Emprendedores

Casas con valores

La empresa Designable diseña y construye viviendas sostenibles en el centro de las ciudades

Aspecto de una de las viviendas de Designable.
Aspecto de una de las viviendas de Designable.

Andrés Perales (Murcia, 32 años) y Pablo Bertolín (Valencia,32 años) se conocieron en 2009 en una clase de cerámica en la Universidad Cardenal Herrera, en Valencia. “Era una clase de cerámica de piezas para la arquitectura”, recuerda Perales. Desde ese momento se dieron cuenta de que ambos tenían una visión común sobre el objetivo de la arquitectura: mejorar la vida de las ciudades y, de esa forma, la de las personas. Con un proyecto novedoso en el sector inmobiliario, que implica al comprador en todo el proceso de producción (sin intermediarios) y el uso de materiales ecológicos, esa visión se ha consolidado en la startup Designable, que construye edificios sostenibles en los centros de las ciudades.

Las viviendas que Perales y Bertolín fabrican ­—han entregado seis, diseñan otras cinco y tienen otras 12 pedidas—, junto a un equipo de siete personas, además, son personalizables. En su página web, Designable se promociona así: “Sabemos que aún no has encontrado tu casa en el centro de Valencia. Es normal, todavía no la has diseñado”. Gracias a eso, los usuarios pueden elegir desde la distribución del espacio en su vivienda, los materiales y acabados, hasta las “rarezas” que quieran añadir en su diseño (como una cava o un espacio para un piano). En tiempo real, también pueden ver las emisiones de CO2 que producirá cada elección que hagan y las variaciones cuando cambien de decisión.

Perales asegura que no existen intermediarios y que el precio de la vivienda es fijo. Dice que, cuando una persona compra una vivienda, “sabe en todo momento dónde está yendo cada euro del precio que compone su casa”. Los precios dependen de la estructura de sus costes, que está determinada por la calidad de los materiales que elijen los clientes y el coste repercutido del solar. Estos quedan de entre 230.000 y 240.000 para las viviendas de dos habitaciones; entre 300.000 y320.000 para la de tres habitaciones y 380.00 para la de cuatro.

El elemento innovador, según estos dos emprendedores, es la marca: “Creemos que tenemos una marca con valores y la gente que quiere comprarse una casa con nosotros ya los comparte”, explica Perales. Y reconoce: “Facturamos poco [en 2019 firmaron un contrato por 305.000 euros, que corresponden al precio de los servicios de Designable] y tenemos muchos gastos, pero también números interesantes para una start-up. En 2022, es cuando ya deberíamos de haber alcanzado nuestro break-even, (el umbral de rentabilidad o punto de equilibrio), dice".



Archivado En:

Más información

Te puede interesar

Suscripciones El PaísSuscríbete

Lo más visto en...

Top 50