Datos de paro

El mercado laboral recupera en noviembre los 19 millones de ocupados por primera vez desde el estado de alarma

El paro aumenta en más de 25.000 personas y la cifra de afectados por ERTE llega a casi 750.000

Una mujer saliendo de una oficina de empleo de Sevilla, este miércoles.
Una mujer saliendo de una oficina de empleo de Sevilla, este miércoles.PACO PUENTES

El mercado laboral, con la gran ayuda de los ERTE, está mostrando más vigor del previsto en una crisis económica sin precedentes. En noviembre ha vuelto a subir la afiliación. Van siete meses seguidos. Lo que ha servido para que la media de cotizantes con empleo llegara el mes pasado a 19.022.002. Se recupera de esta forma la cuota de 19 millones por primera vez desde marzo, cuando se decretó el primer estado de alarma.

In English

El paro registrado, por su parte, aumentó en 25.269 desempleados, según los datos de los Ministerios de Trabajo y Seguridad Social. La cifra total de personas sin trabajo inscritas en las oficinas públicas llegó a los 3,85 millones.

Para tener un cuadro completo de lo que sucede en el mercado laboral, hay que mirar los ERTE. El mes pasado aumentó algo la cifra de afectados y llegó a los 746.900 a finales de noviembre, unos 18.500 más que al acabar octubre. Estos números son similares a los que había en agosto pasado.

Esos 750.000 trabajadores, con el contrato suspendido o la jornada reducida, cuentan en las estadísticas como afiliados a la Seguridad Social con empleo. Este es uno de los elementos que demuestra que, a pesar de ese regreso a los 19 millones de cotizantes, la situación en el mercado laboral dista muchísimo de haber vuelto la normalidad precovid-19. Otra evidencia se encuentra en que hay 354.877 afiliados menos que hace un año o casi 230.000 menos que en febrero.

También los datos de contratación muestran un mercado laboral bastante menos dinámico desde que explotó la pandemia. En noviembre se firmaron 1,45 millones de contratos, un 17,8% menos que en el mismo mes de hace un año. Y si se toman los primeros 11 meses el desplome en la contratación es mucho mayor. Si hasta noviembre de 2019 se habían firmado más de 20 millones de contratos; en el mismo periodo de 2020, se queda en 14,59 millones.

Sin embargo, y teniendo en cuenta estas importantes salvedades, la tendencia de fondo es positiva. Los datos desestacionalizados de afiliación ―en los que se eliminan de la estadística los efectos propios del calendario― muestran un incremento incluso mayor: 107.505 nuevos empleo, un dato en línea con lo pronosticado por el ministro de Seguridad Social, José Luis Escrivá, en sus redes sociales.

La mejora de la afiliación ha estado bastante repartida por las diferentes ramas de actividad. La que más ha ganado en noviembre, tomando los datos del régimen general, ha sido la educación, con algo más de 30.000 nuevos empleados. Le siguen las actividades administrativas y el sector público, en ambos casos la ganancia supera los 12.000 cotizantes. En el lado negativo aparece la hostelería, que cayó en casi 78.000 afiliados.

A diferencia de lo que ha sucedido en noviembre en los años inmediatamente anteriores, este año la Seguridad Social ha cerrado el mes con datos positivos. En cambio, el paro ha registrado un saldo negativo. Esto a primera vista puede parecer contradictorio, pero no tiene por qué serlo. Ambas datos tienen fuentes distintas y, además, que suba o baje el desempleo no solo está en función del mercado laboral sino también de aspectos demográficos, como que haya más o menos población activa.

Lo más visto en...

Top 50