Las Bolsas europeas limitan las pérdidas en otra jornada de altibajos por la guerra en Ucrania

El BCE advierte de que la fuga de depósitos por las sanciones pone al borde del colapso a la filial europea del banco ruso Sberbank

Imagen de la Bolsa de Madrid.
Imagen de la Bolsa de Madrid.EFE

Las Bolsas mundiales, en particular las europeas, siguen dando bandazos ante la guerra en Ucrania. Después de la euforia del viernes, los mercados de valores del Viejo Continente cerraron este lunes con números rojos. La orden del presidente ruso, Vladímir Putin, de activar su fuerza nuclear y la imposición de nuevas sanciones por Bruselas añaden más nerviosismo a los mercados, que ven esfumarse la carta de la guerra relámpago por la que apostaban a finales de la semana pasada. Sin embargo, los parqués pudieron corregir las caídas de más del 2% con las que empezaban el día. El Ibex 35 cerró casi plano, con un leve descenso del 0,09%, tras haber abierto con un desplome del 2,23%.

Por la tarde, el índice selectivo tecnológico Nasdaq y el Intercontinental Exchange de la Bolsa de Nueva York (NYSE) anunciaron la paralización del comercio de acciones de empresas con base en Rusia, alegando preocupaciones regulatorias a raíz de la oleada de sanciones financieras. Las firmas afectadas, según Reuters, son Nexters, HeadHunterGroup, Ozon Holdings, Qiwi y Yandex, en el caso de Nasdaq; Cian, Mechel y Mobile TeleSystems, en el caso de la NYES.

Los mercados empezaron el día teñidos de rojo después de que el pasado viernes se dieran un respiro tras las sanciones aprobadas por EE UU y la UE. Entonces, los mercados apostaron por una guerra rápida al constatar que las sanciones eran demasiado tibias. El golpe asestado este fin de semana por Bruselas, decidida a sacar a los bancos rusos del sistema Swift y a congelar los activos del Banco Central de Rusia, se ha dejado notar enseguida. Sobre todo en Moscú, donde el rublo se ha derrumbado hasta mínimos históricos, lo cual ha provocado que el banco central haya tenido que intervenir duplicando los tipos de interés, dejándolos en el 20%.

El anuncio de las sanciones se ha cobrado, además, su primera víctima corporativa. El Banco Central Europeo (BCE) advirtió este lunes de la “quiebra o probable quiebra” de la filial europea del banco ruso Sberbank, uno de los más grandes del país, por las “significativas” retiradas de depósitos ante la crisis de Ucrania y las sanciones occidentales. El BCE avisó de que la entidad, con sede en Austria y filiales en Croacia y Eslovenia, en “el futuro cercano” probablemente no podrá pagar sus deudas u otros pasivos que venzan por su “deterioro de liquidez” y la falta de medidas alternativas que puedan ser ejecutadas de forma “realista”. Las acciones del banco en la bolsa de Londres se desplomaron un 74%, mientras que las del banco del mismo país Tinkoff lo hacían un 72,9%.

Si bien los mercados asiáticos escaparon del desplome, los europeos no han podido evitar las ventas, aunque fueron reduciendo pérdidas. Fráncfort, que abrió con una bajada del 2,31%, contuvo los números rojos hasta el 0,73%; París pasó de dejarse el 2,14% al 1,39%; Milán, del 2,47 a también el 1,39%, y Londres, del 1,22% al 0,42%. El selectivo español fue el que mejor se movió a pesar del retroceso que están sufriendo los bancos por el conflicto. Después del anuncio del canciller alemán, Olaf Scholz, sobre la necesidad de incrementar la energía renovable para reducir la dependencia del gas ruso, Siemens Gamesa se apuntó un avance del 14,4% y Solaria, del 10,8%. También Fluidra rozó una subida del 10%. Wall Street siguió con su tónica de elevada volatilidad. A las 18.30, el Dow Jones caía un 0,88%, mientras que el Nasdaq retrocedía un 0,13% tras haber estado en verde la mayor parte del día.

A corto plazo, sin embargo, los analistas temen que el impacto en la economía europea llegue a través de los precios de la energía, puesto que países como Alemania o Italia tienen una elevada dependencia del gas ruso. El barril de Brent volvió a subir, rebasando de nuevo la frontera de los 100 dólares. Los inversores han reproducido exactamente el patrón de la semana pasada y han ido a refugiarse a activos como la deuda pública. El rendimiento del bono de Alemania, considerado el más seguro, ha caído con fuerza en 96 puntos básicos, hasta el 0.134%. La deuda española alemana también ha bajado en 59 puntos básicos, hasta el 1.152%.

Sobre la firma

Lluís Pellicer

Es jefe de sección de Economía de EL PAÍS, donde ha desarrollado la mayor parte de su carrera. Ha sido corresponsal en Bruselas entre 2018 y 2021 y redactor de Economía en Barcelona, donde cubrió la crisis inmobiliaria de 2008. Licenciado en Periodismo por la Universitat Autònoma de Barcelona, ha cursado el programa de desarrollo directivo de IESE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS