El secretario de Estado de Hacienda: “Las previsiones de ingresos no son optimistas, estamos cerca de un realismo bien informado”

Jesús Gascón apunta al afloramiento de la economía sumergida como una de las posibles causas del aumento de la recaudación

El secretario de Estado de Hacienda, Jesús Gascón, este jueves en Madrid.
El secretario de Estado de Hacienda, Jesús Gascón, este jueves en Madrid.

A pesar de las revisiones a la baja de las previsiones de crecimiento para el año que viene, Hacienda mantiene que este año sus ingresos tributarios aumentarán un 9,3%, y el año que viene lo harán un 7,7%. El secretario de Estado de Hacienda, Jesús Gascón, ha defendido este jueves que las previsiones de ingresos de los Presupuestos “no son optimistas”, sino que están “cerca de un realismo bien informado”. Para explicar el aumento de la recaudación a pesar de la desaceleración económica, Gascón ha apuntado el afloramiento de la economía sumergida, entre otros factores.

Con ocasión de la primera jornada de información económica organizada por la Asociación de Periodistas de Información Económica en Madrid (APIE), Gascón ha afirmado que sus previsiones de ingresos “no llegarán al aumento del 18% que proyectaban en agosto” pero que probablemente sean mayores del 9,3% previsto en los Presupuestos. El secretario de Estado de Hacienda ha defendido que la diferencia entre las previsiones para 2023 más pesimistas, como las del Fondo Monetario Internacional (FMI), que apunta a una expansión del 1,2%, y las del Gobierno, que augura un 2,1%, no son tan grandes en lo que se refiere al Producto Interior Bruto (PIB) nominal —el que toma en cuenta la inflación— o a la demanda interna, que son los factores a tener en cuenta para los ingresos tributarios. “Los indicadores de alta frecuencia de Hacienda permiten predecir el futuro inmediato de manera casi exacta”, ha apuntado.

Afloramiento de la economía sumergida

“En el año 2020 la recaudación cayó bastante menos que la economía, por las medidas sociales y los ERTE. Di por sentado que era coyuntural y que se iba a revertir; pues no se revirtió”, ha apuntado Gascón. El aumento de la recaudación fiscal ha sido mayor que el crecimiento del PIB nominal y de la demanda interna en los últimos seis años. Es decir, los ingresos tributarios se están comportando mejor que los indicadores económicos en los que en principio se sustentan. Para el secretario de Estado, no es solo una cuestión de inflación o de crecimiento económico —el Banco de España prevé un crecimiento del 4,5% en 2022— sino que podría haber un tercer factor determinante: el afloramiento de la economía sumergida.

El cataclismo económico que generó la pandemia, con las políticas públicas de sostenimiento de rentas, ha llevado a que aflore economía sumergida. “Si no estás en el radar no eres beneficiario de las ayudas”, ha señalado el secretario de Estado de Hacienda. Gascón, antiguo director de la Agencia Tributaria, también ha apuntado al esfuerzo del organismo para compartir datos fiscales con los contribuyentes: “Si un declarante sabe lo que Hacienda sabe sobre él no va a tener descuidos, sería suicida”.

Otro factor son los cambios en los hábitos de la población: 2017 fue el primer ejercicio en el que hubo más pagos con tarjeta que retiradas de dinero en cajeros. Este año, apunta el secretario, está a punto de duplicarse. La transacción con tarjeta es más fácil de rastrear y, por tanto, su aumento reduce el fraude fiscal. “Si esto es verdad”, ha señalado Gascón, “buena parte del crecimiento en la recaudación se puede volver estructural”.

Reformas estructurales

“En tiempos de tribulación, no hacer mudanza”. El secretario de Estado ha recurrido a la famosa cita atribuida a San Ignacio de Loyola para justificar que, con la incertidumbre actual, no se contempla una reforma estructural del sistema fiscal. Antes de su intervención se había producido una charla coloquio entre los economistas María Cadaval y José Carlos Díez, y el exdirector de la Dirección General de asuntos Económicos y Financieros de la Comisión Europea, Carlos Martínez Mongay, sobre el endeudamiento del Estado, donde se había hecho hincapié en la necesidad de reformar el sistema fiscal español. Los ponentes han apuntado, en concreto, al sistema de financiación autonómica, que lleva desde 2014 pendiente de ser modificado.

Cadaval ha señalado a la situación irreal del endeudamiento público: mientras que en los últimos años las comunidades y los ayuntamientos mejoran su saldo presupuestario, la Administración central se endeuda cada vez más. “Las comunidades autónomas están viviendo una situación que no es real”, ha defendido la economista. “Están recibiendo fondos extraordinarios de forma recurrente por parte de la Administración central, que viene financiando a las comunidades a través de un mecanismo extraordinario que ahora es ordinario”. Los recursos que el Estado reparte a las comunidades por liquidaciones de ejercicios anteriores y anticipos crecerán a un ritmo récord en 2023.

Para el secretario de Estado de Hacienda, “no es solo un problema de transferencias, sino que necesita “de una reflexión mucho más profunda”. “En un sistema no hay padres e hijos, hay hermanos mayores o menores”, ha señalado Gascón, “si el hermano mayor [la Administración central] tiene más facilidad para salir a los mercados, pues puede salir si hay un problema puntual de liquidez. Pero esto no puede ser así siempre”. Sin embargo, y en línea con el tono general de su intervención”, ha insistido en que, con la incertidumbre actual, “no es el momento para abrir estos melones”. El director general de Economía del Banco Central, Óscar Arce, que también ha participado en la jornada y que no ha querido hacer comentarios sobre reformas concretas tomadas por el Gobierno español, sí que ha lanzado una advertencia sobre las medidas fiscales a tomar: “Es el momento de hilar fino”.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO
Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS