han tiroteado al magistrado, quien en ese momento salía del garaje de su casa, situada en la confluencia de las calles Maria Andresena y Euskal Herria de Algorta, conduciendo su vehículo. Por delante de él, a unos diez metros, salía del garaje el hijo del magistrado conduciendo otro coche.

Cuando el juez Lidón se disponía a girar para tomar la rampa de salida, de unos quince metros de longitud, dos individuos se han colocado uno en la parte frontal y otro en la lateral del vehículo y han efectuado cinco o seis disparos que han acabado con la vida del magistrado de forma instantánea.

Lidón, que estaba acompañado de su mujer y que no llevaba escolta, ha recibido dos disparos en la nuca, según el consejero de Sanidad del Gobierno vasco, aunque este extremo no ha sido confirmado. Los asesinos han huido luego a pie.

Muerte instantánea

Su muerte ha sido inmediata, a pesar de que los servicios de urgencia han llegado al lugar con gran celeridad, puesto que han sido alertados por el hijo de la víctima.

El cuerpo del magistrado ha quedado dentro de su automóvil y ha sido cubierto con una sábada mientras la policía científica y el juez de guardia realizaban las gestiones previas al levantamiento del cadáver.

Efectivos de la Ertzaintza han acordonado la zona del atentado, a la que se han desplazado el alcalde de Getxo, José María Zarraoa, la portavoz del PP, Marisa Arrue, y los consejeros de Sanidad y Justicia, Gabriel Inclán y Joseba Azkárraga.

En algunos puntos de los accesos de la localidad se han establecido patrullas de la Ertzaintza cuyos agentes van equipados con chalecos antibalas.

'Comando Vizcaya' reconstituido

Este mediodía, el consejero de Interior del Gobierno vasco, Javier Balza, ha atribuido el asesinato del magistrado a un reconstituido comando Vizcaya de ETA. Balza, que fue alumno del juez asesinado en la Universidad de Deusto, ha explicado que las fuerzas de seguridad tenían "una especial preocupación" por que se produjera un atentado en esta provincia, habida cuenta que ha pasado un año sin atentados y que el comando que actuaba en la provincia había sido detenido hace ya tiempo, por lo que han tenido tiempo de reconstituirlo.

Balza también ha confirmado que el juez no llevaba escolta ya que no había aparecido en ninguna lista de objetivos de la organización terrorista. Las decisiones sobre la escolta "no son decisiones unilaterales, sino que vienen avaladas por las informaciones de que disponen los cuerpos de policía, y en esta ocasión, estamos en presencia de una persona que en ningún momento había aparecido en ningún tipo de información de la banda terrorista, ni que había tenido tampoco ningún antecedente ni tan siquiera de kale borroka", ha explicado.

Un paso cualitativo

Una precisión que sí ha querido hacer el consejero es que el atentado contra el magistrado ha supuesto "un paso cualitativo" en la forma de operar de la banda terrorista ya que, según ha recordado, hacía más de veinte años que ETA no asesinaba a ningún miembro relacionado con la Justicia vasca. Balza se refería al atentado cometido en 1978 contra el juez de paz Jáuregui Bernaola.

"Implica una nueva escalada de ETA porque se ha pasado de cometer sabotajes o algún atentado en sedes judiciales a asesinar a un magistrado que realizaba una labor ordinaria, y hay que ser conscientes de que ese es un paso importante, un paso cualitativo".

Balza ha garantizado que la persecución de los autores de este atentado será "implacable", y se ha mostrado convencido de que "como se viene demostrando siempre, los autores serán puestos a disposición de este poder judicial que, tan criminalmente han atacado en el día de hoy". A este respecto Balza ha puesto de relieve "un importante elemento de cooperación ciudadana" que ha facilitado información a la Ertzaintza "que espero sirva para poner a disposición de la Justicia a los criminales que han cometido el atentado".

Lidón, además de magistrado, era profesor de Derecho penal en la Universidad de Deusto, donde también estudia uno de sus hijos. Las clases se han suspendido hoy en este centro universitario.

El atentado llega un día después de la detención de dos etarras que habían intentado asesinar en Madrid al secretario general de Política Científica del Ministerio de Ciencia y Tecnología, Juan Junquera. La acción terrorista se produce además pocas horas antes de que los nuevos vocales del Consejo General del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional tomaran posesión de su cargo en un acto que ha presidido el Rey Juan Carlos en el Palacio de La Zarzuela.

El último asesinato de ETA hasta hoy tuvo lugar el pasado 14 de julio cuando fue acribillado a balazos en Leaburu (Guipúzcoa) el subcomisario de la Ertzaintza Mikel Uribe cuando se disponía a comer con unos amigos. Aquel mismo día, que coincidió con la jura de Ibarretxe como lehendakari, había sido asesinado por la mañana con una bomba lapa el concejal de UPN en Leitza (Navarra) José Javier Múgica.