_
_
_
_
_

Disney: descarnada guerra de accionistas en el lugar más feliz de la tierra

Este miércoles concluye la campaña del inversor activista Nelson Peltz contra el liderazgo de Bob Iger, cuya gestión será respaldada en la junta anual

La estatua de Walt Disney y el ratón, Micky Mouse, en el parque temático de Florida.
La estatua de Walt Disney y el ratón, Micky Mouse, en el parque temático de Florida.John Raoux (AP)
Luis Pablo Beauregard

¿Habrá final feliz para Bob Iger? Es la pregunta que se hace el mundo de los negocios sobre Disney, el gigante del entretenimiento. La empresa celebra este miércoles su junta anual de accionistas. La cita pone fin a una virulenta campaña de varios meses en contra el consejero delegado por parte de los inversores activistas Nelson Peltz y su fondo de inversión Trian y la firma Blackwells Capital Group, quienes buscan dos posiciones en el consejo de administración para promover cambios en la gestión del veterano ejecutivo de la compañía.

Trian posee el 1,8% de los títulos de la empresa, unos 2.500 millones de dólares. El fondo lanzó el otoño pasado una gran operación bajo el nombre Restore the Magic (Que regrese la magia). El esfuerzo fue promovido tras un año en el que las acciones de la empresa estuvieron en su punto más bajo en casi una década. Trian intenta colocar a dos personas de su confianza dentro del Consejo. Uno es Peltz, de 81 años, quien tiene una larga experiencia en empresas como Heinz, DuPont y P&G y el otro es Jay Rasulo, quien fue el encargado de finanzas de la empresa entre 2010 y 2015. “Algo se rompió en la creación de contenido creativo de la empresa”, dice Rasulo en un video reciente de la campaña.

Bob Iger, el pasado 12 de febrero.
Bob Iger, el pasado 12 de febrero.Jordan Strauss (AP)

El Consejo de Administración está compuesto por 13 puestos. La gran mayoría está alineada con la visión de Iger. Doce ejecutivos se juegan la reelección este miércoles 3 de abril en la junta anual. Trian se ha fijado como objetivo los asientos ocupados por Maria Elena Lagomasino y Michael Froman, quienes serían reemplazados por Rasulo y Peltz, el némesis de Iger. Blackwells Capital, por su parte, tiene otros tres candidatos que busca colar al órgano directivo.

Peltz dispara contra los miembros del Consejo en otro de los videos. “Es hora de que entiendan que con sus grandes honorarios y enormes compensaciones nos deben algo a los accionistas (...) Nos han maltratado por mucho tiempo y eso debe cambiar”, asegura el inversor, quien ha lanzado varios pulsos a Iger por casi dos años desde que este volvió a la empresa a finales de 2022. En enero de 2023, el consejero delegado anunció el despido de 7.000 personas y el recorte de 5.000 millones de dólares para apaciguar a Peltz.

Nelson Peltz, el fundador del fondo de inversiones Trian, en una imagen de 2016.
Nelson Peltz, el fundador del fondo de inversiones Trian, en una imagen de 2016.Mike Blake (REUTERS)

Disney contraatacó al envite de Peltz montando una campaña millonaria que incluye una página con documentación que pretende informar a los accionistas de cómo votar en las elecciones de este miércoles. La empresa pide respaldar a los 12 integrantes del consejo que tienen actualmente la posición, incluido al presidente Mark Parker, quien tomó en 2023 el testigo de Susan Arnold, la primera mujer en presidir Disney en un siglo de historia. La empresa pide no dar votos a los candidatos propuestos por Peltz ni Blackwells.

Los directivos en el consejo ponen en duda la capacidad de Peltz para entrar al Consejo. Subrayaron su falta de experiencia en empresas mediáticas y han resaltado discretos resultados en algunas compañías por las que ha pasado, como Pepsi y GE. Asimismo, han recordado a sus accionistas polémicas declaraciones, entre ellas sus críticas a la exitosa gestión de Kevin Feige al frente del estudio Marvel y algunos comentarios que chocan con el ambiente de corrección política que hay en Hollywood. Peltz se quejó en una entrevista reciente con el Financial Times de que Marvel hiciera películas de superhéroes con un elenco completamente femenino, The Marvels, una cinta que llegó a recaudar 1.300 millones de dólares. Criticó también que fueran producidas otras con negros y latinos: Pantera Negra y Wakanda por Siempre. “¿Para qué necesito un elenco solo de negros?”, dijo al diario.

El empresario ha sido un gran crítico de la compra de los estudios Fox y Marvel, dos operaciones que transformaron el rol de Disney y cimentaron el legado de Iger en su primera etapa como principal ejecutivo del conglomerado.

La defensa de Disney ante los ataques de Peltz y compañía, entre ellos su socio Ike Perlmutter, quien fue despedido de la empresa hace un año, incluyó rasgos de campaña negra. Un anuncio de tres minutos cargaba contra el estilo del inversor. “Nelson Peltz tiene una larga historia de ataque a compañías que deja a la larga perjuicio a los inversionistas”, indica el video, que fue lanzado a inicios del mes pasado y enviado a los votantes institucionales. La empresa asegura que el rencor mueve a Rasulo, quien abandonó Disney tras no ser ascendido de puesto para ser el número dos del consejero delegado, y Peltz mantiene una lucha personal contra Iger desde hace tiempo.

De acuerdo con The Wall Street Journal, Bob Iger saldrá bien librado de esta batalla. Peltz parece aventajar a Lagomasino en los votos, de acuerdo al diario. La elección se abrió desde febrero y concluye la noche de este martes. Rasulo, en cambio, parece menos favorecido a quedar dentro del organismo directivo.

El Journal asegura que Iger, quien tiene contrato hasta 2026, cuenta con el respaldo de BlackRock, el segundo accionista de Disney. El gestor de fondos tiene una participación de 9.500 millones de dólares, un 4,2% de acciones de la empresa. El consejero delegado también tiene el apoyo de T.Rowe Price, otra empresa de gestión de activos que es dueña del 0,5% de los títulos. Es avalado asimismo por influyentes hombres de negocios como Jamie Dimon, de JPMorgan Chase y grandes nombres de Hollywood como George Lucas y Michael Eisner.

Trian ha conseguido convencer a accionistas que aguardan los tiempos de cambio al interior del gigante del entretenimiento. Neuberger Berman, otra compañía de administración de recursos, dueña del 0,1% de acciones (254 millones de dólares), ha promovido el voto por Rasulo y Peltz. También lo ha hecho el sistema de jubilados del sector público de California, conocido como Calpers, quien tiene invertidos los fondos de retiro de miles de funcionarios en acciones en la casa de Mickey Mouse (una participación de cerca del 0,4%).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Luis Pablo Beauregard
Es uno de los corresponsales de EL PAÍS en EE UU, donde cubre migración, cambio climático, cultura y política. Antes se desempeñó como redactor jefe del diario en la redacción de Ciudad de México, de donde es originario. Estudió Comunicación en la Universidad Iberoamericana y el Máster de Periodismo de EL PAÍS. Vive en Los Ángeles, California.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_