Bernanke, Gertler, Kiyotaki y Moore ganan el premio Fronteras del Conocimiento del BBVA

El jurado destaca su capacidad para establecer la interrelación entre sector financiero y economía real y su efecto amplificador en las crisis

El expresidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en una foto de archivo.
El expresidente de la Reserva Federal, Ben Bernanke, en una foto de archivo.

La Fundación BBVA ha anunciado este jueves la concesión del premio Fronteras del Conocimiento de Economía a los profesores y economistas Ben Bernanke, Mark Gertler, Nobuhiro Kiyotaki y John Moore por “establecer la interrelación entre sector financiero y economía real y su efecto amplificador en las crisis”. El jurado ha destacado que todos ellos han contribuido a traer a un primer plano las consecuencias macroeconómicas de unos balances débiles, algo que antes de los años noventa había sido ampliamente ignorado. “Lo que tienen en común la Gran Recesión, la crisis de deuda europea y la actual recesión covid son unos balances débiles” en las empresas, financieras y no financieras, han señalado los responsables de conceder el galardón.

Bernanke, experto en la Gran Depresión, es el más conocido de todos ellos por haber asumido la presidencia de la Reserva Federal entre 2006 y 2014, donde fue nominado sucesivamente por George W. Bush y Barack Obama, presidentes de distinto color político, y le tocó afrontar el convulso periodo de la Gran Recesión. El BBVA ha tenido en cuenta la publicación que realizó en 1989 en la revista American Economic Review junto a Mark Getler (Universidad de Nueva York), uno de los economistas más citados del mundo, donde ambos mostraron que se establece un “bucle de retroalimentación negativa” entre los balances de las empresas, sus inversiones y su capacidad productiva, que puede propagarse hasta dar lugar a una crisis macroeconómica. El modelo demuestra que si una empresa debe salir a captar financiación en el mercado, el estado de su balance es clave: si la compañía presenta una situación financiera débil, aumentará la prima que debe pagar por la financiación, lo que reducirá su capacidad de adquirir préstamos y, por tanto, su inversión y su actividad productiva, lo que arrastrará a la baja los flujos de caja y el precio de sus activos y el capital y derivará en un mayor deterioro del balance.

Según explica la Fundación BBVA, en trabajos posteriores Bernanke y Gertler introdujeron el canal crediticio, el efecto amplificador que las dinámicas de préstamos de los bancos añaden a ese círculo vicioso: los bancos, a la hora de valorar una operación, tienen en cuenta el valor de las inversiones a financiar, pero también el ciclo económico y los estados financieros de las empresas que piden los préstamos. Los balances de las empresas que estén deteriorados por el impacto de una crisis extendida a la economía real tienen más complicado acceder al canal bancario, agregando ese nuevo efecto multiplicador de retroalimentación. Este canal, según detalla el acta del jurado, “muestra cómo los bancos débiles llevan a una crisis crediticia, en la que las compañías frágiles que dependen de su relación con los bancos sufren”.

En el caso de los otros dos premiados, los profesores Noburo Kiyotaki (Universidad de Princeton), y John Moore (Universidad de Edimburgo), que se conocieron en la London School of Economics, el jurado resalta que fueron capaces de explicar un nuevo efecto amplificador de ese bucle negativo: la doble condición de los activos que las empresas utilizan como garantía ante posibles impagos en los préstamos (como activo productivo y como colateral).

El premio, que en ciertos casos ha sido la antesala del Nobel para algunos de los galardonados, tiene un importante vínculo con la situación económica de hoy. En la actual crisis derivada de la pandemia de la covid-19, la debilidad de los balances de las empresas vuelve a estar en el punto de mira, y como apunta el jurado “preocupa que no puedan sobrevivir sin una prolongada inyección de dinero por los gobiernos y bancos centrales”.

Sus miembros concluyen que las investigaciones de los cuatro premiados han inspirado “una vasta literatura que creció particularmente rápido después de que las grandes crisis financieras de 2008 evidenciaran la relevancia de sus ideas”. Y señala que ha servido de punto de partida para nuevos trabajos. “Gracias a sus contribuciones, hoy es habitual que los economistas analicen las implicaciones que los balances de las empresas tienen en la política monetaria, para los controles de capital, para comprender el papel de la banca en la sombra —y sus peligros asociados— y para las reformas regulatorias prudenciales”.

Sobre la firma

Álvaro Sánchez

Redactor de Economía. Ha sido corresponsal de EL PAÍS en Bruselas y colaborador de la Cadena SER en la capital comunitaria. Antes pasó por el diario mexicano El Mundo y medios locales como el Diario de Cádiz. Es licenciado en Periodismo por la Universidad de Sevilla y Máster de periodismo de EL PAÍS.

Normas

Más información

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS