Telecomunicaciones

Telefónica, KKR y Amancio Ortega venden las torres de Telxius a American Tower por 7.700 millones

Las acciones de la operadora, que reducirá su deuda en 4.600 millones, se disparan en Bolsa. El grupo estadounidense sumará casi 31.000 nuevos emplazamientos para reforzar su liderazgo

Imagen de una torre operada por Telxius.
Imagen de una torre operada por Telxius.

Telefónica continúa en su política de recorte de deuda por la venta de activos. La operadora y sus socios KKR y Pontegadea en Telxius han llegado a un acuerdo con American Tower Corporation para la venta de su división de torres de telecomunicaciones en Europa (España y Alemania) y en Latinoamérica (Brasil, Perú, Chile y Argentina) por un importe de 7.700 millones de euros. La operación ha disparado la cotización de las acciones de Telefónica un 9,67% al cierre de la sesión, hasta los 3,97 euros por título.

La operadora española recibirá 3.850 millones de euros en efectivo, correspondientes al 50,1% que posee de Telxius, con una plusvalía de 3.500 millones de euros, una cantidad que destinará íntegramente al pago de deuda. La deuda financiera se reducirá en aproximadamente 4.600 millones debido a que, además de la plusvalía, alrededor de 900 millones es deuda asociada a las torres en Alemania.

Los socios de Telefónica en Telxius obtienen una rentabilidad incluso mayor dado que apenas se habían integrado en la sociedad hace dos años. El fondo estadounidense KKR percibirá casi 3.080 millones por sus activos en función del 40% de su participación, con una importante plusvalía ya que adquirió ese porcentaje a finales de 2017 por 1.275 millones. Por su parte, Pontegadea, el vehículo de inversión de Amancio Ortega, percibirá 770 millones, más del doble de la cantidad que invirtió en julio de 2018, cuando adquirió casi el 10% de la filial de antenas de Telefónica. Es la segunda operación en importancia en este segmento, tras la venta por Hutchison de todos sus emplazamientos en Europa por cerca de 10.000 millones, a finales de 2020.

La operación, notificada esta madrugada a la SEC estadounidense, incluye la venta de 30.722 emplazamientos, situados en España, Alemania, Brasil, Perú, Chile y Argentina. La compra se completará en dos operaciones independientes, una para los activos situados en Latinoamérica y otra para los que se encuentra en Europa, una vez que se consigan los permisos regulatorios, según el hecho relevante enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). American Tower calcula que la operación se completará a lo largo del segundo trimestre de 2021.

Telefónica había barajado varias soluciones para rentabilizar su filial Telxius, incluyendo una salida a Bolsa de la que ya tuvo un intento fallido en septiembre de 2016. Al final ha optado por la venta directa, la más rápida para reducir una deuda que, al cierre del tercer trimestre de 2020, ascendía a 36.676 millones de euros (43.000 millones si se incluyen arrendamientos), con un ratio de apalancamiento de 2,77 veces el beneficio bruto (Oibda), que ahora se reducirá en 0,3 puntos. La venta se produce con un multiplicador de 30,5 veces el Oibda de la división de torres.

Tras la venta de las antenas a American Tower, Telxius se queda casi como un cascarón vacío de activos, aunque mantiene 100.000 kilómetros de cable submarino, valorados en 2.000 millones de euros. Además, Telefónica Infra, la división de infraestructuras donde está también integrada Telxius, posee las torretas del Reino Unido que actualmente están aparcadas en Cornerstone, la sociedad conjunta que posee con Vodafone al 50%. También posee el 50% de la sociedad conjunta lanzada con Allianz en Alemania para desplegar fibra óptica en las zonas rurales del país.

Según Telefónica, esta operación se encuadra en la estrategia del grupo, que contempla, entre otros objetivos, “una política activa de gestión de cartera de sus negocios y activos, basada en la creación de valor y acelerando, al mismo tiempo, la reducción de deuda orgánica”.

Liderazgo de American Tower

Por su parte, American Tower se convierte en el primer proveedor de Telefónica tanto en Europa como en Latinoamérica, y mantiene su condición de socio en proyectos estratégicos en Brasil, Argentina y Colombia. Entre otros aspectos, el mencionado acuerdo de venta contempla un compromiso de empleo por parte de American Tower, que asumirá 250 trabajadores de Telxius. Las operadoras del grupo Telefónica mantendrán los actuales contratos de arrendamientos de las torres suscritos con las sociedades vendidas filiales de Telxius Telecom.

American Tower, con presencia en 20 países y 181.000 emplazamientos, refuerza su liderazgo en Latinoamérica y se hace fuerte también en Europa, presionando a Cellnex, la compañía participada por el grupo Benetton, que también pujaba por hacerse con los activos de Telxius. La empresa estadounidense invertirá cerca de 500 millones de dólares en construir cerca de 3.300 emplazamientos en Alemania y Brasil, hasta el año 2025. Espera que los activos de Telxius le reporte unos ingresos de 775 millones de dólares (635 millones de euros) y 390 millones de dólares (320 millones de euros) de Ebitda, en su primer año completo en su cartera, según indicó en un comunicado.

Su consejero delegado, Tom Bartlett, ha señalado que esta transacción es transformacional para el negocio de la empresa en Europa, donde se convertirá en uno de los principales proveedores independientes de infraestructuras. “También complementa nuestro portfolio en Latinoamérica y nos posiciona para un fuerte crecimiento orgánico a largo plazo en ambas regiones”, indicó el directivo en un comunicado.

El presidente de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, señaló en un comunicado que “se trata de una operación que tiene sentido estratégico dentro de nuestra hoja de ruta. American Towers era nuestro segundo proveedor tras Telxius”. El directivo añadió que “tras esta gran operación seguiremos centrados en nuestros objetivos más ambiciosos: la integración de O2 con Virgin en el Reino Unido, la compra de los activos móviles de Oi en Brasil y la reducción de la deuda”.

La operación forma parte de la estrategia replicada por cada una de las grandes operadoras de crear filiales de infraestructuras de fibra y móvil para luego venderlas y reducir deuda. Vodafone ha creado Vantage Towers que saldrá a Bolsa este año; Orange también ha creado filiales en los países donde opera y MásMóvil ha vendido gran parte de su red de fibra a los fondos Macquarie y Aberdee.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterCursos Recomendados

Lo más visto en...

Top 50