_
_
_
_
_

La huelga de Lufthansa en Alemania deja más de 100.000 pasajeros afectados

El personal de tierra de la aerolínea exige un aumento salarial del 12,5% o una subida de al menos 500 euros al mes

huelga lufthansa alemania
Aviones de Lufthansa aparcados en el aeropuerto de Fráncfort, en una imagen de archivo.KAI PFAFFENBACH (REUTERS)

La huelga de personal de tierra convocada este martes por un sindicato de la aerolínea alemana Lufthansa ha afectado a a más de 100.000 pasajeros, según cálculos de los medios locales. Los paros, que comenzaron la pasada madrugada con una duración prevista de algo más de 24 horas y están teniendo poca incidencia en España, afectan a siete de los principales aeropuertos del país. El conflicto se enmarca dentro de la disputa salarial del sindicato Ver.di con la aerolínea, a la que reclama que apruebe los mismos aumentos para los 25.000 empleados de tierra que ha aprobado para otros grupos en el consorcio.

Viajar en Alemania cada vez es más complicado. La sucesión de huelgas parece no tener fin. Apenas dos semas después de la última, esta vez el paro afecta a los aeropuertos de Fráncfort y Múnich, los dos principales centros de conexión de Lufthansa y los de mayor tráfico del país. Ambos figuran entre las 10 instalaciones aeroportuarias más concurridas de Europa. Además, la protesta también se ha convocado en los aeropuertos Berlín, Düsseldorf, Hamburgo, Colonia-Bonn y Stuttgart. Los paros han comenzado a las 4.00 de este martes y se prolongarán hasta las 7.10 del miércoles.

El sindicato exige un aumento salarial del 12,5% o, al menos, 500 euros más al mes para cada empleado. Además, solicita un bono de compensación inflacionaria corporativa de 3.000 euros para un período de doce meses. “La disposición a la huelga es enorme”, ha advertido Marvin Reschinsky, negociador de Ver.di, en declaraciones recogidas por la agencia France Presse. El representante sindical espera que, en las negociaciones previstas para este miércoles, “Lufthansa mejore significativamente su oferta” después de que, en la última propuesta que hizo la aerolínea, apenas se tuvieran en cuenta sus demandas.

A pesar de la huelga, la aerolínea alemana planea operar entre 10% y el 20% de los vuelos programados. La compañía ha pedido a los pasajeros que vayan al aeropuerto en el caso de que su vuelo no haya sido cancelado. También ofrece la posibilidad de cambiar de vuelo de forma gratuita a través de internes o de cambiar vuelos nacionales por un cupón de tren.

El lunes por la noche ya se produjeron numerosas cancelaciones de vuelos. En Fráncfort, las pantallas del aeropuerto anunciaban una docena de vuelos anulados. Estos afectaban especialmente a los trayectos en Europa, mientras que importantes conexiones intercontinentales, como a Buenos Aires o Ciudad del Cabo, deberían seguir operando.

Oleada de huelgas de transportes

Durante las últimas semanas, los alemanes han tenido que hacer uso de su paciencia en varias ocasiones a la hora de viajar. A principios de año, la empresa de ferrocarriles Deutsche Bahn paralizó durante varios días todo el tráfico ferroviario del país, con más de 80 millones de habitantes. A estos paros se sumaron los del personal de seguridad en los aeropuertos y el del transporte público local en algunas ciudades importantes como Berlín.

Detrás de casi todas estas huelgas se encuentra el impacto que la inflación ha tenido en el nivel de vida de los trabajadores alemanes. Muchas personas tienen ahora un menor poder adquisitivo porque, en los últimos tres años, los salarios han aumentado significativamente menos que los precios. Y ahora buscan una compensación por esta pérdida de poder adquisitivo.

Sin embargo, según el Instituto de Investigación Económica DIW, también hay huelgas debido a la escasez de mano de obra causada por la evolución demográfica. Esto hace que los trabajadores se vean más seguros para exigir mejores condiciones laborales, no solo salariales. Por ejemplo, piden jornadas laborales de menos horas, como en el caso de los trabajadores del Deutsche Bahn.

Los expertos esperan más huelgas y conflictos laborales en los próximos dos o tres años. En este ejercicio habrá importantes rondas de negociación salarial, por ejemplo, en el sector bancario, la construcción, la industria química y la industria metalúrgica y electrónica. A finales de 2024, también vencen los convenios colectivos en la empresa de correos alemana, Deutsche Post, y en el servicio público a nivel federal y municipal. En total, habrá negociaciones de convenios salariales para alrededor de 12 millones de empleados, según el Instituto de Economía y Ciencias Sociales de la Fundación Hans Böckler (WSI).

Poca incidencia en España

En la red española de aeropuertos se sigue al minuto la incidencia de esta protesta, que hasta este momento está siendo mínima en las operaciones relacionadas con España. Entre lunes y miércoles había previstos 1.023 vuelos entre ciudades españolas y alemanas. De estos, 814 tienen como origen o destino en alguno de los siete aeropuertos en que han sido convocada la protesta del personal de tierra de Lufthansa. Fráncfort, con 171 vuelos, es la conexión más frecuente, seguida de Múnich (148), Düsseldorf (138) y Berlín (127). En Colonia-Bonn, Hamburgo y Stuttgart se esperan entre un centenar y medio centenar de trayectos que conecten con aeropuertos de Aena, la compañía pública que gestiona casi todos los aeropuertos españoles.

Solo en este martes, había programadas 150 salidas con destino Alemania y 149 llegadas. Hasta mediodía se han contabilizado cuatro cancelaciones, frente a 75 operaciones gestionadas. La puntualidad media en los aterrizajes de aviones procedentes de aeropuertos alemanes está siendo del 98%, según fuentes de Aena; mientras que salen en hora el 90% de los vuelos con destino en Alemania.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_