SMI

El Banco de España pide “prudencia adicional” antes de subir el salario mínimo porque afecta a los más jóvenes

El gobernador, Pablo Hernández de Cos, dice que la decisión es del ámbito político

Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander.
Pablo Hernández de Cos, gobernador del Banco de España, en la Universidad Menéndez Pelayo de Santander.

El gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos, ha pedido este viernes “prudencia adicional” a la hora de subir el salario mínimo interprofesional (SMI) al considerar que “algunos de los colectivos potencialmente más afectados por esta medida”, en términos de destrucción de empleo o no creación de puestos de trabajo, “han sido particularmente los más afectados por la crisis”, entre los que ha mencionado a los jóvenes.

“Esto incorpora o exige un elemento de prudencia adicional”, ha aseverado Hernández de Cos, preguntado por su opinión acerca de un posible incremento del SMI durante las jornadas organizadas por la APIE (Asociación de periodistas de información económica), patrocinadas por el BBVA, dentro de los cursos de verano de la Universidad Internacional Menéndez Pelayo en Santander.

Las declaraciones del gobernador llegan semanas después de que se conociera un informe del Banco de España que concluye que el aumento del SMI en 2019, del 22% hasta 1.050 euros mensuales en 12 pagas, provocó un menor crecimiento del empleo de entre el 0,6% y el 1,1%. Aunque el supervisor no citó la cifra, si se toman los datos de asalariados de la EPA, esa estimación se traduce en una pérdida neta de entre 98.000 y 180.000 empleos.

Decisión política, no del supervisor

En todo caso, el gobernador ha aclarado que “le corresponde al ámbito político”, y no al Banco de España, valorar la decisión, que comporta beneficios en términos de mayores niveles de renta para los trabajadores con empleo, pero también de destrucción de puestos para los que tratan de colocarse. En su respuesta, Hernández de Cos ha aludido a la necesidad de contar con una mayor investigación económica a la hora de adoptar decisiones sobre las cuentas públicas.

Más información

El gobernador del Banco de España también ha recordado que el estudio presentado por la entidad es un documento “incompleto”, ya que evalúa el impacto aquella subida del SMI solo durante su primer año de vigencia, pero ha defendido que es “un análisis técnico muy riguroso”. “Luego habrá que ver qué pasa con esos trabajadores varios años después”, ha añadido.

Recuperar el PIB perdido de dos años

En una conferencia sobre “Prioridades de política económica en el contexto económico actual”, Hernández de Cos ha afirmado que el reto no es “volver al nivel de PIB de 2019, que nominalmente se dará a finales de 2022, sino también recuperar el crecimiento perdido” en 2021 y 2022.

Pablo Hernández de Cos ha dicho que sería un “error” dejarse impresionar por los crecimientos económicos que van a llegar en los próximos trimestres, pero también una “retirada prematura” de los estímulos. El gobernador, que ha clausurado el curso de verano, ha insistido en la necesidad de diseñar “con prontitud” el programa de consolidación fiscal que habrá que ejecutar tras la pandemia para sanear las cuentas públicas.

Igualmente ha defendido que la consolidación fiscal se haga cuanto antes, aprovechando el crecimiento económico. Es preciso, ha añadido, corregir las deficiencias estructurales en el mercado de trabajo (dualidad, políticas activas de empleo, empleabilidad), mejorar la dinámica de la productividad (incrementando el capital humano y tecnológico y favoreciendo el crecimiento empresarial), abordar el envejecimiento poblacional y sus implicaciones (sostenibilidad del sistema de pensiones) y la lucha contra el cambio climático.

Archivado En:

Más información

Te puede interesar

EmagisterPerfiles Profesionales 2022

Lo más visto en...

Top 50