Wallapop multiplicó por cuatro sus pérdidas el año pasado pese a aumentar las ventas

El incremento del pasivo se explica por una provisión de 42,7 millones de retribución a largo plazo del personal

Una mujer busca artículos en Wallapop.
Una mujer busca artículos en Wallapop.Santi Burgos (EL PAÍS)

La crisis generada por la covid no ha frenado la buena marcha de las ventas de Wallapop. Pese a los confinamientos, la plataforma catalana de compraventa de artículos de segunda mano aumentó un 26% su facturación en 2020, hasta los 20,79 millones de euros. Las pérdidas, sin embargo, se multiplicaron por cuatro: los números rojos alcanzaron los 23,9 millones, frente a los 6,3 millones registrados del ejercicio de 2019, según recogen las cuentas de la sociedad depositadas en el Registro Mercantil.

Este fuerte aumento del pasivo se debe a una cuantiosa provisión por la retribución del personal a largo plazo en relación con el plan de incentivos: 42,7 millones de euros, frente a los 14,1 millones registrados a 31 de diciembre de 2019. La compañía, que el año pasado protagonizó su mayor ronda de financiación (157 millones) y se confirmó como una de las las start-up (empresas emergentes) mejor valoradas del país, pretende así blindar la remuneración de sus empleados ante posibles cambios en la propiedad.

“El plan permitirá a cada beneficiario recibir un incentivo vinculado al cumplimiento de los objetivos, condiciones y requisitos que se señalan en el plan y, en su caso, en la carta de invitación de cada uno de ellos. Dicho incentivo dará lugar al pago de una cantidad o a la entrega de derechos en especial en caso de que se produzca un evento liquidativo”, se lee en el informe de cuentas anuales. Con esta provisión, la empresa rompe la senda de reducción de la deuda en la que se había encaminado en los últimos ejercicios ―en 2018 obtuvo beneficios por 134 millones por la venta de su participación en LetGo Usa―.

La start-up, que acaba de entrar en el mercado italiano, engordó su plantilla en 2020. Los empleados fijos aumentaron de 150 a 196, incluido un incremento de 28 a 55 en el número de altos directivos y administrativos, de los que no se desglosa la remuneración. El gasto total en personal saltó de 12,9 a 40,5 millones por las provisiones.

El fondo de maniobra de la sociedad se redujo de 32,7 millones a 16,1. La empresa señala que ha suscrito varios préstamos con entidades financieras por más de tres millones de euros “para hacer frente a las necesidades de tesorería”, además de una ampliación de capital ya en 2021 por 75 millones. La firma detalla que en agosto de 2020 se benefició de la línea de avales que puso en marcha el Gobierno y formalizó un préstamo ICO por 190.000 euros, con vencimiento en agosto de 2025. A este se suman otros, uno de ellos de dos millones con el Institut Català de les Finances y también con vencimiento en 2025.

El año pasado, la firma declaró un impuesto sobre beneficio de 589.788 euros, frente a los 765.406 del ejercicio anterior. A 31 de diciembre de 2020, tenía registrados activos por impuesto diferido por 12,6 millones de euros, al igual que a cierre de 2019, “correspondiente a bases imponibles negativas pendientes de compensar”.

Conoce en profundidad todas las caras de la moneda.
Suscríbete

Impacto de la pandemia

Wallapop considera que la crisis de la covid continúa generando incertidumbre. “La evolución de esta pandemia está teniendo consecuencias para la economía en general y para las operaciones de la sociedad”, reconoce en sus cuentas anuales. Añade que sus efectos en el futuro “son inciertos”, pero a la vez matiza que en el momento de la elaboración del informe no se habían producido efectos significativos en la actividad de la compañía. Tampoco considera que la crisis sanitaria cause efectos relevantes de cara al ejercicio de este 2021, como ha ocurrido para muchas empresas tecnológicas.

Asimismo, la empresa no menciona otros riesgos adicionales puedan complicar la operativa de la firma: “El principal reto de la compañía de cara al 2021 se centra en mantener la evolución positiva de los últimos años, mejorando de manera continua el producto y la monetización del mismo, con el fin de incrementar la cifra de negocios y los niveles de rentabilidad”.

Sobre la firma

L. Delle Femmine

Es redactora en la sección de Economía de EL PAÍS y está especializada en Hacienda. Es licenciada en Ciencias Internacionales y Diplomáticas por la Universidad de Trieste (Italia), Máster de Periodismo de EL PAÍS y Especialista en Información Económica por la Universidad Internacional Menéndez Pelayo.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS