Adidas vende Reebok al grupo estadounidense Authentic Brands por 2.100 millones

La firma alemana se centrará en potenciar su propia marca para liderar el mercado del material deportivo

El consejero delegado de Adidas, Kasper Rorsted, ante carteles de la marca alemana y de Reebok en Herzogenaurach (Alemania) en marzo.
El consejero delegado de Adidas, Kasper Rorsted, ante carteles de la marca alemana y de Reebok en Herzogenaurach (Alemania) en marzo.Michael Dalder (Reuters)

La firma alemana de ropa y material deportivo Adidas ha anunciado este jueves la venta de su filial Reebok al grupo estadounidense Authentic Brands Group (ABG), por un total de 2.100 millones de euros. Según ha anunciado la marca de las tres hojas, la operación, que se culmminará previsiblemente en el primer trimestre de 2022, se pagará en su mayor parte en efectivo. Adidas no saldrá demasiado beneficiada de la operación, dado que adquirió la marca en 2006 por 3.800 millones de dólares (unos 3.100 millones de euros al cambio de entonces), pero Reebok venía atravesando en los últimos años una época difícil y algunos cálculos rebajaban a la mitad el montante finalmente acordado.

Más información
Adidas recorta sus beneficios un 85% hasta septiembre por el freno del consumo
Una pelea muy deportiva

“Adidas anuncia que ha alcanzado un acuerdo definitivo para vender Reebok a Authentic Brands Group por un precio total de 2.100 millones de euros, de los que la mayoría se pagarán en efectivo al cierre de la operación y el resto, compuesto por un precio aplazado y variable”, dice el comunicado de la empresa alemana. Añade que la transacción está sujeta a las “condiciones habituales” de competencia. “Adidas tiene intención de compartir la mayor parte del efectivo que reciba de la operación con sus accionistas”, afirma la empresa, anticipando un empujón al dividendo.

“Reebok ha sido una parte valiosa de Adidas y estamos agradecidos por las contribuciones que la marca y su equipo han hecho a nuestra compañía”, afirma en la nota Kasper Rorsted, consejero delegado de Adidas. Además, augura que “con el cambio de propiedad, creemos que la marca Reebok estará bien posicionada para el éxito en el futuro. Jamie Salter, fundador y presidente ejecutivo de ABG comentó que “es un honor recibir el encargo de continuar el legado de Reebok”, asegurando que su intención es “preservar la integridad, innovación y valores de Reebok”, incluyendo su cartera de tiendas físicas.

En febrero de este año, Adidas anunció la puesta a la venta de Reebok como parte de su estrategia para los próximos cinco años. Como recuerda la firma, su estrategia “Own the game” (Adueñarse del partido) implica centrar los esfuerzos en la marca principal para liderar el mercado del material deportivo, por lo que entonces decidió estudiar alternativas para la filial estadounidense, que nunca dio los resultados esperados, a pesar de un plan de fortalecimiento de marca iniciado en 2016, denominado “Muscle Up” (Musculación), que la devolvió a la rentabilidad, sin más. A comienzos de 2020, vino el golpe de la pandemia y las dificultades de Reebok se acentuaron. En febrero de este año, fuentes del mercado aseguraban que el negocio de Reebok podría valer unos 1.000 millones de euros.

Adidas compró Reebok, con sede en Boston, por 3.800 millones de dólares en 2006, con la intención de ganar tamaño y competir con su rival estadounidense Nike. Pero su escaso rendimiento hizo que los inversores pidieran repetidamente que se deshiciese de la marca. Mientras tanto, la marca alemana ganaba posiciones y cuota frente a su rival, gracias a alianzas con celebridades como Kanye West, Beyoncé y Pharrell Williams.

Según Adidas, la venta de Reebok no tendrá impacto en las perspectivas financieras de este año ni en sus objetivos financieros de la estrategia hasta 2025.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS