Yolanda Díaz: “Los trabajadores tienen que estar en el centro de la digitalización y con derechos”

La vicepresidenta del Gobierno sitúa a las inversiones públicas como la clave de la transformación del mercado laboral en el foro ‘El trabajo del futuro, el futuro del trabajo’ organizado por Retina

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante el foro 'El trabajo del futuro, el futuro del trabajo' organizado por Retina.
La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, durante el foro 'El trabajo del futuro, el futuro del trabajo' organizado por Retina.Santi Burgos

“La digitalización es, en términos generales, positiva para el mundo del trabajo, pero tenemos que hacer las inversiones públicas necesarias para que los trabajadores estén en el corazón del proceso de cambio y con derechos”, ha asegurado este jueves la vicepresidenta del Gobierno y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en el foro El trabajo del futuro, el futuro del trabajo, organizado por EL PAÍS Retina, impulsado por Santander y Telefónica, y patrocinado por Google, Accenture y ServiceNow. En él, a lo largo de algo más de dos horas, se ha debatido acerca de los retos que plantea el progreso tecnológico tanto en la sociedad en su conjunto como en el mercado de trabajo.

“No tengo una visión negativa de la transformación tecnológica del mundo. Como país, lo que tenemos hacer es determinar cuáles son los sectores que tanto en el presente como en el futuro van a necesitar personas altamente cualificadas para que puedan llevar a cabo ese cambio”, ha reflexionado Díaz.

Al mismo tiempo, la vicepresidenta ha negado que en España exista un proceso masivo de renuncia de los trabajadores similar al que se dio en Estados Unidos durante la pandemia ―un fenómeno que se bautizó como La Gran Dimisión―, pero sí ha reconocido las dificultades de algunos sectores para ocupar determinados puestos. “¿Por qué las vacantes que hay en nuestro país no se cubren? Yo creo que sectores productivos como la agricultura no solo se deberían cubrir con mano de obra extranjera. ¿Por qué los españoles no trabajan en el campo? Seguramente porque las condiciones de trabajo son extremadamente duras y las condiciones retributivas y de salud en general son complejas”, ha justificado Díaz.

Como reflexión final, la ministra de Trabajo ha adelantado que la ley de usos del tiempo en la que trabaja su departamento versará sobre “el mundo moderno”, y que concentrará en ella distintas fórmulas de flexibilidad para que “no tengamos que vivir para trabajar”.

Durante el foro, celebrado en el Espacio Rastro de Madrid, han intervenido representantes del mundo empresarial y educativo, que han coincidido en situar en el epicentro del cambio tecnológico la necesidad de una formación continua por parte de los trabajadores, y la reinvención del sistema académico para que se adapte a las nuevas necesidades del mercado laboral.

Figuras políticas como Idoia Mendia, vicelehendakari del Gobierno Vasco, han apostado por “retener el talento joven” como una de las palancas para facilitar el cambio generacional de las empresas; mientras que Manuel Pimentel, exministro de Trabajo, ha alertado de que la economía digital en España “va a trompicones”, y que debería tomarse como referencia a los países nórdicos “para no quedarnos atrás”.

A lo largo de las distintas mesas de debate han participado Sarah Jaffe, reporting fellow en el Type Media Center y autora del libro Work Won’t Love You Back (El trabajo no te devolverá el amor); Hadi Partovi, fundador de Code.org; Mariano Fernández Enguita, director del Máster Avanzado en Innovación y Transformación Educativa en la Universidad Complutense de Madrid; Miguel Escassi, director de Asuntos Públicos de Google en España; Sonia Díez, fundadora de EducAcción; Alexandra Brandao, directora global de Recursos Humanos de Santander y Marta Machicot, directora global de Recursos Humanos de Telefónica.

Cambios normativos

El encargado de clausurar el acto ha sido el ministro de Inclusión, Seguridad Social y Migraciones, José Luis Escrivá, quien ha puesto en valor tanto la reforma laboral como la de pensiones como mecanismos normativos que han provocado la corrección de las “malas singularidades” del mercado de trabajo en España. “Hemos abordado la temporalidad de manera radical, y los datos de contratación indefinida en los primeros cinco meses están siendo impresionantes”, ha indicado Escrivá, quien, sin embargo, ha lamentado que España sea “uno de los países europeos donde menos se invierte dentro de las empresas en la formación de los trabajadores”. “Hay poca formación dual, pocas horas del año dedicadas a la formación específicamente y eso genera desajustes en el mercado de trabajo entre la oferta y la demanda”, ha añadido.

En esa misma línea, el ministro de Seguridad Social ha instado a las empresas a reconocer “el talento sénior” de sus trabajadores, y a que “busquen carreras más innovadoras en las que las personas con más experiencia puedan volcar su capital laboral”.

Como idea final, Escrivá ha vuelto a defender la sostenibilidad del sistema de pensiones tras la reforma en la que las vincula con la evolución del Índice de Precios de Consumo, y ha valorado los distintos incentivos que contempla la norma para alargar las carreras laborales como la mejor herramienta para garantizar su mantenimiento. “Si algo hemos hecho es darle vueltas a la sostenibilidad de las pensiones, y del Pacto de Toledo salió un informe de una enorme calidad que es el que estamos siguiendo”, ha remachado.

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS