CC OO solicita al Gobierno que reconozca “lo antes posible” el derecho de las trabajadoras del hogar a cotizar y cobrar el paro

Yolanda Díaz asegura que este reconocimiento se producirá “casi de inmediato”, a pesar de que el sindicato dice no haber recibido una respuesta al requerimiento enviado a Trabajo y Seguridad Social

Un grupo de mujeres participa en una manifestación de trabajadoras del hogar el 16 de junio.
Un grupo de mujeres participa en una manifestación de trabajadoras del hogar el 16 de junio.Cézaro De Luca (Europa Press)

La víspera de la celebración del Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar (30 de marzo), el sindicato CC OO ha remitido de manera conjunta a los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social un requerimiento para iniciar de manera inmediata un procedimiento de negociación en el que abordar su equiparación al del resto de colectivos dentro del régimen general de la Seguridad Social. El objetivo es que, de esta forma, puedan cotizar por su trabajo y tener así derecho a percibir la prestación por desempleo. La petición se produce días después de que un juzgado de Vigo reconociera la situación de discriminación de este colectivo a partir de la denuncia de una trabajadora de Galicia, y tras el posicionamiento en esta línea del Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE). A pesar de las manifestaciones públicas a favor de este reconocimiento que han realizado ambos departamentos, CC OO asegura no haber recibido todavía contestación alguna al requerimiento.

Tras la conclusión del Consejo de Ministros de este martes, la vicepresidenta y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, ha asegurado, sin embargo, que el Gobierno trabaja en un reconocimiento “casi inmediato” del derecho de las trabajadoras a cotizar por su trabajo. “Vamos a ratificar el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo [que incluye la obligación de reconocer la cobertura de la prestación por desempleo], toda vez que está en la antesala del Ministerio de Exteriores para ser dirigido a las Cortes Generales. El Reino de España tiene la obligación de cumplir la sentencia del TJUE”, ha indicado.

“El problema principal al que nos enfrentamos es que no existe ninguna ley que ampare esta sentencia”, ha señalado Carlos Bravo, secretario de Políticas Públicas y Protección Social de CC OO. Además de este vacío legal que adujo la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) para denegar el reconocimiento del derecho a recibir esta prestación, existen otros problemas que dificultan la reclamación de las trabajadoras, a pesar del amparo judicial. En el informe presentado por el sindicato, se especifica que la condena a la TGSS “resulta difícilmente ejecutable y no despliega efectos prácticos inmediatos para la persona trabajadora empleada del hogar, puesto que hasta que no se dicte una norma con rango legal no tendrá la obligación-deber de cotizar por la contingencia de desempleo”. Por ello, la única manera en la que podría reclamar sus derechos sería a través de la vía contencioso-administrativa, que supondría el pago de unas costas procesales para la parte demandante.

“Necesitamos un cambio normativo. Nos hemos dirigido al Gobierno en el ámbito de los dos ministerios afectados, Trabajo y Seguridad Social, para reclamarles de manera formal de la apertura inmediata de un proceso de negociación, para que en el menor tiempo posible se elimine este vacío de cobertura”, ha indicado Bravo. Según estimaciones del sindicato, de las 381.485 trabajadoras del hogar ―se trata de un colectivo altamente feminizado― que están afiliadas, “en torno a 200.000 están en empleo sumergido”, y por ello, que esta regulación “se extienda a este colectivo es una palanca formidable para aflorar esta economía sumergida”, ha remachado Bravo.

Dentro de las propuestas que ha remitido CC OO en su informe para que las trabajadoras tengan acceso a la totalidad de las prestaciones por desempleo “tanto las contributivas como las asistenciales”, se encuentra la creación de un marco de negociación colectiva “en consonancia con las directivas europeas”, y que dote al sector del empleo del hogar “de un convenio propio, mediante el desarrollo del diálogo social”.

Catálogo de tareas

Además, CC OO también reclama la elaboración “de un catálogo de tareas o puestos de trabajo dentro del domicilio que identifique claramente tareas, competencias, conocimientos y habilidades”; y la intervención de la Inspección de Trabajo “para que la administración, de oficio, garantice el cumplimiento de los derechos laborales, de cotización y de protección social de este colectivo”. “Es preciso que la equiparación y dignificación del empleo del hogar sea una prioridad en esta legislatura, que aspira a no dejar a nadie atrás. Para CC OO lo es”, concluye el informe.

El espaldarazo de la justicia europea al caso de Mariana, que es el nombre de la trabajadora que en 2019 reclamó su derecho a cotizar apoyada por su empleadora, ha situado a la normativa española ante la necesidad de redefinirse. Los jueces comunitarios consideraron en su sentencia que la negativa del paro a las empleadas domésticas se opone a la directiva sobre igualdad en materia de seguridad social, ya que sitúa al colectivo en “desventaja particular” con respecto a los trabajadores, sin que la disposición esté “justificada por factores objetivos y ajenos a cualquier discriminación por razón de sexo”.

Fuentes del Ministerio de Trabajo reconocen estar dispuestos a abordar esta integración, puesto que se encuentra recogida dentro de los compromisos adquiridos para la conformación del Gobierno de coalición.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance.
RECÍBELO EN TU CORREO

Regístrate gratis para seguir leyendo

Sobre la firma

Gorka R. Pérez

Es redactor de la sección de Economía y está especializado en temas laborales. Ha desarrollado la mayor parte de su carrera en EL PAÍS. Antes trabajó en Cadena Ser. Es licenciado en Periodismo por la Universidad del País Vasco y Máster en Información Económica de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS