Grupo PRISA

La junta de PRISA destituye a Javier Monzón como presidente del grupo

El fondo Amber propuso el cese y la propuesta fue aprobada por el 52,2% de los votos

Imagen de la Junta General Extraordinaria de Accionistas de PRISA celebrada el 29 de enero de 2020.
Imagen de la Junta General Extraordinaria de Accionistas de PRISA celebrada el 29 de enero de 2020.SANTI BURGOS

La junta general extraordinaria de accionistas de PRISA (grupo editor de EL PAÍS), celebrada este viernes de manera telemática, ha aprobado la destitución de Javier Monzón como presidente del grupo.

La propuesta ha sido sometida a votación a petición del fondo de inversión Amber Capital, el principal accionista del grupo, con el 29,84% del capital, ya que no estaba incluida en el orden del día, y ha obtenido el respaldo de la mayoría de los accionistas.

El cese se ha aprobado por un estrecho margen, con un apoyo del 52,2% de la junta, que equivale a aproximadamente un 44% del capital, ya que en la junta estaba presente o representado un 84,5% de este. El principal apoyo a la propuesta de cese de Monzón formulada por Amber ha sido el de Telefónica, con su 9,4% de participación. En contra han votado el 46,1% de los accionistas presentes en la junta, equivalentes a un 39% del capital, y se ha abstenido el 1,6% de los accionistas. El vicepresidente y consejero en representación de Amber, Joseph Oughourlian, asumirá la presidencia del grupo temporalmente hasta que se convoque una reunión del consejo de administración para nombrar un nuevo presidente.

Intervenciones de Amber y Monzón

Amber ha justificado la petición de incluir el cese del presidente en el orden del día de la junta por las discrepancias que mantiene con Monzón sobre la estrategia para impulsar el negocio del grupo. “Contamos con activos únicos, grandes marcas y un equipo de altísimo nivel. Amber impulsó la separación de los negocios de medios y de educación [Santillana] de PRISA al considerar que ello permitirá desarrollar estrategias industriales en ambos negocios, así como la consolidación de su liderazgo en España y América Latina atrayendo inversores de primer nivel y creando un proyecto ilusionante. Esta decisión estratégica no debe significar en modo alguno desmembrar el grupo y mucho menos a cualquier comprador y a cualquier precio sino todo lo contrario. Se trata de apostar por nuestros negocios. Javier Monzón no comparte claramente esta visión estratégica, por lo que Amber considera que ha llegado el momento de que no siga al frente del grupo. No podemos seguir confiando en quien pretende ejecutar una estrategia que consideramos contraria a los intereses sociales y de los accionistas”, ha comunicado a la junta, según la intervención leída por el secretario del consejo de administración.

Asimismo, el fondo ha señalado que hubiese preferido que “Monzón se apartase voluntariamente de su cargo y así se lo ha hecho saber, pero ante su reiterada negativa, Amber se ha visto obligada a tomar una decisión tan excepcional como proponer su cese en junta de accionistas”.

En la intervención de réplica, Monzón defendió su gestión y negó que se haya opuesto a la estrategia de dividir el grupo en las dos áreas de educación y medios, asegurando que su actuación se ha guiado siempre por buscar el consenso entre accionistas y consejeros. “Me alegra que Amber haya mostrado su confianza en el futuro de PRISA y en los equipos de gestión de la compañía y me alegra también la confianza en la hoja de ruta de separación de los negocios, que es un objetivo común del consejo desde comienzos de este año. Pero no es veraz ni responde a los hechos que yo no comparta esta visión estratégica, que he impulsado y que creo haber conseguido que haya sido aceptada por el consejo por unanimidad y por una amplísima mayoría que me consta de nuestros accionistas. Siempre he actuado con el ánimo de buscar el entendimiento de los accionistas y así lo seguiré haciendo en todo momento, porque eso es lo que beneficia a la compañía. He evitado siempre la división o fractura entre los accionistas y consejeros y en un día como hoy he querido seguir actuando igual”, ha dicho Monzón que, previamente, había puesto su cargo a disposición del consejo en una intervención que no se pudo escuchar bien por problemas técnicos.

Javier Monzón (Madrid, 1956) se incorporó al consejo de PRISA en noviembre de 2017. En febrero de 2018 fue nombrado vicepresidente y desde el 1 de enero de 2019 era presidente del consejo de administración. Empresario y economista experto en finanzas y tecnología, fue máximo responsable de Indra desde su creación a finales de 1992 hasta enero de 2015. También ocupó diversos cargos en Caja Madrid, Arthur Andersen y Telefónica, además de ser miembro de varios consejos de administración de distintas sociedades.

La junta de PRISA ha aprobado con amplia mayoría todos los puntos del orden del día, entre ellos, la autorización para la venta del negocio de Santillana España a la finlandesa Sanoma por 465 millones de euros. Otros asuntos aprobados han sido la política de remuneraciones de los consejeros aplicable para los ejercicios 2020 y 2021, la modificación de los artículos 15 y 24 (formulación y verificación de las cuentas anuales) de los estatutos sociales de PRISA y cambios del reglamento del consejo de administración.

Por otra parte, la consejera independiente Sonia Dulá ha presentado su dimisión por motivos personales y profesionales.

Archivado En:

Te puede interesar

EmagisterFORMACIÓN CON DESCUENTO

Lo más visto en...

Top 50