Argelia anuncia importantes descubrimientos de gas, aún no confirmados

La compañía pública Sonatrach asegura que los volúmenes descubiertos suponen una de las mayores revaluaciones de reservas en los últimos 20 años

Logo de Sonatrach frente a la sede de la compañía en Argel, en 2019.
Logo de Sonatrach frente a la sede de la compañía en Argel, en 2019.RAMZI BOUDINA (Reuters)

La compañía pública argelina Sonatrach anunció este lunes un importante descubrimiento de reservas de gas, con un volumen que varía entre los 100.000 millones de metros cúbicos y los 340.000 millones de “gas condesado”. La empresa emitió un escueto comunicado donde asegura que esta cantidad constituye “una de las mayores revaluaciones de reserva en los últimos 20 años”. Sonatrach indicó que en la actualidad está efectuando trabajos para confirmar los volúmenes descubiertos y lograr una producción rápida de alrededor de 10 millones de metros cúbicos por día a partir de noviembre de 2022.

Un técnico europeo del sector energético indicó, con la condición del anonimato, que en principio, “por las cifras facilitadas”, se trata de un descubrimiento “destacado”. Pero advirtió de que hay que despejar algunas incógnitas sobre el anuncio. “Faltan datos y contexto para analizar bien este hallazgo. Y, en cualquier caso, se necesitará tiempo para acabar de delinear el descubrimiento y para explotarlo en su totalidad. Pero el hallazgo existe, sin duda”.

La importancia estratégica del gas argelino para España y la Unión Europea se volvió más evidente que nunca desde que comenzó la guerra entre Rusia y Ucrania. Mientras la Unión Europea se planteaba buscar fuentes alternativas para suplir el gas procedente de Rusia, el presidente del Gobierno español escribió una carta el pasado 14 de marzo al rey de Marruecos, donde ensalzaba el plan de autonomía marroquí para el Sáhara en detrimento del referéndum de autodeterminación que propugna tanto el Frente Polisario como Argelia. El palacio real marroquí difundió el contenido de la carta cuatro días después, y a partir de entonces comenzó una crisis diplomática entre Argelia y España.

El presidente de Sonatrach, Touffik Hakkar, declaró el pasado viernes que su país se estaba planteando negociar al alza los precios del gas con España. La vicepresidenta tercera del Gobierno y ministra de Transición Ecológica y para el Reto Demográfico, Teresa Ribera, declaró pocos días después que confiaba en que la subida sea moderada. Hasta el momento no han trascendido los detalles de las negociaciones.

Argelia mira ahora hacia Italia como gran socio energético. El 40% de las importaciones de gas italianas provienen de Rusia, seguido a distancia por el 27% de Argelia (21.000 millones de metros cúbicos). El objetivo del Gobierno argelino es terminar con la dependencia del gas ruso en 2025.

El país africano suministra casi la mitad del gas que consumen los españoles: el 37% del gas llega mediante el gasoducto Medgaz a las costas de Almería, y el 5,5% a través de los barcos metaneros, según las cifras de la Corporación de Reservas Estratégicas de Productos Petrolíferos (Cores) correspondientes a 2021.


Sobre la firma

Francisco Peregil

Es corresponsal para el Magreb desde 2015, con sede en Rabat. Antes ejerció desde Buenos Aires durante tres años como corresponsal para Sudamérica. Comenzó en EL PAÍS en 1989, después de trabajar varios meses en 'El Mundo'. Es autor de las novelas 'Era tan bella', –mención especial del jurado del Premio Nadal en 2000– y 'Manuela'.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS