_
_
_
_
_

El director de Tráfico afirma que en 2024 se implantarán peajes en las autovías y horas después se desdice

La ministra de Transportes niega que el Gobierno vaya a imponer el pago por el uso de las carreteras y achaca la polémica al PP

Un tramo de la autovía A-68, también conocida como autovía del Ebro.Foto: GOBIERNO DE ARAGÓN | Vídeo: EPV

Los peajes se han convertido en un tema candente del debate electoral. Apenas unos días después de que el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, negase que fuera a imponer pagos por el uso de las autopistas, el director general de Tráfico (DGT), Pere Navarro, ha afirmado este jueves que el año que viene España deberá empezar a implantar los peajes en las autovías, hasta ahora gratuitas, “por imposición de Bruselas”. “Lo que sí que les puedo decir es que el año que viene, por imposición de Bruselas, tendremos que poner peajes, nos lo exige Bruselas”, ha señalado en una entrevista en el programa Els Matins, de TV3. Horas después, el propio Navarro se ha desdicho explicando que ha habido una “confusión” y que con sus declaraciones solo estaba reclamando un gran pacto entre los partidos sobre esta materia.

El responsable de la DGT ha insistido durante la entrevista en que los peajes son una imposición de las autoridades comunitarias ligada a la liberación de fondos europeos. “Bruselas nos impone, nos exige, poner peajes; nos dice: el dinero que os estamos enviando no es para conservación y mantenimiento de carreteras, es para otras cosas, con lo cual tenéis que poner peajes como una exigencia si queréis recibir más dinero”, ha alertado Navarro en el programa de la televisión autonómica catalana.

Navarro ha evitado apostar por un modelo concreto de peaje, y ha explicado que hay “varios sobre la mesa”, desde el sistema de viñeta hasta el de pago por uso de acuerdo con los kilómetros recorridos, entre otros. De todos modos, ha aclarado que la “única preocupación” de la DGT es la conservación y el mantenimiento de las carreteras y que los recursos de estos nuevos peajes se destinarán solo a este propósito.

No obstante, ante el revuelo mediático que se ha creado, Navarro, se ha desdicho de sus declaraciones apenas horas después, y ha lamentado “profundamente la confusión” provocada por sus palabras, recordando que su departamento no tiene ni la información directa, ni las competencias atribuidas para pronunciarse sobre su implantación. En su rectificación, en un vñideo a Efe Televisión, Pere Navarro ha señalado que, en realidad, quería referirse a la necesidad de “un gran acuerdo político” sobre este tema, que ha pedido que se saque del debate electoral.

“Y este sí que es un gran tema para un acuerdo entre los dos grandes partidos”. “No debí pronunciarme sobre un tema que no es competencia de mi dirección general”, ha dicho Navarro antes de reconocer que “ha sido un error hacer unas reflexiones personales sobre una cuestión de la que no dispongo de toda la información”. Ha lamentado que sus palabras hayan podido generar confusión acerca de un tema “sobre el que el Gobierno se ha manifestado de forma reiterada y contundente y que no está encima de la mesa de ninguna manera”. Fuentes de su departamento, por su parte, han insistido en que el máximo responsable de la DGT reclamaba en sus declaraciones una especie de consenso para que se puedan llegar a adoptar las medidas que se consideren más oportunas, como ha afirmado en otras ocasiones.

Por su parte, la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, ha salido al paso de la polémica generada por las declaraciones del director de la DGT, aunque se las ha achacado al Partido Popular. “Quiero desmentir categóricamente que el Gobierno esté pensando en la imposición de peajes por el uso de las carreteras. Sorprende muchísimo la hipocresía del PP, que fue quien encargó precisamente el estudio para implantar los peajes a partir de 2021, reforzada por muchos líderes del PP que, en privado, reconocen que están a favor de un sistema como este, y en público y ahora en campaña, están aprovechando para decir lo contrario”, ha indicado la ministra en declaraciones a la prensa tras un acto en Esplugues de Llobregat (Barcelona). Sánchez ha recordado que el Gobierno ha liberado los peajes de 1.500 kilómetros de autopistas, “es decir, que 4 de cada 10 peajes han sido liberados gracias a la política del Gobierno socialista”.

El PP tampoco ha tardado en reaccionar a las palabras del director de la DGT. La secretaria general del PP, Cuca Gamarra, ha acusado al presidente del Gobierno de mentir y dejar “como herencia” los peajes en las autovías. “Lo que no quiso reconocer Sánchez en el cara a cara con Feijóo, lo reconoce el director general de Tráfico. El sanchismo se va con mentiras y deja como herencia peajes en las autovías”, ha criticado en un mensaje en Twitter. En la misma línea se ha pronunciado el vicesecretario de Acción Institucional del PP, Esteban González Pons, en otro tuit: “¿Qué decía Pedro Sánchez, que era mentira que ha pactado reintroducir los peajes en las autovías? Pues su director general de Tráfico parece que no está de acuerdo. Se coge antes al mentiroso”.

Plan de Recuperación

El Gobierno de Pedro Sánchez, sin embargo, planteó a principios de esta legislatura el pago por el uso de las autovías e incluyó este proyecto en el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia remitido a Bruselas en 2021 con el fin de que el cobro se hiciera efectivo a partir de 2024. No obstante, la contestación social, el rechazo del sector del transporte y la oposición de la mayor parte de los grupos políticos, incluidos los que apoyan al Ejecutivo, hizo que la ministra de Transportes decidiera paralizar el proyecto al menos hasta la próxima legislatura. Altos cargos del Ministerio de Transporte reconocieron hace unos meses a EL PAÍS que aplazaban el proyecto por el complejo contexto político de España en este año, con dos procesos electorales.

Esta medida aparece como un hito que tiene que cumplirse en el cuarto trimestre de 2023 para poder conseguir el sexto desembolso. En el documento firmado con Europa para recibir los 70.000 millones en ayudas, España se compromete a aprobar una ley de movilidad sostenible, en la que, según se dice en el texto acordado con Bruselas, se incluye “la creación de un sistema de financiación para la conservación y mantenimiento de infraestructuras públicas que internalice el coste medioambiental”. El ministro de la Presidencia, Félix Bolaños, negó esta iniciativa hace unos días diciendo que los que habían puesto peajes eran los gobiernos del PP y que el Ejecutivo lo que había hecho era liberarlos.

En el cara a cara entre Feijóo y Sánchez del pasado lunes, el líder del PP preguntó al presidente del Gobierno: “¿Usted va a cobrar todas las autopistas de peaje? ¿Va a pasar las autovías gratuitas a autovías de peaje?”. Y Sánchez le replicó: “¿Pero qué dice? Nosotros hemos liberalizado peajes”. Feijóo insistió: “Me ha dicho usted que lo de los peajes es mentira, pero el 27 de abril de 2021 entregó a la Unión Europea esta propuesta”.

Sigue toda la información de Economía y Negocios en Facebook y Twitter, o en nuestra newsletter semanal

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Si tienes cuenta en EL PAÍS, puedes utilizarla para identificarte
_

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
_
_