Lidl cierra dos supermercados en Gijón de forma puntual por la huelga de transportes, que afronta su sexto día

Los incidentes registrados desde el inicio del paro se saldan con 29 personas detenidas y 714 convoyes de camiones escoltados por la Policía Nacional y la Guardia Civil

Profesionales del transporte protestan por los precios de los carburantes, este viernes en el Polígono Industrial La Isla, Sevilla.
Profesionales del transporte protestan por los precios de los carburantes, este viernes en el Polígono Industrial La Isla, Sevilla.Paco Puentes
El País Agencias
Madrid -

España se enfrenta este sábado al sexto día de la huelga indefinida de transportes, que está poniendo en jaque el suministro de muchas industrias y está provocando los primeros cierres de supermercados y empresas de distintos sectores por el acusado desabastecimiento de productos, alimentos y materias primas. La cadena de supermercados Lidl se vio en la jornada del viernes en la obligación de cerrar dos supermercados en Gijón. Los establecimientos afectados por la huelga están situados en la calle Ezcurdia y en la calle Pérez de Ayala de Gijón. Los trabajadores fueron enviados a sus domicilios con descansos a cargo de la empresa, según confirma la empresa, por falta general de suministros. Hoy los dos centros han abierto ya sus puertas.

Central Lechera Asturiana también ha dicho estar al borde del colapso y sin saber cuándo tendrá que dejar de recoger la leche. Ya son varias las factorías de las industrias siderúrgica y láctea que han parado esta semana su producción. La situación es una pesadilla para el sector ganadero. Los de Menasalbas (Toledo), una de las mayores despensas de carne de ternera de España, están al límite. Jóvenes Agricultores de Menasalbas ha denunciado este sábado la situación que vive el sector ante el desabastecimiento para alimentar a las 100.000 cabezas de cebo de vacuno que hay en este municipio toledano. Prácticamente todos los sectores económicos están sufriendo. La papelera Papresa también ha comunicado este sábado que para su producción en Errenteria (Gipuzkoa).

A pesar del caos que está provocando la huelga, que en su sexta jornada ha transcurrido con menos incidentes que en los últimos días, el ministro de la Presidencia, Relaciones con las Cortes y Memoria Democrática, Félix Bolaños, ha reiterado este sábado la negativa del Gobierno a mantener una reunión con los convocantes de la manifestación por ser unos “irresponsables” que buscan “boicotear la cadena de suministro alimentario”. Por su parte, el candidato a presidir el PP, Alberto Núñez Feijóo, ha acusado al Gobierno de esconderse tras una minoría de piquetes violentos de la huelga de transportes para no dar respuesta a los problemas “evidentes” de los trabajadores y a una “dramática”situación que “obvia”.

El paro indefinido comenzó el pasado lunes y fue convocado por la Plataforma de Defensa del Transporte, aunque no cuenta con el respaldo de las principales asociaciones de transportistas como CETM y Fenadismer, que están representadas en el Comité Nacional de Transporte por Carretera (CNTC), del que no forma parte el organizador de la huelga. El motivo del paro, alegan en la plataforma, es el encarecimiento de los carburantes, agravado en las últimas semanas con el estallido del conflicto bélico en Ucrania por la invasión rusa.

La huelga tampoco cuenta con el apoyo de los sindicatos, que a lo largo de esta semana han denunciado las agresiones y actos violentos cometidos contra los transportistas que no han seguido el paro convocado por la plataforma. Los convocantes mantienen la intención de seguir con los paros al no haber conseguido sentarse con el Gobierno ni que este acepte sus reivindicaciones, por lo que no se descarta que más establecimientos tengan que bajar la persiana por falta de suministros. De hecho, el Gobierno mantendrá el lunes una reunión con el departamento de mercancías del CNTC para abordar, según informó el Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, “la actual situación del sector del transporte”. En esa reunión del lunes, en la que no estarán los convocantes de la huelga, participarán, por parte del Gobierno, la vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Asuntos Económicos y Transformación Digital, Nadia Calviño; la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero; y la ministra de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, Raquel Sánchez. La CNTC es el órgano que representa al 90% del sector del transporte y al que el Ejecutivo considera interlocutor legítimo en este ámbito.

La Policía Nacional y la Guardia Civil han detenido a un total de 29 personas y denunciado e investigado a otras 332 en los incidentes registrados desde el inicio de la huelga de transporte y hasta las ocho de la mañana de este sábado. Según los últimos datos actualizados por el Ministerio del Interior, los agentes de ambos cuerpos han escoltado en todo este tiempo a 714 convoyes de camiones, dentro del operativo del Ministerio del Interior del que forman cerca de 24.000 agentes en todo el país.

Las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado han detectado la pasada noche en distintos puntos de Asturias varios piquetes violentos en los que han sido identificadas 37 personas y denunciadas otras tres. Aunque coincidiendo con el fin de semana se han reducido el número de incidentes graves, aún se han registrado algunos como el pinchazo de ruedas a tres vehículos que se encontraban en la estación de servicio de Cuyences, en Oviedo. También se han registrado algunos daños en camiones que se encontraban en los polígonos industriales de Cortaficio, en Tapia de Casariego, y de Salcedo, en Navia. Más de un centenar de camiones han paralizado este sábado el centro de Oviedo en protesta por sus condiciones laborales agravadas por los precios de los combustibles. En Asturias están desplegados 652 guardias civiles y 205 policías nacionales.

Se espera que el fin de semana se mantenga sin grandes incidentes. Así lo cree la delegada del Gobierno en Madrid, Mercedes González, que ha asegurado que el transporte y suministro de mercancías en la región se está desarrollando “con absoluta tranquilidad” y que “no espera incidentes”. González se ha mostrado segura de que este finde semana será tranquilo, dado que los propios transportistas han anunciado “que volvían a sus casas a estar con sus familias y que retoman la actividad el lunes”.

Condena de los sindicatos

Las patronales CEOE y Cepyme, en las que se integran asociaciones del transporte y la logística como CETM, Astic, Confebus y UNO Logística, condenaron esta semana “los actos violentos y antidemocráticos de bloqueo”, al considerar que ocasionan “graves perjuicios en la cadena de suministros de sectores como la industria, el comercio y el sector agroalimentario, que legítima y libremente deben poder ejercer su actividad”. Para ambas organizaciones, “esta situación no hace sino empeorar las dificultades por las que pasan las empresas españolas en general, y el transporte y la logística en particular, derivadas del incremento desbocado de los costes energéticos agravados tras el inicio del conflicto bélico de Ucrania”, por lo que llamaron “al fin de este tipo de actos de bloqueo que se están realizando estos días por parte de un sector minoritario del transporte por carretera”. Asimismo, desde el Gobierno esta semana se ha denunciado que el paro está alentado por grupos de ultraderecha y por el partido político Vox con el objetivo de crear inestabilidad y perjudicar al Gobierno, mientras que la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, afirmó este pasado viernes que los convocantes buscan “chantajear” al Ejecutivo. A finales de 2021, el Gobierno ya tuvo que hacer frente a una crisis en el transporte de mercancías cuando las principales organizaciones del sector convocaron un paro patronal coincidente con la festividad navideña que finalmente se evitó al llegar a un acuerdo con el CNTC. Dicho acuerdo dio lugar a un real decreto ley de Medidas para la Mejora de la Sostenibilidad del Transporte de Mercancías por Carretera y del Funcionamiento de la Cadena Logística.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS