_
_
_
_
_

La inteligencia artificial destruirá 400.000 empleos en la próxima década

El comercio, las actividades administrativas y la hostelería serán los sectores más afectados por la automatización

Empleo digital
Una empleada en su puesto de trabajo.Getty
Gorka R. Pérez

El potencial del que dispone la inteligencia artificial (IA) para transformar el mercado de trabajo es más que evidente para todos los actores inmersos en una revolución ya imparable. Las empresas ven en estos nuevos motores informáticos la capacidad de organizar y atender con mayor eficiencia muchas de sus tareas —y mejorar su productividad, una asignatura pendiente—, al tiempo que algunos trabajadores recelan de su supervivencia en un entorno dominado por las máquinas. Nada nuevo dentro de la rueda del progreso, pero que, atendiendo a todos los indicadores —tanto actuales como futuros, lleguen hasta donde lleguen estos—, está a punto de generar un salto inédito. Las últimas proyecciones realizadas por Randstad alertan de que en los próximos diez años desaparecerán 400.000 puestos de trabajo por la IA. El resultado proviene de la resta entre los puestos que se crearán (1,6 millones), y los que se perderán (dos millones). Números rojos.

“Con la IA vamos a experimentar una nueva revolución económica, ya que se estima que a nivel global el 18% del trabajo podría estar más o menos afectado por la automatización y el PIB mundial podría aumentar en un 7% como consecuencia del impulso a la productividad laboral”, explica Valentín Bote, director de Randstad Research. Otra forma de entender esta “afectación” es pensar que quien no se adapte desaparecerá. O, como mínimo, se verá obligado a evolucionar.

La consultora de talento ha fijado su análisis en los próximos diez años —los que van desde 2023 hasta 2033—, y sus resultados son consecuencia de la extrapolación a España de las metodologías internacionales que ya se están poniendo en marcha, aislando cualquier otro efecto que pudiera contaminar la evolución del mercado laboral en este tiempo (variables económicas, geopolíticas, regulatorias o de cualquier otro tipo). Así, el informe de Randstad apunta a que en la próxima década la expansión de la inteligencia artificial en la actividad empresarial provocará la aparición de 1,61 millones de nuevos empleos, al tiempo que prevé la desaparición de dos millones de puestos de trabajo. Estos representan el 9,8% de los empleos que hay en España, y son los que “corren el riesgo de ser automatizados”, alerta Bote.

Perfil técnico

Para advertir del impacto que esta suplantación de la máquina por el hombre tendrá en los distintos sectores productivos, Randstad ha trasladado la ecuación general (ganancia menos pérdida) a cada parcela. Y hay algunos claros perdedores: el comercio, por ejemplo, arroja un saldo negativo de casi 160.000 empleos, seguido de las actividades administrativas (alrededor de 150.000); de la hostelería (113.000); y del transporte y almacenamiento (casi 50.000). Dentro del pequeño grupo de sectores que experimentarán un impacto limitado con la llegada de la IA están, según Randstad, la agricultura, ganadería y pesca, las actividades asociativas, las industrias extractivas o la construcción.

Del otro lado, quienes más puestos de nueva creación generarán serán aquellas con un marco perfil técnico. Es el caso del sector de la programación y consultoría (76.000); las actividades profesionales, científicas y técnicas (casi 50.000); las telecomunicaciones (9.000); y los medios y publicaciones (3.500). También, las actividades de seguros (37%), servicios financieros (36%) y medios y publicaciones (33%) experimentarán un importante salto en su productividad.

La IA es una realidad futura, pero todavía no demasiado presente. El informe de Randstad también ofrece resultados acerca de cuántas empresas recurren actualmente a esta herramienta transformadora, y por el momento, el 54,5% aseguran no hacerlo. El colectivo restante (45,5%) reconoce utilizarlo, pero lo hace de forma principal para el análisis de datos (49,2%), o la optimización de tareas administrativas o automatización de procesos (36,1%).

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Sobre la firma

Gorka R. Pérez
Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_