_
_
_
_
_

Las marcas de coches siguen en cifras récord: ganan un 34% más y se disparan en Bolsa

Los principales fabricantes obtuvieron un beneficio bruto de 38.722 millones, casi el doble que antes de la pandemia, impulsados por Toyota

Coches
Un trabajador en la planta alemana de Rastatt de Daimler.Kai Pfaffenbach (Reuters)

Los ejecutivos de la industria del motor vienen a decir que se encuentran en una encrucijada, un momento difícil por la forzada reconversión para fabricar y vender coches eléctricos mientras mantienen los de combustión y la coyuntura económica complica el mercado. Los informes financieros de las principales marcas de coches relativizan esa gravedad del momento. Pese a los obstáculos de la pandemia, los ejercicios de la covid fueron muy rentables y este 2023 lo está siendo aún más. El informe trimestral que elabora la consultora EY no deja muchas dudas: los 16 principales fabricantes mundiales facturaron entre julio y septiembre más de 504.000 millones de euros (un 9% más) y su beneficio bruto se disparó un 34%, hasta situarse en los 38.722 millones de euros (sin contar con los resultados de Stellantis y Renault, por no publicar datos comparables), casi el doble que antes de la pandemia. Ambas son las mejores cifras trimestrales de la historia, a las que se añade otra, la de la capitalización bursátil: en lo que va de año su valor ha crecido un 35%, hasta los 1,4 billones de dólares.

Apenas los fabricantes estadounidenses, con algunas cabeceras asediadas por la huelga en el país por la reivindicación de mejoras salariales, no han podido aguantar el ritmo de beneficios conseguidos por los europeos y, sobre todo, los fabricantes japoneses. El grupo de marcas norteamericanas ha visto cómo sus beneficios tras pagar intereses e impuestos (ebit, en la jerga financiera) caían un 18,2%, mientras que los alemanes mejoraban un 7,2% y los japoneses duplicaban su beneficio bruto de explotación, superando al conjunto de las marcas germanas. Todo eso en un contexto en el que las ventas, tanto en Europa como en Estados Unidos, siguen creciendo, teniendo en cuenta los grupos del sector analizados. Solo China sufre una contracción del mercado.

Toyota es el mayor exponente de esa evolución, acompañada también de un viento de cola favorable como es la debilidad del yen, que ha hecho más atractivos a sus vehículos. En el tercer trimestre, su ebit fue de 9.148 millones de euros (un 156% más), a mucha distancia del segundo grupo, Volkswagen, que pese a mejorar un 15%, se quedó en los 4.894 millones. La tercera marca fue Mercedes-Benz (4.842 millones, que ha contraído esa cifra un 7% respecto al mismo periodo de un año antes).

En todo caso, esa evolución de la rentabilidad explica por qué las marcas están cambiando de estrategia: eluden la prioridad de vender muchos coches y poner las fábricas al máximo rendimiento y anteponen ingresar más por cada uno de esos vehículos vendidos. Así, el grupo Volkswagen obtuvo la mitad del beneficio que Toyota, pese a que en el tercer trimestre fue el grupo mundial con más ingresos por ventas (78.845 millones frente a los 72.744 millones de Toyota).

Con esa estrategia generalizada, el margen operativo, que calcula el beneficio en relación con la facturación total, también se situó en el tercer trimestre en máximos del 8,1%. En esa clasificación siempre han destacado las marcas de gama alta. Por ejemplo, en el último informe de EY, Mercedes-Benz, obtiene un 13%, y BMW, un 11,3%. La alta rentabilidad trimestral de Toyota la ha situado en un 12,6%, cuando hace un año fue del 6,1%, como su gran adversario, Volkswagen.

Además de la japonesa Toyota, el gran cambio en ese ratio de beneficio bruto lo sufre Tesla. La compañía californiana ha iniciado este año una campaña de rebajas de tarifas para mantener su hegemonía en el mercado del vehículo eléctrico, y una de las consecuencias ha sido que su margen se ha desplomado: hace un año era del 17,2% y este 2023 se ha quedado en un 7,6%, incluso por debajo de una media del sector que, más allá de las marcas alemanas mencionadas, solo son capaces de superar los fabricantes asiáticos.

Xavier Ferré, socio responsable del sector de Automoción y Transporte en España de EY, considera que la respuesta de Tesla se está trasladando al resto de fabricantes: “Cada vez más empresas reaccionan a la débil situación de los pedidos con campañas de descuentos, ofertas de financiación y modelos especiales en favor de impulsar la cuota de mercado, pero a menudo a costa del margen”.

Tesla, sin rival en Bolsa

Sea cual sea su evolución en ventas y beneficio, Tesla continúa siendo la que mejor vende sus expectativas en Bolsa. A 10 de noviembre de 2023, su capitalización bursátil ascendía a 682.356 millones de dólares, el equivalente al valor conjunto de los siete grupos siguientes. En lo que va de año, su valor ha subido un 75%. Toyota es la segunda (249.805 millones) y la china BYD, con sus 92.666 millones, la tercera. Les siguen Porsche, Mercedes-Benz, BMW y Ferrari, que muestra cómo la Bolsa valora el lujo.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y X, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites
_

Sobre la firma

Dani Cordero
Dani Cordero es redactor de economía en EL PAÍS, responsable del área de industria y automoción. Licenciado en Periodismo por la Universitat Ramon Llull, ha trabajado para distintos medios de comunicación como Expansión, El Mundo y Ara, entre otros, siempre desde Barcelona.
Normas
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_