EL CRIMEN DE MIJAS

María Dolores Vázquez, condenada a 15 años por el asesinato de Rocío Wanninkhof

La Audiencia de Málaga la obliga además a pagar una indemnización de 18 millones

La Audiencia Provincial de Málaga ha condenado a quince años y un día de prisión y a una indemnización de dieciocho millones de pesetas a María Dolores Vázquez, tras el veredicto del jurado emitido el pasado miércoles, que la consideraba culpable del asesinato de la joven de Mijas Rocío Wanninkhof.

La sentencia ha sido leída pasadas las dos y media de la tarde por el magistrado que presidió el juicio, Fernando González Zubieta. La sentencia considera probado que la acusada comenzó en 1982 una relación afectiva con la madre de la víctima, Alicia Hornos, que dio lugar a una convivencia que se prolongó durante 10 años.

Más información

Asimismo, la sentencia establece que al llegar Rocío a la adolescencia adquirió un "sentimiento de animadversión" hacia Dolores Vázquez debido "a los castigos que recibía de ella" y al "rechazo" que le provocaba la relación con su madre, lo que degeneró en que la acusada "también acabó sintiendo animadversión y odio" hacia la víctima.

Llevada por ese odio a Rocío, a quien consideraba culpable de la ruptura con Alicia Hornos, Dolores Vázquez "salió a pasear el 9 de octubre de 1999 por los alrededores de la casa provista de un arma blanca" y que, tras encontrarse con la víctima, "entre ambas se suscitó una discusión".

La disputa "acaloró extremadamente a Dolores", que dirigió un primer golpe a Rocío que le produjo una hemorragia. Mientras la víctima intentaba limpiarse, Dolores aprovechó "el estado de sorpresa e indefensión" para "darle una puñalada en el pecho".

"Al sentirse herida de gravedad", Rocío "emprendió la huida dejando un gran reguero de sangre" y "cayó exhausta al suelo boca abajo", momento en el que la acusada le asestó "ocho puñaladas en la espalda que le provocaron la muerte", señala la sentencia.

Más tarde, trasladó en un vehículo "no identificado" el cadáver hacia "su domicilio, donde lo mantuvo breves días", y, posteriormente, "sola o en unión de persona o personas no determinadas", llevó el cuerpo hasta el club de tenis Altos del Rodeo, en Marbella.

Allí, depositó el cadáver "entre la maleza, despojado de su ropa y con las piernas abiertas", y días más tarde trasladó al lugar "varias bolsas de plástico que contenían las camisetas que llevaba Rocío" el día del crimen. El cadáver fue hallado el 2 de noviembre de 1999. Hasta el 7 de septeimbre de 2000 no se detuvo a Dolores Vázquez como presunta autora del crimen.

El magistrado considera que la acusada "se aprovechó del factor sorpresa y de la indefensión de la víctima", así como que Vázquez le dio una puñalada en el pecho "con intención evidente de producirle la muerte", y después ocho puñaladas más en la espalda "que evidencian claramente la intención de asegurar la muerte".

La sentencia ha tenido en cuenta "la circunstancia de alevosía" al imponer la citada pena, así como "las circunstancias subjetivas de la acusada, la actitud de la misma, la absoluta carencia de antecedentes penales y el hecho de que dos de los nueve votos (del jurado) fueran de inculpabilidad".

EFE

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50