El precio de la luz pulveriza otro récord y alcanza ya los 228 euros por megavatio hora

La presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, apunta la posibilidad de que la UE desvincule el gas de la formación de precios

Ursula von der Layen, presidenta de la Comisión Europea.
Ursula von der Layen, presidenta de la Comisión Europea.Reuters

El precio medio diario de la electricidad en el mercado mayorista volverá a romper récords este miércoles, disparándose hasta los 228,59 euros el megavatio hora (MWh), un 12,2% por encima de los 203,68 del martes y superando el anterior récord de 216 euros a los que llegó el viernes pasado. En solo seis jornadas de octubre se han registrado los tres precios más altos de la historia de la electricidad. Y con visos de seguir subiendo por los altos precios del gas, que es el que marca el marginal.

El precio más alto de este miércoles será martes se dará entre las 20.00 y las 21.00 horas, cuando alcanzará los 260 euros, también cota histórica, y el más bajo se registrará entre las tres y las cuatro de la tarde con 193,20 euros, de nuevo récord del precio mínimo más alto. Esta situación se produce en plena escalada del precio de todas las materias primas vinculadas a la energía en todo el mundo, como el gas, el petróleo y el carbón, lo que dispara al mismo tiempo los derechos de CO₂, también en máximos históricos.

Ante la subida de precios, la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, apuntó este martes la posibilidad de que la Unión Europea estudie “desvincular” del precio de la electricidad el del gas natural para controlar la subida de los precios energéticos. En Tallin, la jefa del Ejecutivo comunitario manifestó que “a corto plazo hablaremos en el Consejo Europeo y en dos semanas en un consejo formal, sobre cómo abordar el almacenamiento (de energía), una reserva estratégica y miraremos la composición global del mercado de la electricidad”.

Iberdrola critica al Gobierno

Por su parte, el presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, ha avisado este martes en Bilbao de que solo con un marco regulatorio estable y predecible para la energía continuarán las inversiones de su empresa. Galán ha criticado el “intervencionismo terrorífico” que se está dando en España en los precios de la energía cuando el aumento de la factura eléctrica es un problema a nivel mundial derivado de la subida continua del precio del gas natural e insistió en que no es culpa de las eléctricas ni del CO₂. En ese sentido, Sánchez Galán ha criticado que para combatir esa subida de los precios “solo” en España se han tomado medidas que cuestionan el marco regulatorio y que, por tanto, Iberdrola se va a replantear, como ya anunció la semana pasada, toda su política de inversiones en España.

No obstante, Galán añadió que la empresa está “abierta al diálogo y que espera que “se pueda reconducir” la situación. El ejecutivo salmantino hizo las manifestaciones en Bilbao, donde ha inaugurado el Global Smart Grids Innovation Hub, un centro de innovación que contribuirá a desarrollar las redes eléctricas del futuro. El presidente de Iberdrola ha destacado la necesidad de generar un “clima” que transmita “confianza a los inversores”. En este sentido, ha apuntado que hay que abordar la situación de los precios de la energía con un análisis “riguroso” y ha subrayado la importancia de la seguridad jurídica, ya que a su juicio las medidas que se han adoptado no se han hecho con rigor y se tenía que haber “evitado tomar medidas estructurales para momentos coyunturales”.

A su vez, el presidente de Repsol, Antonio Brufau, advirtió de que “la transición energética va a tener un coste” y señaló que un ejemplo es lo que está ocurriendo actualmente con el precio de producción de la electricidad. Brufau indicó que uno de los factores que explica este incremento es el alto coste de los derechos de emisión de CO₂ y señaló que este alto coste es fruto de una decisión de la Unión Europea que considera que debe ser elevado para incentivar a las empresas a invertir para reducir sus emisiones.

Sin embargo, avisó de que esta perspectiva de que los precios de los derechos irán al alza provoca que “aparezcan especuladores” que deciden adquirir un producto que saben que va a subir. Por ello, según Brufau, Europa comete “un error”, ya que permite a estos especuladores “posicionarse en largo” y que debería rectificar permitiendo dar la señal de que estos derechos puedan también cotizar a la baja.


Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS